, ,

ENTRE LA CAMPA Y LA ESTEBAN

Recuerdo cuando mis hijos eran pequeños, y pasaron por esa fase en la que su mayor afán es llevarte la contraria y buscan con avidez el momento en que les das  una orden concreta, de esas que se pueden resumir en un SÍ o un NO, da lo mismo.


El juego se inicia con una oposición firme, y se desarrolla en una espiral de que sí, que no, que sí, que no, y así hasta que en un momento determinado y tratando de disimular la risa, les cambiabas el paso, les dabas la razón y ellos sin dilación defendían lo contrario con idéntica cerrazón. Solo se podía terminar con un ataque de risa.

Pero ahora no me hace gracia, el Gobierno plantea blanco y la oposición clama negro, se enzarzan en su particular juego, haciendo caso omiso de los efectos (negativos, claro) que la inacción tiene sobre todos los demás que asistimos primero interesados, tratando de entender las dos posturas y su impacto en nuestra realidad, después enfadados por su actitud irresponsable y finalmente hastiados de lo que parece una chiquillada. De repente, o no tanto, porque suelen conseguir que nos olvidemos del motivo de la disputa, el Gobierno cambia la posición, y cuando todos aguantamos el aliento esperando, por fin, que se pongan uno al lado del otro, nos amanecemos con que tampoco. Y el tema ni siquiera es el mismo.

Mientras ellos juegan, yo trato de olvidar que antes o después tendremos que elegir entre unos y otros, y ruego, a no sé muy bien quién, que de un paso adelante y me ofrezca otra opción, porque de estos niñatos estoy más que harta.

3 comentarios :

  1. ¿quien es la campa? Zapatero o Rajoy.

    ResponderEliminar
  2. muy buena elección, tanto por la foto como por el título, te regalo otra:

    yuyu o muerte

    ResponderEliminar
  3. Pues entre uno y otro tendremos que elegir, o estaremos en las manos de una colección de minoritarios que cobrarán muy caros sus apoyos. En fin, aún queda mucho.

    ResponderEliminar