, ,

UNA VISIÓN INOCENTE DE LA MIRADA DE UN NIÑO

Esta noche el pequeño de mis hijos ha terminado de leer la obra de John Boyne. Tiene tres años más que los protagonistas del libro y sabe más de lo que debería sobre la segunda guerra mundial de la mano de algunos juegos de consola, pero no es lo mismo. Ver la historia desde la mirada de un niño poco menor que tú es una fabulosa manera de entrar en ella, con las ventajas y los inconvenientes.

No es un cuento, aunque nosotros hemos extraído más de una moraleja, y no termina bien, se ha sentido triste y desasosegado, pero creo que ya tiene edad suficiente para entender que si no somos conscientes, cualquiera puede convertirse en un monstruo.

0 amig@s dejaron su opinión...¿te animas? :

Publicar un comentario