Google+

viernes, 2 de diciembre de 2016

Sin ir tan lejos

 
Hay veces que nos empeñamos en viajar muy lejos, cuando lo que buscas está a la vuelta de la esquina.

Feliz fin de semana.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

La cara oculta de tu escapada

Me gustan los hoteles, los grandes, inmensos e impersonales en los que puedes imaginarte anónima y desconocida, con libertad para interpretar un papel diferente, y los pequeños, casi íntimos donde puedes soñarte acogida en secreto para disfrutar de un encuentro prohibido, invitada a pasar unos días en el campo al estilo de las hermanas Brontë, o incluso propietaria de la mansión (vale, los hoteles me ponen fantasiosa), me gustan las habitaciones pulcras, las sábanas tirantes, el pequeño ejército de botecitos que te saludan en el baño (incluso el más que inútil “gorro de ducha”) los armarios vacíos, con su manta de refuerzo, las ventanas que se abren sobre realidades que me son extrañas y el cartelito de No molestar y Arregle mi habitación (lo de la cama abierta con el bombón…placer de diosas)

Pero de un tiempo a esta parte reconozco que me siento rara, extraña, casi culpable, da lo mismo el precio que yo pague por mi habitación, seguramente la mujer que la ha preparado para que me sienta bienvenida, la que la mantendrá limpia y acogedora, la que plegará sábanas y toallas, la que repondrá los botecitos y borrará las huellas de mi paso por la ducha, cobrará 2 euros por hacerlo

Aunque a Pablo Casado le parece que mejor eso que nada (el vídeo merece un visionado completo), a mí me hace sentir indigna, cómplice de un abuso a quienes no tienen otra opción, porque nadie trabaja a destajo por una miseria pudiendo negarse, nadie.

Gracias al revuelto que han provocado las declaraciones de su máximo responsable, sé que en la cadena AC by Marriott el servicio de limpieza de habitaciones no está externalizado y por tanto las camareras de piso cobran un salario justo, pero ¿es el único que entiende que no se puede construir nada sobre el abuso de los demás y dormir tranquilo por estupenda que sea la suite? 

Recuerdo las muchas posibilidades que buscadores de hoteles como Trivago o Booking me ofrecen para elegir establecimiento; las estrellas, la distancia, la valoración de los clientes, los servicios del hotel, el tipo de desayuno, las comodidades de la habitación, la disponibilidad de WiFi, la admisión de mascotas, la pantalla plana…y pienso en que me gustaría poder filtrar por decencia, por la justicia de los salarios de los profesionales que van a atenderme e imagino un indicador similar a los de Comercio Justo, algo así como una etiqueta que asegure que en este hotel las personas no son explotadas laboralmente.

O en una nueva vuelta de tuerca optar por el sistema de los cruceros donde las propinas para el personal de servicio están tasadas y forman parte de su sueldo.

martes, 29 de noviembre de 2016

El cuento de Rosa

No es la primera y no será la última, pero la muerte de Rosa parece haber provocado una pequeña brecha en el muro de silencio que rodea la pobreza en nuestro país y en especial la pobreza energética para la que no se ha aprobado una tregua invernal que impida el corte de suministros en invierno, como se hace en la mayoría de los países europeos.

Aquí, hoy, en 2016, se puede morir en condiciones aterradoras, aquí, hoy, en 2016 se puede luchar sin medios contra la oscuridad y el frío, mientras las ciudades compiten con la fastuosidad de sus alumbrados navideños.

domingo, 27 de noviembre de 2016

Rita

Rita Barberá
El fallecimiento de Rita Barberá (que la tierra le sea leve) nos cogió de vacaciones tardías de otoño, así que solo de refilón he estado al tanto de las reacciones, de la polémica sobre si el Congreso le debía un minuto de silencio a la exalcaldesa de Valencia y Senadora del grupo mixto, y sobre todo de la matemática precisión con la que se cumple aquello de que España no hay como morirse para subir a los altares.

jueves, 17 de noviembre de 2016

El discurso del Rey

Aunque tras leer (no he podido verlo en directo y no me gusta quedarme con los cortes "interesados") el discurso del Rey Felipe VI ante las Cortes Generales, (AQUÍ el enlace) la tentación de escribir sobre la película del mismo nombre es enorme, el agua del Ebro me hace cabezona y allá vamos.

martes, 15 de noviembre de 2016

lunes, 14 de noviembre de 2016

Superluna de miel

El pasado fin de semana celebramos las Bodas de Oro de mis padres con una escapada. A los pies de los Mallos de Riglos nos reunimos hijos, yerno, nueras y nietos para festejar un viaje apasionante.

A su lado revisamos una larga vida reflejada en imágenes, primero en blanco y negro, más tarde en una suerte de color casi desvaído (el proceso de escaneo no mejora mucho el tono amarillento de las fotografías de verdad) para pasar después a una inmensidad casi inabarcable de imágenes digitales con las que quizás creemos retener a nuestro lado los momentos más alegres: bodas, nacimientos, primeros pasos, festivales escolares, fiestas navideñas y viajes. Cincuenta años dan para muchas fotos con las que recorrer la ilusión del noviazgo, el nacimiento de la primera arruga, el brillo de las primeras canas mientras los hijos crecen y antes de darte cuenta se convierten en padres, e incluso el susto de los inevitables achaques.

Gracias a las nuevas tecnologías, incluso nuestros emigrantes australianos pudieron hacerse presentes y velar ojos y palabras. Ha sido un fin de semana hermoso, al que sin duda se apuntaron quienes nos han ido abandonando, puliendo una luna como no volveremos a ver, quizás su manera de contarnos que a pesar de los pesares (y en cincuenta años, quién no ha llorado) la suya ha sido y sigue siendo, una enorme luna de miel, o en palabras de mi madre “visto así; todo seguido, me gusta