, ,

LA BOHÊME

Sigo llena de ese amor que no existe pero nos emociona, vengo de un sueño hecho música, de amor romántico, de arte, de penurias regadas con buen vino, de vida disoluta, de pasión y de muerte, en este caso de romántica tuberculosis, anoche estuve en la ópera, sin tramoyas ni grandes escenografías, pero ópera.

La música nos lleva más allá, las palabras pierden el significado y es el tono, el virtuosismo, lo que crean una atmósfera irrepetible, no seré yo quien intente explicar su belleza, nadie después de Richard Gere en Pretty Woman, (¿qué hubiese pasado si le espanta?) pero no me resisto a trasladaros una diminuta parte de su magia.

En la voz de la eterna Callas, que nunca representó esta obra, Mimí, se aleja de su amante, no se le acabó el amor, renuncia por él. Un adiós que no se consuma, que se pospone, pero que decidido avanza hasta separarlos, un amor que lo salva, lo preserva, lo libera. Doble engaño de quien no asume la realidad, la muerte vendrá a cobrar su pieza y los encontrará juntos, ausencia desperdiciada

A donde feliz respondió a tu llamada
de amor, vuelve sola Mimí
al nido solitario
vuelve de nuevo
a bordar falsas flores.
Adiós, sin rencor.
Escucha, escucha:
Las pocas cosas que dejé en tu casa,
recógelas. En mi cajón
están el anillito de oro
y el libro de oraciones.
Envuelve todo en un hatillo;
yo, mandaré al portero...
Ten cuidado; debajo de la almohada
está la gorrita roja, si quieres...
consérvala como recuerdo de amor...
Adiós, sin rencor.



No sé si a Saramago le gustaba la ópera, pero no puedo cerrar esta entrada sin dedicarle un pensamiento. Salve maestro!

7 comentarios :

  1. ¡Qué casualidad!. Esta tarde he estado oyendo algunos fragmentos de "La bohème" (Che gelida manina, O soave fanciulla...)en la voz de Pavarotti. Aunque tengo que reconocer que "La Bohème" no está entre mis favoritas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Nada como la música para exaltar el amor por todo. Y nadie como la Callas para utilizar el mejor instrumento del ser humano: La Voz.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Puede que a Saramago no le gustase la Opera. ¿Que mas da? A mi tampoco me gusta porque no la entiendo. Tampoco entiendo a Saramago. A usted la entiendo un poco mas. Todo es cuestión de entenderse... ¿no?
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  4. A mi también me gusta esta ópera de Puccini,mi preferido es el vals de Musetta y sobre Callas....maravillosa!!!
    Bss y buen finde
    Cecilia

    ResponderEliminar
  5. Bueno querida...
    Ante todo buenas tardes.

    He de confesar que aún no he leído nada de tu entrada, y en un momento me pondré a ello, pero no quería dejar de pasar el primer día entero en mi casa tranquila sin viajes ni enfermedades sin saludarte, y mandarte un beso como dios manda.
    Que de ser bien nacidos es ser agradecido y tus comentarios me alegran la vida lo que no te puedes imaginar.

    ResponderEliminar
  6. Ahora sí que te he leído.

    No me hace falta decirte que aparte de Mimí, con Nesum Dorma de Pavarotti, y "El comandante de tu parte de adelante" de Calamaro para los días más duros...¡podemos vivir en paz!

    ¡Ahí nos las den todas!

    ResponderEliminar
  7. Valdomicer, mil gracias, hermosa casualidad.

    Rebel, que bello instrumento capaz de elevarte con un aria o consolarte con un susurro, ¿verdad?

    Sr. Gili, de entendernos se trata, sin duda. Gracias.

    Cecilia, en la voz de Musetta disfrutamos la voz de Monserrat Martí, precioso.

    Bienvenida Fiebre, una alegría ver a una paisana por aquí.

    Y a los nuevos amigos que siguen esta aventura, muchas gracias y bienvenidos, es una alegría teneros conmigo.

    ResponderEliminar