Google+

miércoles, 10 de febrero de 2016

La vie en rose

taxi rosa
Leo en El Mundo lo contentas que están las mujeres con posibles que viven en El Cairo con la aparición de un nuevo servicio de taxi, el taxi rosa (invento que ya existe en algunas ciudades sudamericanas e incluso en Londres, o Barcelona hubo quien se lo planteó), la gozosa iniciativa que cuenta con el apoyo explícito del gobierno establece varios requisitos tecnológicos como cámaras, cierres centralizados o alarmas y otros personales, las taxistas tienen que ser mujeres licenciadas universitarias con dos años de experiencia conduciendo por la ciudad y las usuarias deben ser mujeres solas o acompañadas de hombres, mujeres o niños que soliciten el servicio por teléfono dejando constancia de su número de DNI, ya están pensando en el diseño de la consiguiente App; el servicio viene a completar la actual oferta de autobuses específicos para mujeres. Casi todo el mundo parece encantado con la idea que sirve para reducir el acoso sexual que parece haberse desmandado desde la caída del régimen de Mubarack.

Bus rosa
Me pienso cariota y reconozco que ante el panorama, usaría el servicio si precisase coger un taxi y me aprendería bien cuando pasa el bus rosa para ahorrarme malos tragos y restregones asquerosos, y así me resulta más difícil afirmar que esto es un retroceso, que la creación de estos santuarios rosas transmiten mensajes muy peligrosos como que la que se sube a un taxi blanco y negro o a un autobús normal ya sabe lo que le espera así que poco quejarse o que el impulso de acosar sexualmente a mujeres es irresistible para cualquier hombre-hombre.

Caminar en paz
Suspiro pensando que Egipto está muy lejos, que aquí esas cosas no pasan tanto y que lo de un estadio de fútbol llamando puta a una mujer maltratada es tan sólo una extravagancia bética, pero no termino de verlo claro, si lo que hacemos es escondernos, ¿no les estamos dejando el espacio público a ellos, a los peores de entre los hombres?


¿Era esto La vie en rose?

martes, 9 de febrero de 2016

De Q en Q y sigo sin aclararme

ellos pactan, tú pagas
Nos cuentan que lo importante no es con quien sino el para qué y el argumento parece bueno, pero no termina de sonarme redondo, es como si una nota discordante subiera un par de tonos por encima del ármonico, así que llevo días callada, rumiando lo que dicen unos y otros, leyendo lo que analizan los expertos y atendiendo las conversaciones en el tranvía o en el café.

lunes, 8 de febrero de 2016

Tormentas en el blog

La semana pasada sentí una alteración en la fuerza, pequeña y alejada porque porque nunca había transitado por esa zona de la galaxia, me pilló mayor lo de Tuenti y a pesar de que mis hijos tenían una cuenta creo que ninguno de los dos terminó de enredarse demasiado en ella.

domingo, 7 de febrero de 2016

Cachiporra torpe

libro caliente
En el primer año de estudios en un centro religioso del que guardo un recuerdo real, (de la primera vez apenas quedan un par de fotos en blanco y negro de una niña muy pequeña luciendo uniforme y con una palmera en la cabeza) me sucedió algo muy curioso, la profesora de Lengua y Literatura de 1º de BUP, una seglar con faldas al borde de la rodilla nos mandó un libro para leer en las vacaciones de Navidad: Últimas tardes con Teresa de Juan Marsé.

Soy lo inesperado

Año nuevo chino Año del Mono de fuego
El día del Año Nuevo Chino nos ofrece la oportunidad de empezar de nuevo, por si acaso el escaso mes y medio que llevamos del 2016 no está resultando como esperábamos, podemos apuntarnos a celebrar el Año del Mono de fuego e intentarlo de nuevo.