, ,

NO HAY LÍMITES

Acabo de leer tres libros que parecen estar contando la misma historia, no es un curioso caso de plagio, cada uno es diferente del anterior, dos novelas y un "ensayo", uno no pretende ser real, otro a medias y el tercero asegura la realidad de cuanto afirma.


El primero es el esperado best seller de Dan Brown "El símbolo perdido" donde se persigue a ritmo de thriller un secreto tan poderoso que de salir a la luz, será capaz de cambiar el mundo, mientras se ofrecen pinceladas de los avances de la noética, presentada como una novedosa disciplina científica que investiga la naturaleza y potenciales de la conciencia, explorando el mundo interior de la mente y cómo se relaciona con el universo físico; no revelaré el final porque no es preciso para entender la equivalencia de los textos.

Compré "El cocinero del Dux" de Elle Newmark, como regalo por su sugerente título, lleno de claves privadas, pensando que se trataba de una novela histórica en clave culinaria, y sin emebargo, se eleva sobre las cocinas de la Serenísima para narrar las desventuras de un grupo de personas comprometidas con salvar el pensamiento de las limitaciones de lo correcto o aceptado por las normas del momento, preservando ideas revolucionarias soportadas en manuscritos apócrifos o ensayos físicos.

El tercero está en mis manos porque me resulta difícil resistirme a los objetos hermosos y se trata de un pequeño libro de muy cuidada presencia que lleva un par de años dando vueltas por las librerías, su tufillo a autoayuda me había mantenido alejada, pero finalmente lo adquirí, se trata de "El secreto" de Rhonda Byrne, un manual sobre lo poderosos que son los pensamientos positivos y como, en resumen, el mundo está en tus manos.

Tres obras bien distintas que defienden la capacidad, propia de todos los seres humanos, de afectar realmente el mundi en el que vive, todos susurran: Yes,we can o dicho de otro modo: Pedid y se os dará.

Creo firmemente que cuando somos conscientes y lo apostamos todo, no hay límites. Lo curioso es darse cuenta de que si todos fuéramos conscientes de esta verdad, el mundo sería un lugar mejor, aunque algunos saldrían perdiendo, ¿quienes? los que usan y abusan de los demás por medio de sus reglas, imposiciones y su permanente lucha contra la libertad que sólo puede alcanzarse desde el conocimiento.

No lo olvides, es igual que llegues a este convencimiento mediante tus creencias religiosas, desde la mística más etérea, desde la fuerza de la razón, o si lo sientes dentro de tí sin buscarle explicación, querer es poder.

0 amig@s dejaron su opinión...¿te animas? :

Publicar un comentario