,

DE TAPAS AL MERCADO

Siempre que se presenta la ocasión nos acercamos a ver mercados, a mi chico le encantan, y reconozco de después de acompañarlo en bastantes ocasiones me ha convencido.


Pero en esta ocasión, no ha sido esa la excusa, habíamos quedado para cenar y nos llevaron al mercado, las posibilidades de que fuera para comprar la cena, algo escasas, pero nunca se sabe.

No era el caso, el de San Miguel es un hermoso mercado totalmente rehabilitado que ha incorporado un nuevo concepto, además de vender, frutas, verduras, pescados y carnes, en el de San Miguel se tapea.

Bien porque tiene algunos bares, nuevos o de copete como el Lardhy, o bien porque puedes comprar la materia prima y pedir que te la preparen un puesto más para allá. Ricos vinos, puestos de lujo gastronómico, que difícil resistirse a la cucharadita de caviar con chupito de vodka, panadería de diseño, pastelería  de las que engordan de solo mirar, y el siempre especial puesto de flores.

Una aventura que sin duda, no dejará indiferente al visitante, bon apetit.

0 amig@s dejaron su opinión...¿te animas? :

Publicar un comentario