, ,

OPERACION BIKINI EN ROSA

otra belleza
Las tres gracias de Rubens
Me rodean, por tierra, por aire y por mar, me acosan en prensa, radio y televisión. Me empeño en quererme, en valorarme como soy, en mirar dentro, en no dejarme llevar por la frivolidad, pero no hay modo.

La ropa del año pasado, ¿cómo pude comprarme eso? ¿con qué me ponía yo esta falda? ¿me podré sentar con este pantalón? me mira con mala cara, mientras me entretengo en colgarla, ahora más esponjadita en el armario, o resulta que la privación de luz encoje o algo ha sucedido.

Me animo pensando que ese color ya no se lleva o que realmente no me gustaba tanto y sigo con el orden, guardo con cariño el vestido negro que no me puse este invierno, porque no se llevaba nada, no porque pareciera un choricillo navarro con él puesto, por supuesto. Saco los zapatos, las sandalias, guardo botas y botines y aunque pareciera imposible, termino.  

Pensando en nuevas combinaciones para sacarle una temporada más a ese traje de chaqueta tan cómodo, llego a la cocina y me asaltan de nuevo, operación bikini!!!

Anuncian miles de sistemas para perder esos kilitos que te sobran, no entiendo lo del diminutivo ¿son kilos de 800 gramos? desayunar frambuesas con cereales, ¿de dónde saco yo las frambuesas? , picar entre horas palitos de pan con pipas, ¿pues no se trataba de no picar?, cenar postres saciantes, ¿de qué estarán hechos? y si no lo ves claro o tu problema no es de kilos sino de centímetros, no te preocupes, hay cremas que los hacen desaparecer mientras duermes, o trabajas o sales de compras, eso sí todos avisan de que la pérdida de centímetros no supone pérdida de peso, ¿de qué estarán hechos esos centímetros, de nubes?

En fin, cabizbaja renuncio a la copita de vino precomida y me ensaño con la lechuga, bien de ensalada de dieta y a otra cosa, pero una duda me asalta, ¿porqué ellos no hacen operación bikini?

8 comentarios :

  1. kilitos de 800? Pues no estaría mal

    ResponderEliminar
  2. Pilar: desengáñate, lo que quieren es comernos el coco y que acabemos comiéndonoslo nosotras mismas. Y, de paso, que compremos cosas nuevas.
    Yo también he terminado de cambiar el armario con resultado desigual pero hace ya tiempo - tampoco tanto, no creas - que he aprendido a decidir qué quiero ponerme y qué no. Y en cuanto al bikini, cada otoño me digo que ese verano ha sido el último que me lo pongo, que ya voy teniendo una edad. Pero cada verano insisto. Después de todo, aún hacen tallas que me valen.

    ResponderEliminar
  3. jajajaja... a mi me ha gustado eso de: "de qué estarán hechos esos centímetros... de nubes??"

    Nunca he entendido lo de la operación bikini... como si fuéramos con el bikini puesto a todas horas!!!... aunque con lo que puede costar semejante operación, era como para ponérselo a finales de Mayo y no quitárselo hasta fin de temporada... incluídos los días laborales. Yo mañana me lo pongo para ir al trabajo!!

    Genial post.

    ResponderEliminar
  4. Operación bikini?? que les den!! Estamos divinas con carnes... y ellos lo prefieren así. Nunca te ha dicho tu chico lo fantástica que estás? que no necesitas perder y que te quiere aún más que el año pasado con menos? Anda, olvídate de todo ese rollo, disfruta de tus vinitos y de todos esos pequeños grandes placeres que nos da la comidita.
    Estás divina reina!

    ResponderEliminar
  5. ¡Y lo que cuestan los dichosos bikinis! total para medio metro de tela que llevan y aún me sobra.

    ¡¡¡Chin chin!!!

    ResponderEliminar
  6. Os veo bien, rebeldes pero coquetas :)

    ResponderEliminar
  7. ¿Alguien puede explicarme, de forma que yo pueda entenderlo, qué es eso de la operación bikiny?.

    ResponderEliminar
  8. Valdomicer, en resumen:

    Comer poco y acabar devorando helado con la puerta de la nevera abierta.

    Pagar la matrícula de un gimnasio y no ir porque menudos cuerpazos hay por ahí.

    Gastar algún dinero en alguna crema milagrosa que no te dás y por eso no funciona.

    En fin, un divertimento básicamente femenino, y un proceso por el que acabamos reconciliandonos con nuestros preciosos cuerpos, humanos pero adorables ¿no?

    ResponderEliminar