EN SUS MARCAS...

Hoy ha sido uno de esos días en los que la señora de la limpieza aparca su carro frente a tu puerta y calladamente te sugiere un descanso que le permita hacer su trabajo sin una supervisión que no aprecia y por cierto, no precisa.

Pero cuando te paras a pensar qué has resuelto: nada, o dicho de otro modo, ninguna carpeta ha salido de la mesa y se ha ido caminito del archivo. Algo así como cuando te das cuenta de que llevas más de media hora en el gimnasio y aún no has perdido ni media caloría.

Ejercicios de calentamiento, planificación, encaje de detalles, supervisión de planes, reajuste de estrategias, repaso de actuaciones, criterios y tan sólo pequeñas decisiones de puesta en marcha. Aplicación de todas las teorías de gestión del tiempo (prioriza lo importante frente a lo urgente), planificación (determina la meta antes de empezar a correr), coordinación (reserva mesa el martes, si quieres cenar el sábado) y evaluación intermedia; todo muy de management moderno, pero con un puntito frustrante.

Estamos preparad@s, listas para levantar el telón y triunfar, con los músculos tensos, la mirada firme, la meta trazada...o si lo miras desde el vaso medio vacío, todo por hacer.

3 comentarios :

  1. NADA? eso te parecerá a tí. Has resuelto y mucho. Aunque no vaya en carpeta.
    Muchisimas Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Pensar es hacer, aunque no se vea. Quiero creerlo así, porque si no llevo un par de meses para NADA de nada.

    ResponderEliminar
  3. Los que nos lo ganamos con las manitas, si no hay fanea terminada, no hay trabajo, me apunto a que me paguen por pensar, para variar.

    ResponderEliminar