,

FELIZ CUMPLEAÑOS

Ayer cumplía años el pequeño y seguimos el ritual completo, me gusta hacerlo, y más ahora que soy consciente de que nos quedan pocas ocasiones para ser parte de estas fiestas, pronto sólo me reservarán el papel de banca.

La fiesta comienza el día anterior haciendo el bizcocho para clase –casero, sino no vale, ¿que harán los que no se apañen entre masas y levaduras?- el día D, todo son nervios hasta que pertrechados de móviles, pañuelos de papel, toallitas húmedas, tiritas y paciencia, nos ponemos en marcha hacia el combate, no es un modo de hablar, esta vez lo celebramos en una sala de combates virtuales con láser, con este plan la lista de invitados es totalmente masculina, a los doce años cuando piensas en pasarlo bien, solo piensas en matar amigos, las chicas no encajan aún.

El grupo es curioso, son pequeños pero apuntan maneras, los más pijillos con sus camisetas de marca, pendientes de la estudiada onda de su pelo, los macarrillas, los deportistas, los prudentes, unos de aquí y otros de allende los mares, de cruzando el estrecho y de mucho más lejos. Quizás en Vic ya no sea posible, pero en el colegio de mis hijos el colorido es amplio, ruidoso y feliz. Y se cuidan, si eres musulmán no comes pizza, así que antes de que te la sirvan, tus amigos reclaman otra cosa para ti, sí, como en el anuncio, la Nocilla es universal.

Mientras ellos juegan, haciendo casi real aquel eterno polis y cacos, algunos padres se quedan a una tertulia imposible, cada vez menos porque contar con tres horas de libertad es un regalo al que cuesta renunciar, y en la barra se repite aquello de “apunta estas cañas en la cuenta de mi hijo”, que tan curioso resulta.

Casi dos horas después, colorados, despeinados, sudando y roncos de tanto gritar, vuelven a aparecer por la puerta negra que se los tragó con la promesa de vivir una aventura de verdad, y se los llevan sus padres, sus madres o el eterno abuelo que suple las jornadas de otros.

Cargados de regalos, contentos y cansados volvemos a casa.

Esta tarde serán la familia y los amigos los que pasen por casa, me gusta tenerlos cerca, comprobar como los años han cambiado algo la lista, pero el núcleo duro permanece.

Feliz Cumpleaños.

0 amig@s dejaron su opinión...¿te animas? :

Publicar un comentario