Google+
"No olvidéis que a la perfección se llega con la pasión"
Pedro Extenike

sábado, 13 de marzo de 2010

PASIÓN ROJA

Como en un cuento, el pequeño desconocido que gracias a un talento increible y al tesón de su familia, consigue su sueño. Desde los verdes montes de Asturias al asfalto duro de las pistas de carreras, poco a poco, al principio sin ruido y después acompañado del clamor de los triunfos, de primeras solo y con el tiempo cobijado por lo que se llamó la marea azul. Banderas de España y de Asturias fueron encontrando su hueco en las gradas de medio mundo, en lugares dónde no saben ubicar esta cansada piel de toro. 

Y los triunfos llegaron, una y otra vez, sábados y domingos pegados al televisor, sufriendo en cada curva y manteniendo la respiración en cada adelantamiento. Con los ojos bien abiertos porque si parpadeas te lo pierdes. Las victorias llegaron pero el éxito es amante esquiva y cambiar para mejor solo trajo lo peor. Dos años atravesando el desierto de coches lentos y de nuevo la ilusión. El sueño de todo piloto y cualquier aficionado, Fernando Alonso y Ferrari.

Pero épica aparte a mi me encantan las carreras, el ruido, la velocidad, la maestría, el espectáculo, la rivalidad, los adelantamientos, las carreras con lluvia, los circuitos urbanos, las nocturas, las entradas al pit lane, la locura desatada de miles de gargantas tratando de hacerse oir por encima de estruendo, salvo las "niñas monas y descocadas" que colocan ante los coches, que me parece además de hortera bastante machista, me gusta todo, incluso madrugar para vivirlo en directo.

Hace unos años, en plan bumerang les regalamos a los niños un juego de la PlayStation de Fórmula 1, y tratamos de emular desde el sofá las hazañas de los pilotos, el resultado lo podeis imaginar, con mucha práctica conseguimos dar una vuelta en Monza sin pasar de 40, ¡es que ni se ve la carretera! Desde entonces mi admiración alcanza a todos por igual, desde el que llega el último un par de veces doblado, al que contra toda lógica gana, volando a 300 kilómetros por hora.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenid@ a Abalorios, gracias por compartir tu opinión.