, ,

ME VENDRÍAN BIEN ALGUNOS TRUCOS

Mientras leéis esta entrada, estamos en el Hospital, mi chico en quirófano y yo esperando. No es grave y todo va a ir bien, al fin y al cabo las piernas no son casi parte del cuerpo ¿no?

Lo complicado vendrá después, porque el amor que veo (incluso sin gafas) en sus ojos cuando me mira, el roce de su voz en la noche, la fortaleza de su cuerpo cuando me abraza, son sin duda motivos básicos de nuestra relación, pero mentiría si permitiera que pensarais que eso es todo. Nano es mi serpa, mi chófer, mi reponedor, mi chef, mi apoyo, y muchas veces mis manos y mis pies. 

Y no dejo de hacer cábalas sobre cómo voy a estar en dos sitios a la vez, hacer todo lo que él hace para que esta familia funcione tan bien y además cuidarlo y mimarlo que también le toca ¿no? Así que he decidido priorizar, creo que por lo importante, mis chicos primero, el grande y los pequeños, y después ya iremos viendo.

Y por si pensáis que exagero contando las maravillas del hombre con el que vivo, os dejo el adjunto de su último email, el divertido trailer de: 

4 comentarios :

  1. menos mal que la envidia que me ha entrado leyendo palabras tan bonitas sobre tu compañero de viaje, se compensa con el stress que me supone pensar qué sería de mi vida si me faltara el mío!!!
    Mucha suerte al paciente y ánimo para la cuidadora. tu puedes con eso y con más. lo sabemos.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por haber encontrado a alguien como Nano. A Nano, por haber encontrado a alguien como tú.
    Y no te preocupes pues saldrás adelante y victoriosa con todo, solo recuerda que....¡Chica tú vales mucho!
    Un beso para los dos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por los ánimos y los parabienes.
    Sois un par de soles anónimos, gracias.

    ResponderEliminar
  4. Somos amigos, lo conozco y sé que todo lo que dices es cierto ...pero es como para robártelo!! Qué envidia de chico!!

    ResponderEliminar