Google+

sábado, 28 de mayo de 2016

Reformas o mundanza

Uno de mis programas favoritos de televisión es uno canadiense sobre decoración, Love it or List it, en él una familia cansada de los desajustes de su vivienda se plantea si merece la pena reformarla o venderla y con la ayuda de una decoradora y un agente inmobiliario se embarcan en ambos procesos a la vez, para finalmente decidirse por una u otra opción.

Uno de los protagonistas defiende apasionadamente la idea de quedarse, convencido de que lo que en su día les enamoró puede volver a funcionar por mucho que por el camino la familia haya crecido, las necesidades hayan cambiado y lo que era un toque clásico se ha convertido con el paso del tiempo en una antigualla poco o nada glamourosa, y lo está porque junto a las paredes, los baldosines del baño o la encimera descolorida de la cocina atesora una enorme cantidad de buenos recuerdos; los primeros años de la pareja, la llegada de los hijos, las fiestas familiares e incluso las aventuras y desventuras de las chapuzas en familia empapelando el pasillo o montando un armario de IKEA.

El otro entiende que donde caben dos no caben cinco, que las paredes no crecen por mucho que las pintes de blanco y que si necesitas dos baños, uno más bonito no te resuelve nada, así que está dispuesto a guardar sus recuerdos y seguir adelante en una nueva casa que responda a sus necesidades actuales sin sentir que por ello traiciona las que tomó en el pasado e incluso ilusionado por empezar a escribir otra página de su vida en común, sin partir de cero ya que es la venta del pasado lo que financia el futuro.

Salvo cuando necesitan imperiosamente más habitaciones o las deficiencias de la vivienda tienen difícil o imposible solución, la reestructuración de los espacios y una decoración más funcional suelen ganar la partida; se quedan en su casa de siempre que parece otra. Ganan las reformas frente a la mudanza.

Creo que como sociedad tenemos a hacer lo mismo, a pesar de ser conscientes de que lo viejo ya no nos sirve estamos más dispuestos a darle un par de manos de pintura que asumir el vértigo del cambio.

Es curioso que la traducción al castellano bautiza al programa como Tu casa a juicio ¿resistiría nuestro modelo de sociedad uno? ¿cuál sería el veredicto?

viernes, 27 de mayo de 2016

Lo que se aprende escuchando

escuchas
Gracias a las escuchas telefónicas que la policía ha realizado sobre algunos de los más famosos imputados/investigados por corrupción, hemos descubierto muchas cosas que más allá de que sirvan o no como pruebas de uno o más delitos en sus respectivas causas, nos han servido para entender cómo se hacían o se siguen haciendo, algunos negocios, cómo se ofrecían apoyos, cómo se organizaban tramas tan complejas que más de una vez hemos necesitado un gráfico para no perdernos, pero atendiendo una de las últimas reveladas me doy cuenta de algo a lo que no había prestado demasiada atención en su momento, pensando que se debía a un modo especial de comportarse de los valencianos del Partido Popular.

Camps te quiere un huevo
 Me refiero a esa colección de "te quiero" (ya sea mucho o un huevo, que decía Camps), "eres grande, no tú más" con la que colegueaban por teléfono señores que peinan canas o lo harían si no se las tiñeran (o implantaran, como también ha hecho alguno con parte de su parte).  

Carmona
Atendiendo a la conversación "limpia" como no ha dudado en calificara Antonio Miguel Carmona concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, con el hoy investigado y encarcelado Luis Pineda (el presidente de AUSBANC en prisión por su presunta participación en una trama de chantaje y extorsión de dimensiones impresionantes, al parecer a la banca les sacó casi 40 millones de euros, a la banca he dicho), descubro que los "te quiero" no son patrimonio de la derecha mejor vestida, sino que se reparten con la misma alegría que los "qué grande eres" o los "macho" que también se dedican uno al otro.

Y  la verdad es que no sé si congratularme de que los varones de mediana edad hayan encontrado al fin su lado sensible y se atrevan a proclamar abiertamente sus sentimientos sin miedo a ser mal interpretados o pensar que en boca de según quien un te quiero es la mentira más rancia del mundo ¿cómo lo ves?

jueves, 26 de mayo de 2016

Donde nos lleve la corriente

Zaragoza Puente 3º Milenio
Cansados de imitar salmones remontando cauces en el seco mundo laboral, en esta escapada nos vamos a dejar llevar por la corriente hasta el mar, aunque cogiendo algún que otro atajo ya que a pesar de que la aventura podría ser épica, no es posible descender el Ebro hasta el Delta arrullado por el agua, son muchas las obras hidráulicas que rompen el discurrir del cauce.

miércoles, 25 de mayo de 2016

A las órdenes de la banca

Me sorprendió hace unos días el siguiente titular La Fiscalía exculpa a la cúpula de Banco Santander y señala a los empleados por la venta de los productos complejos en El Diario, no tanto por la exculpación sino por la posibilidad de que fuesen los empleados del banco quienes respondieran por las pérdidas en una inversión


Las fiscales consideran imposible probar que el Banco Santander tuviese intención de perjudicar los intereses de sus clientes al diseñar los bonos denominados Valores Santander para financiar la compra de un banco holandés y lo cierto es que me cuesta imaginar al patriarca Botín maquinando un modo de hacer perder dinero a sus clientes, no por la bondad de su corazón, sino porque un mal negocio es siempre un mal negocio. Otra cosa es que su interés no fuese más allá de conseguir la financiación que requería para ampliar su emporio, sin preocuparse de las consecuencias que podría tener para quienes se embarcasen en la aventura.

En el proceso se afirma que no se trasladó con precisión el perfil del cliente al que debería haberse dirigido el producto sin que pueda deducirse de ello que persiguiese el engaño (vamos que no es como las preferentes de Bankia, en las que se buscaba el dinero para tapar un agujero insondable, a sabiendas de éste) y si la inversión resultó ruinosa era un riesgo del mercado.

Así llegamos al punto en el que se afirma que si se vendió a quien no se debía o bajo unas falsas condiciones de seguridad y riesgo, es cosa de quienes las colocaron, por mucho que pueda tener responder el Banco como responsable civil subsidiario. Y con ello a esos empleados de banca (y de cajas de ahorro) que se apresuraron a cumplir las expectativas, alcanzar los incentivos, satisfacer las demandas de sus cúpulas directivas vendiendo preferentes, bonos, valores, hipotecas, préstamos o cualquier tipo de producto a quien tropezase en su puerta y pudiese asumir el gasto (que no el riesgo), en unos casos por cobrar las primas correspondientes, en otros por ganar el merecido ascenso o simplemente por no ser despedidos.

Sin duda son quienes pusieron el producto sobre la mesa, quienes convencieron de la bondad del mismo, quienes se beneficiaron de colocar su parte ya fuese con incentivos, premios o simplemente la bendición diaria del trabajo remunerado, pero ¿son los responsables?

Llegados a este punto pierdo pie en los farragosos argumentos de la obediencia debida, la eximente de responsabilidad en injusticias cometidas en cumplimiento de una orden superior, habitualmente planteada en casos de violación de derechos humanos.

martes, 24 de mayo de 2016

Sin equidistancia

Acto I.- Un grupo de fascistas marcha por las calles de Madrid con la autorización de la Delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, famosa por meterse en un jardín con las esteladas en el fútbol.

Acto II.- Una pareja de jóvenes reacciona besándose ante los manifestantes.




Pero estamos todos muy contentos porque en Austria el partido neonazi no ha ganado las elecciones a la Presidencia gracias al voto por correo. Al parecer conocer la historia sólo sirve para matar la intriga.

lunes, 23 de mayo de 2016

No va más ¿o sí?

La prensa publica hoy dos noticias de trascendencia y calado; por un lado, Rajoy promete por carta a la Comisión Europea recortes al gusto tras las elecciones de junio, mientras promete rebajar los impuestos en plena campaña electoral, y por otro, el Partido Popular debe depositar más de un millón de euros como fianza en el proceso judicial en el que se debate la financiación irregular de su sede de Génova.

Quizás son las dos noticias que necesitan los votantes honrados del Partido Popular para plantearse si no están siendo engañados por quienes les piden su apoyo, y digo quizás porque las encuestas siguen dándoles como fuerza más votada para las próximas elecciones.

Dos motivos que deberían ser suficientes para enviar al Partido Popular a la oposición, único lugar en el que es posible que aborden la depuración que necesitan. 

¿O hace falta más?

domingo, 22 de mayo de 2016

Blogger primaveral

Hoy no te muestro las actualizaciones, mañana te informo de que te visitan miles de personas, pasado te pido que me demuestres tres veces que no eres un robot, pasado...se encuentra Blogger como el tiempo que salta de sol a la lluvia sin pasar por nublado.

Y de nuevo me planteo migrar a otra plataforma como Wordpress o Medium para al rato asumir que me cuesta tanto esfuerzo y me apena tanto perder amigos por el camino que por ahora me quedo sufriendo estos vaivenes de adolescente enamorado.

En fin, que no me queda claro que estas palabras no se pierdan en el ignoto abismo de la WWW.