,

TRÈS DÉSOLÉ

Hoy, de nuevo, hay miles de personas tratando de entender porqué, y esta vez se lamentan, lloran y se desesperan en francés. Tampoco hay para ellas más consuelo que el derivado del convencimiento de la injusticia y la crueldad con la que unos pocos defienden la locura de unos cuantos más.

No hay más sentido para esta muerte que para las que la han precedido, porque no hay sentido para negarse a usar la palabra, la razón y el derecho democrático que asiste a todos los ciudadanos de un pais libre, salvo el íntimo convencimiento de que ninguno de estos instrumentos les sirven para imponerse a la voluntad de la mayoría.

Esta vez ha caido un hombre inocente de un país amigo que hacía decentemente su trabajo, proteger a los demás, esa y no otra su culpa, ese y no otro su consuelo. Lamento la pérdida de su vida y el dolor de su familia, pero nada hay en nuestros años de sufrimiento que podamos ofrecerles más que, una vez más, respeto, honor y el compromiso de que seguiremos en pie.

0 amig@s dejaron su opinión...¿te animas? :

Publicar un comentario