,

BRAZOS CAIDOS

Me cuesta rendirme, cuando me marco un objetivo, me cuesta asumir que no lo conseguiré. Aborrezco la sensación de derrota, lo has puesto todo y ¿para qué? el tiempo, la energía, la pasión, las horas que le has robado a otras cosas, todo derramado.

Sé que pasará, que la rabia me dejará, cansada, dolorida, pero me dejará, mientras pasa, mientras lo asumo, no puedo evitar sentirme estúpida, torpe, repaso una y otra vez si había otro modo, otro camino, otra forma. 

Retomo cada paso, cada decisión, cada momento que visto desde la distancia cobra una importancia que no ví, quizás porque sólo busco una explicación y doto de contenido a episodios sin trascendencia. Monto y desmonto el rompecabezas hasta que las piezas se niegan a seguir jugando y lo dejo.

Me prometo una y otra vez, que nunca más, que no vale la pena, que otros pasan por la vida más tranquilos y parecen más felices, pero en el fondo sé que no es cierto, cuando se presente, me apasionaré con otro proyecto, porque no sé vivir de otro modo, necesito sentirme en tensión, aprovechar el tiempo y los medios, y tratar de hacer las cosas un poco mejor.

10 comentarios :

  1. Es bueno esa naturaleza que te "obliga" a emprender nuevos proyectos, nuevas metas y no te deja estar quieta. Y es bueno, porque el resultado siempre será bueno, si pierdes aprendes, si lo consigues te emociona...

    ResponderEliminar
  2. A mi me parece que este post se merece un gran aplauso. No siempre se consiguen los objetivos en el momento que esperamos, pero la constancia es el ingrediente fundamental, y me da la sensación, de que no sólo eres constante, sino que pones toda tu energía en aquello que crees.Eso sin duda, es digno de admirar. Un buen ejemplo para los que a veces nos rendimos aún sin empezar, por miedo al fracaso. Y no hay mayor fracaso que no haberlo intentado.
    Me quedo con tu ejemplo, con tu fuerza, con tus ganas...
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  3. No te veo derrotada, nunca. Ni siquiera por mí. Para derrotarte, los otros tienen que pelear. Y no saben. Ya es verano. Te quiero.

    ResponderEliminar
  4. La ilusión,la constancia y el deseo de hacer bien las cosas son muy importantes y la clave del éxito.Adelante mientras ello te haga feliz y tu salud lo soporte,
    Bss

    ResponderEliminar
  5. Me encanta tu espíritu de lucha y esa manera de implicarte y apasionarte por las cosas.

    Feliz noche de San Juan, besos !

    ResponderEliminar
  6. Nadie pasa por la vida más feliz que tú. Sólo es que no todo el mundo te va a demostrar lo mal que está o te va a contar sus fracasos. Esa sensación que tienes en las derrotas me es tan familiar que no te la puedo reprochar. Pero como ya debes saber... es efímera. Toda derrota es pasajera. Y toda victoria también. Las dos te dejan más experta.
    Por cierto, bonita firma para rubricar los posts.

    ResponderEliminar
  7. Esa extraordinaria determinación te haga vencer en la mayoría de tus propósitos. Si se presenta algún revés tampoco pasa nada, habrá nuevas oportunidades, no se trata de ninguna derrota definitiva, sino pequeños reveses a los que debemos sobreponernos. Me encanta como eres. Un abz.

    ResponderEliminar
  8. hola Pilar, accedo a tu blog, a través de una magnífica escritora,Maruja Torres,que las dos le comentamos; y ya en el tuyo, decididamente me quedo, creo que compartimos mucho, al menos el oficio de la escritura,...
    haces una estupenda reflexión sobre ese espíritu de lucha de las mujeres, que es innato, además, por tus amigos, veo que eres fuerte y valiente...
    maravillosa conjunción,

    un abrazo,gracias por tus comentarios

    ResponderEliminar
  9. El arte de sentir; sin duda tienes razón, de los batacazos se aprende, pero el cardenal duele. Gracias por tu visita.

    Magdalena, ojalá siempre me sintiera con esas fuerzas y esas ganas, como todos hay veces que me paro y pienso que algunos toros se ven mejor desde la barrera, pero no tengo muy buen ojo, ja,ja. Me anima tu aplauso.

    Desde mi ventana; fino análisis, a veces es el cuerpo el que me da el alto. Gracias por tus presencia en mi casa y por la belleza que regalas en la tuya.

    ResponderEliminar
  10. Bet, seguro que suena mejor de lejos de lo que se oye desde dentro, pero gracias.

    Houellebecq; no creas estoy segura que quienes no se complican la vida pasan por ella más felices, pero para ser de otro modo hay que nacer de nuevo. (la firma la saqué de http://www.mylivesignature.com)

    Thot, gracias por tu exagerado elogio, me sube la moral y hoy me viene más que bien.

    Filo; bienvenida, buen sitio para coincidir el blog de Maruja Torres, gracias por tus palabras, ponte cómoda, por favor, esta es también tu casa.

    ResponderEliminar