桜 o サクラ


La flor del cerezo representa todo lo hermoso de la primavera, este tiempo delicado, en el que el sol acaricia aún sin hacer daño.


Esta mañana he cambiado la decoración del salón, los pétalos de las rosas de San Valentín ya están secos, y el reflejo rojo de las copas me recuerda demasiado a la sangre. 

He buscado las mariposas que compré el año pasado, las velas de colores alegres y el pañuelo en tonos verdes para cubrir el sobre de cristal. Me falta algo, me encantaría una vara de cerezo en flor, pero el Jerte me queda un poco lejos, quizás me atreva a cortar una pequeña ramita de unos de los falsos cerezos que adornar la rotonda, quizás no.

Me gusta cambiar la decoración, es como una declaración de intenciones, llega la primavera, luz, alegría, más horas de día, menos abrigo, más piel, no es una temporada fácil, trae bajo el brazo el fin de curso y eso no pinta fácil, pero también las primeras cenas en la terraza, las velas encendidas y la brisa de la madrugada.

3 comentarios :

  1. No sé que tiene la flor del cerezo que me encanta. En Japón se celebra el Hanami, que es un picnic bajo las flores del cerezo (sakura); estos árboles tienen una floración intensa, pero fugaz, igual que nuestro paso por la vida.

    ResponderEliminar
  2. En España se organizan viajes al Jerte, y comprendo que son hermosos los árboles en flor, pero me quedo con las cerezas.

    ResponderEliminar
  3. Dicen que lo realmente bonito es estar en el campo cuando empiezan a caer los pétalos. Supongo que el suelo se cubre de rosa y blanco. Romántico verdad, o como dice Sonia, intenso y fugaz.

    ResponderEliminar