, , ,

PAN Y CIRCO

O fútbol y cotilleos, que no anda el horno ni para chusquitos de pan duro.

Después de un día de resaca por las medidas de Zapatero haciéndole la competencia a mi adorado Eduardo Manostijeras, de oídos sordos a la socarrona alegría de quienes siempre se alegran del mal ajeno, calmando a l@s compañer@s más angustiad@s por el temido 5%, y trabajando sin descuentos porcentuales; lo reconozco me he rendido a la caja tonta.

Hoy todos queríamos ser un poco del Atlético de Madrid, porque por una vez tenían motivos para serlo y en esta temporada tan chunga, en el fondo todos nos sentimos un poco pobres, un poco olvidados y un poco trágicos, así que a por Neptuno!!!!

Y después de la cena-premio al peque que ya se mueve solo por la ciudad agarrado a su tarjeta-bus, (tengo que mirarme lo de llevarlos a cenar a sitios "originales", mira que pedir me que hiciera pollo al curry);  tirada en el sofá, me he tragado disciplinadamente, en ese estado alterado de conciencia que genera mirar sin ver, ver sin opinar, dejándote llenar de imágenes sin trascendencia, el programa de exibicionistas o afectados por la crisis del ladrillo que no saben cómo vender la mansión de los plaf, no termino de tenerlo claro.

La dosis ya era suficiente y casi, casi se me había olvidado el recorte, pero como llegar hasta la cama al ritmo de las muletas no es muy alentador, sin apenas moverme he empezado a ver ese, no sé muy bien como llamarlo; reality?, no, no es posible que eso sea real, no es posible, show?, por el nivel de los guionistas y lo inconcebible de los estilismos, puede, docudrama??? que se llama Mujeres Ricas.

Lo siento, quizás en unos días me recupere y sea capaz de contar qué es lo que ví,  ahora no puedo recordarlo sin que una rabia desmadrada me asalte, mi chico ha tenido que sujetarme, cruzando las muletas para proteger su querido televisor planito, y apelar a mi naturaleza pacífica, al sueño de mis hijos, a la vergüenza de explicarlo a la local, y aún así he estado a punto de algo terrible.
A los romanos les acallaban con pan y circo, pero hay que tener cuidado con las dosis, si te pasas, te puede suceder lo mismo que al emperador de Gladiator, y hay cosas que una mujer a la que le han bajado el sueldo y trata de convencerse de que así se puede  seguir  ayudando a los que han perdido el empleo y bastante de sus ilusiones con él, no puede soportar.

Por cierto, gracias a tod@s l@s comentaristas de la entrada de ayer. Besos

5 comentarios :

  1. ja! ja! muy bueno, yo fui más sensata que tu y cambié de canal, tuve suficiente con uno de los avances que pille en un zapping. Para terminar un día como el de ayer e intentar conciliar el sueño lo que menos quería era ver algo así.

    mc

    ResponderEliminar
  2. Siento que te toque lo de la bajada de suelo, hubiera preferido que se lo hubieran rebajado ellos, que ya que lo hacen mal parece que encima les recompensamos por ello.

    Un besote preciosa.

    ResponderEliminar
  3. Yo ayer solo lei los periodicos, no vi la tele nada de nada. Feliz finde

    ResponderEliminar
  4. Pilar: acabo de descubrir tu blog. Me encanta. Prometo volver y leer más.
    A mi también me han bajado el sueldo y, encima, la decisión me ha pillado trabajando para la causa. Sin tiempo para protestar.
    Llegué tan cansada al hotel que ni encendí la tele. Además, me estoy retirando en favor de la lectura.
    A lo que iba, que me alegro del descubrimiento.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tus amables palabras La de la tiza, y lamento tu vivencia de ayer, no me resulta tan extraña, lástima ¿verdad? Nosotros nos creemos lo que ellos ignoran, pisan y humillan.

    Gracias Odry, es reconfortante que no todo el mundo se alegre.

    Princesa, yo creo que también voy a dejar la prensa y solo navegaré por blogs llenos de belleza y buenas ideas,aunque me recorten el bolsillo, leerte todavía es gratis, y un placer.

    Anónima, que lista fuiste, aún veo las imágenes como en una pesadilla.

    ResponderEliminar