ENTRE JUECES ANDA EL JUEGO

La Constitución preve que jueces, magistrados y fiscales no puedan pertenecer a partidos y sindicatos porque son un poder del estado y por ello los declara independientes, inamovibles, responsables y sometidos únicamente al imperio de la Ley, si bien les permite la creación y pertenencia a asociaciones profesionales.


He repasado en mi manoseado ejemplar de la Constitución, el que sirvió para el referéndum, los artículos que regulan el Poder Judicial, lo recordaba bien, aunque la realidad diaria lo desmienta ¿qué ha pasado? ¿porqué la Justicia ha acabado convirtiéndose en una cueva de ladrones?

Las diferentes asociaciones de jueces y magistrados son fácilmente identificables con los partidos políticos, los sillones de sus órganos de gobierno son objeto del más obsceno mercadeo, se negocian los nombramientos y cuando no se alcanzan acuerdos, la Justicia simplemente se detiene. 


Son jueces, se les presume justos, pero son conservadores o progresistas o especialmente refractarios a las leyes que no consideran dignas o adecuadas, representan la garantía del imperio de la Ley, pero cada día parecen menos dignos de tal alto honor. Se desangran entre ellos en luchas intestinas que no alcanzamos a comprender y mientras se paralizan juzgados echan más de menos a sus titulares que a los medios materiales, que sin duda faltan.


Seguro que soy injusta en mi juicio y muchos buenos jueces se avergüenzan del espectáculo que están ofreciendo.

0 amig@s dejaron su opinión...¿te animas? :

Publicar un comentario