Google+

lunes, 3 de agosto de 2015

Una nueva aventura: No todo es cine

Libros, reseñas
Hago un alto en la recién comenzada vagancia vacacional para comentaros que con l@s compañer@s de El Buscalibros, el blog de reseñas literarias en el que hace ya tiempo que colaboro, acabo de iniciar una nueva andadura virtual, un nuevo espacio colectivo sobre cine y series de televisión, así que no dejéis de visitar No todo es cine, dónde hemos empezado muy fuerte; animación, series raras y películas sorprendentes, un modo interesante de aprovechar las muchas horas de este verano que os deseo especial (recordad, éste no volverá)



jueves, 30 de julio de 2015

La valla más alta, más cruel también es francesa

fronteras de sangre
El Gurugú francés se llama Calais y las alambradas de espino que nos sonrojan en Melilla se van a replicar en la boca del Eurotúnel, mientras autoridades británicas y francesas recurren a un discurso que sabe a manido y cruel: las mafias, de nuevo el elefante blanco al que responsabilizar de todo aquello que no somos capaces de abordar y que como ciudadanos honrados, europeos orgullosos y personas de bien nos negamos a contemplar con crudeza. 

El problema en Melilla, las playas del Tarajal, las costas de Lampedusa, o las depauperadas fronteras de Grecia ha conseguido llegar, con la brújula puesta siempre en el norte, a las costas de Calais último paso para alcanzar la mítica Albión, quizás en sus sueños puerta hacia la lejana meca americana. 

Y por mucho que nos guste identificar un enemigo sin dobleces, malo de verdad, la realidad es que lo que tenemos enfrente no son las mafias que viven del miedo y la esperanza de quienes aún luchan contra su destino de muerte y esclavitud, por mucho que existan, se lucren y abusen; la verdad que no queremos contemplar es que sus lugares de origen, sus hogares se han convertido en espacios sin futuro donde quedan personas valientes que se niegan a morir sin pelear el sueño de una vida mejor, de un futuro digno.

Aunque negemos realidad,  ell@s seguirán muriendo a los pies del Gurugú, en una patera en las aguas azuels y verdes del Mediterráneo o si han tenido más suerte, destrozando sus cuerpos en el eurotúnel, porque la solución es siempre la misma, más policías, más controles y la valla más alta, más cruel.

miércoles, 29 de julio de 2015

Hoy no toca

Hoy no toca hablar de Manuela Carmena, ni de Ahora Madrid, ni del Ayuntamiento de capital de España, hoy simplemente no toca. No olvido la máxima periodística de que sólo es noticia que un hombre muerda a un perro y no a la inversa, pero no deja de resultar paradójico que con la lupa mediática a que ha sido sometido el ayuntamiento radical promotor de los soviets desde antes incluso de alcanzar la investidura; tuits descontextualizados y más viejunos que la tos a quienes nadie reconoce su cruel y negro humor; indignación modosa y más allá del ultracatolicismo por el semi desnudo de su portavoz en una reivindicación; descrédito por el uso del transporte público; acusaciones de nepotismo en el reino del PP; ataques foribundos a una web copiada de la Comisión Europea...hoy no se habla de la paralización de la venta de viviendas sociales a un fondo buitre, de la defensa de los derechos de quienes las ocupan. 

Carmena y sus chic@s no ocupan portadas, acalorados debates o columnas de opinión porque, al parecer, cumplir con el programa es lo normal aquí, y como no decir nada quedaría muy raro, la noticia se coloca al ladito de la polémica de los bustos del Rey, que es un tema mucho más interesante o trascendente, a escasos centímetros de la ofendida Cifuentes que en vez de hacer limpieza pretende disfrazarse de acusación particular contra la Púnica, sólo cabe esperar que dentro de cuatro o cinco años, algún juez honrado y valiente, les niege la condición de ofendidos para reconocerles la de, cuanto menos, partícipe a título lucrativo.