Google+

martes, 30 de agosto de 2016

Sin dilema


Una, me atrevería a calificar de peligrosa, mayoría de medios de comunicación y opinadores profesionales, parecen haberse puesto de acuerdo en que nos encontramos ante un dilema: 

“O gobiernan Mariano Rajoy y sus secuaces, 
o votamos por Navidad” 

Al parecer que la mayoría de quienes se acercaron a las urnas optaran por otro candidato, no tiene relevancia, que se trate de un partido bañado en corrupción, imputado por financiación ilegal, en el que parece ser lo habitual recibir regalos, prebendas y dinero contante y sonante, de futuros contratistas de diferentes administraciones (los empresarios nada ponen realmente de estas mordidas que salen de los artificiales incrementos de precio de los contratos) y se considera normal y razonable optimizar fiscalmente los ingresos (ocultando bienes al fisco, parapetándose tras familiares y empresas o llevándoselo directamente a Suiza o Andorra), que se trate del directo responsable de los recortes más salvajes y crueles que han sufrido los servicios públicos y de la mayor merma en derechos y libertades básicos desde que terminó la dictadura, mientras dispara la deuda pública y dilapida la hucha de las pensiones, no tiene importancia alguna. 

Como si de un mantra místico y poderoso se tratase, se nos recuerda que necesitamos un gobierno, al parecer tenemos una tremenda prisa en darle otro tajo a la sanidad pública, precarizar más el mercado de trabajo, volver a subir el precio de la luz, eliminar más asignaturas que solo sirven para pensar, abandonar más dependientes, empujar al extranjero a más jóvenes formados, multiplicar las tasas de los másteres para que entendamos que el futuro es un país de camareros, seguir protegiendo a la banca, vender lo que nos quede y mantener, con pólvora del rey, bien engrasadas las opiniones y voluntades de quienes deben alimentar, día a día, el discurso único de yo o el caos

Al parecer tenemos una prisa loca por recordarles a los que cayeron en los primeros embates de la estafa que si no triunfan es porque no quieren, que todos podemos ser emprendedores, que tener casa está muy sobrevalorado, que si no entiendes al trilero del banco o la caja es culpa tuya, que calladitos estamos más guapos, que las cosas son como son y la gente de bien lo sabe, que más valen tres euros la hora que nada y que hay que ser español y mucho español, aplaudir a Bertín, ovacionar a los toreros sin ponerse la minifalda, seguir de cerca a las Campos y no meterse en política. 

Pero no es cierto, otras mayorías son posibles, por mucho que se empeñen en sobredimensionar las diferencias y las dificultades, no hay nudo que no pueda ser cortado, salvo que la puñalada al 135, siga sujetando voluntades.

lunes, 29 de agosto de 2016

Turistas por Portugal (IV) Oporto

Oporto
Porto, luce desde 1996 el galardón de Patrimonio de la Humanidad, un reconocimiento que apenas permite adivinar la belleza de esta hermosa ciudad recostada sobre el puerto del que toma el nombre y que contempla coqueta su reflejo en las aguas de un caudaloso Duero, vía de comercio e intercambio. 

sábado, 27 de agosto de 2016

La tela trae cola

Como al parecer la trepidante política nacional no basta para rellenar toda la prensa veraniega y apenas ha comenzado la liga, parece que el candidato más firme al título de serpiente del verano se lo lleva la polémica del burkini, más allá de la resolución del Consejo de Estado francés prohibiendo la prohibición, parece que se ha convertido en la prensa patria en estupendo campo de batalla, una vez más contra las feministas, las mujeres a las que se tilda de "feminazis" o "pijaflautas" como en el último artículo de Jorge Bustos para El Mundo, una joyita más de mal gusto y soberbia indigestión de testosterona.

viernes, 26 de agosto de 2016

Turistas por Portugal (III) Óbidos, Nazaré y Aveiro

Con el café aún bajando por la garganta nos apostamos en la fila a esperar al autobús, los de Pina no han conseguido las primeras posiciones (los abuelos con el nieto adolescente se les han adelantado, la experiencia de quien es capaz de plantar la sombrilla en primera línea de playa en el mismísimo Benidorm, se ha impuesto) pero desde luego nos han vuelto a ganar. 

miércoles, 24 de agosto de 2016

A vueltas con la tela

Lo reconozco, me falta sororidad cuando leo las andanzas de Mariló Montero autodenunciándose por no llevar casco (?), veo de refilón a las Campos mostrando su sencillo modo de vida y las sabias sentencias que regalan a una audiencia que no puedo evitar percibir tan incomprensible como los votantes del PP, o paso junto a una mujer con pañuelo a la cabeza, (si además es verano y ella va cubierta hasta las manos y los pies paseando, un par de pasos detrás, con un hombre que muestra mucho más de lo que me gustaría ver de su cuerpo,  grrrrrr....)

lunes, 22 de agosto de 2016

Turistas por Portugal (II) Sintra, Cascais y Estoril

Dispuestos a no padecer de nuevo la ausencia de aire acondicionado y la visión imposible de la última fila, nos conjuramos para llegar antes a la cita con el autobús, ilusos principiantes, con más de 15 minutos de adelanto, los de Pina ya han establecido su formación tortuga. 

Palacio Nacional de Sintra
A pesar de ello, ser cuatro nos otorga cierta ventaja y encontramos asientos con ventana y aire (la ola de calor pasa ya de marejadilla a fuerte marejada), y Sintra, un reducto de árboles enormes muy cerca de Lisboa, y su palacio nacional manuelino (para visitar el de la Penha no hay tiempo ¿quién programa estos itinerarios?) nos reciben con las calles a medio poner.

sábado, 20 de agosto de 2016

No queremos vivir con miedo

Hay muchos aspectos que hacen diferente la violencia machista, uno de ellos es que tanto el agresor como la victima están determinados con claridad, no se trata de una persona amenazada por una organización cuyos miembros son desconocidos, ni de alguien que en cualquier momento puede elegir por razones personales o puro azar a su víctima. En este tipo de violencia conocemos al atacante y a su víctima, la incógnita es saber si éste pasará del dicho al hecho y cumplirá sus amenazas, siendo las zonas de sombra el momento y el lugar.