, , , ,

TODAS DISTINTAS TODAS PRECIOSAS

belleza dispar
Relajada, porque los monstruos están fuera, con una coca-cola y un cuenco de patatas fritas (tendré que mirarme esto de las patatas, que no puedo comer sólo una) me he paseado por los blogs que más me gustan y he ido saltando de uno en otro, descubriendo gente muy interesante. 

Es curioso como a veces, el mismo tema, abordado de forma distinta se repite, y no me refiero a la crisis, al recorte, al generalizado malestar con cómo van las cosas, ni a los estupendos planes de fin de semana que tienen algun@s, (me llegan los dientes al suelo de la puritita envidia, y no siempre por el destino de la escapada, a veces se me olvida que hay vida más allá de la que yo vivo) gente que sale con mucha gente, parejas que se inician en los juegos del amor, amigas que se escapan juntas a reír o llorar, situaciones que me quedan lejos o que nunca he tenido ocasión de vivir.

Hoy en el crisol de la blogsfera se hablaba de diferencias, particularidades, de lo mucho que nos cuesta entendernos, o por el contrario de lo sencillo que nos resulta sentirnos en la piel de quien escribe, así que ¿somos tan distintas como pensamos? 


En http://perlafrentealmundo.blogspot.com/, su autora cuenta un montón de manías personales, raras y extrañas, y muchas visitantes han respondido realizando el mismo patrón, y ha sido divertido comprobar que raras somos, pero compartimos un gran número de nuestras rarezas, os cuento:

  • Nos encanta ponernos lo que compramos, en cuantito nos es posible, porque nos gusta, por si se pasa de moda, porque nunca se sabe o porque está bien que te hereden si es el caso, pero no sin haberlo puesto al menos una vez. (Claro que se de buena tinta que hay quien compra y no estrena, pero deben ser las menos)
  • Nos gustan los armarios y cajones bien cerrados, los motivos son variados, el mío que los armarios abiertos me dan algo parecido al miedo infantil de estar esperando que salga el monstruo. 
  • Tenemos frío en la cama y nos gusta taparnos, motivo de discusión y conflicto cuando no somos las únicas reinas de la cama, y que según me dicta la experiencia, ocasiona esa curiosa técnica de termoregulación consistente en sacar una pierna fuera de la ropa que utilizan bastantes varones. 
  • Más nos vale, ahora que llega el calor, que el aire acondicionado funcione bien, porque se nos da estupendamente eso de ir acordándonos de la familia del resto de los conductores, y eso es un riesgo, sobre todo si nos oyen. 
  • El síndrome de Diógenes tiende a atacarnos, pero creo que en el fondo lo que nos gusta es acumular objetos hermosos aunque hayan perdido su función, de ahí esas colecciones de frascos vacíos de perfumes y similares. 
  • Cantamos y bailamos en la intimidad, conscientes de nuestra poca capacidad para ello pero disfrutando como locas, nos sirve para desahogarnos, relajarnos, cargar las pilas y disfrutar como niñas, lo que en el fondo seguimos siendo.
Quizás sean estas confesiones las nos hacen más humanas y cercanas, y las que nos permiten deslizarnos con suavidad en la piel de las demás, y compartir sus miedos, sus ilusiones, sus esperanzas. 


Es curioso como las mujeres que tanto daño nos hacemos entre nosotras, jamás un hombre llega a la cruel crítica que una mujer es capaz de armar contra otra, somos capaces de tender una mano amiga, unas palabras de aliento o consejo a otras a las que no conocemos.

10 comentarios :

  1. Wooowww me ha encantado este post....sobre todo el último párrafo!!
    Buen fin de semana...

    ResponderEliminar
  2. Ma belle Pilar,

    No puedo hablar espagnol....seulement l'anglais et le français! Parlez-vous et écrivez-vous français? Muchas gracias, merci mille fois pour être venue à mon blog! Le vôtre est super!!!

    Anita

    ResponderEliminar
  3. Desde que descubrí tu blog me encanta perderme por aqui. Es cierto, todas somos tan raras e incormprensibles, pero son precisamente esas manías las que nos hacen únicas y las que conforman esa felicidad de las pequeñas cosas de la que todo el mundo tanto habla. Yo, por mi parte, las apoyo firmemente :)

    un beso Pilar!
    Y grácias.

    ResponderEliminar
  4. Hace ya un tiempo que abro los periódicos con precaución, que escucho las noticias con la seguridad de que ninguna será buena, así que con el fin de distraerme y controlar mi ansiedad me aficioné a los blogs. Pero los de cocina, que me encantan, me dan hambre, y el resto me devuelven a la realidad cuando constato que hay otras vidas más allá de mi vulgar y rutinario día a día. Creo que voy a concentrarme en las novelas, al menos esas son ficción.
    Ah! y yo también bailo y canto cuando nadie me ve, e incluso a veces ...lloro.

    ResponderEliminar
  5. Yo también tengo unas de esas cuantas manias, pero creo que son esas las que hacen que en realidad seamos tan especiales y a la vez tan queridas por los nuestros cuando nos las descubren, ¿NO?...
    Beso grande

    ResponderEliminar
  6. Me encanta el color púrpura de tu blog :)

    ResponderEliminar
  7. Pilar: yo creo que mujeres y hombres tenemos nuestras rarezas, algunas iguales y otras diferentes. Y creo también que, de la misma manera que podemos ser crueles, ni más ni menos que los hombres, podemos ser muy solidarias y comprometidas entre nosotras.
    Dicho lo cual, me encanta tu post, contenido y continente.

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todas por vuestra visita y amables comentarios, encantada de teneros por aquí.

    ResponderEliminar
  9. ¡Uy! creía que era la única maniática de los armarios. Allá donde haya uno abierto, voy y lo cierro (aunque no sea mi casa, ssssshhhh).

    Un besico

    ResponderEliminar