,

NOS ENTRETIENEN

Cuando llevaba a mis hijos a vacunar, aprendí que la mejor manera era hacerlo cuando estaban entretenidos, del mismo modo si la comida era sana, pero no muy rica, ponía sus dibujos animados. Muchos de los que hurtan al descuido actúan en parejas, uno te distrae y el otro te aligera el bolso. En las películas vemos como para que unos escapen, otros asumen maniobras de distracción. En fin, no somos pardillos y  sabemos que para  alcanzar un objetivo poco confesable, a veces, se echa mano de trucos para despistar.


Y funciona, nos lo están haciendo, nos ponen las ocurrencias de unos y otros en el congreso - que si le pido a tus amigos que te cesen, que si me río de que no depende de ti por que no me ganas-, nos escandalizan con las groserías de aquel que fue y aún no ha entendido que ya no es - que poco elegante queda un respetable expresidente haciendo lo del dedito-, nos atontan con el corazón televisivo o con el fútbol todos los días.

El caso es que no nos demos cuenta, que acabemos creyendo que es culpa nuestra y asumamos que como en Fama, hay que empezar a pagar y como el sudor no luce mucho, va a ser con unos euros de aquí y otros de allá, siempre de los que no tienen más que lo que se han ganado con su esfuerzo, faltaría más.

Me encantaría conocer al artífice de este monumental espectáculo de ilusionismo que deja como un mísero aprendiz a Gran Houdini.

Lo cuenta mejor:

0 amig@s dejaron su opinión...¿te animas? :

Publicar un comentario