,

Lluvia triste en la ciudad

llueve en Zaragoza
Triste tarde de miércoles, lluvia tras los cristales y derrota de una roja que va de campeona, a manos de unos suizos que se nos ha atragantado, como de niños cuando se te acababa el chocolate y solo te quedaba bollo.


Despidos baratos que no generarán empleo, huelgas para la vuelta de un verano que se esconde, racionando esas tardes de primavera en las que apetecen las terrazas, impidiendo que estrenemos las lindas sandalias que finalmente compramos y arrastremos gabardinas y paraguas más allá del cuarenta de mayo.

Los últimos días de colegio, salvados ya las pesadillas con forma de calabaza, se hacen pesados y absurdos, las tardes son largas y pesadas, la lluvia y el frío otorgan una luz extraña a las mochilas preparadas para el campamento, resulta difícil pensar en bañadores y cremas solares cuando subes de la farmacia con un jarabe en la mano.

Y  poco a poco, gota a gota, la tristeza se está haciendo un hueco en mí, me siento cansada sin astenia que lo justifique y siento que nos está pasando a muchos, hartos de ver como cada día parece peor que el anterior, no acertamos a ver una salida, este túnel está siendo demasiado largo y ni siquiera guiamos nuestros pasos.



15 comentarios :

  1. Que pare ya de llover, que me va a dar algo¡¡

    ResponderEliminar
  2. tardes grises, lluvia triste. tal vez sea hora se salir bajo la lluvia a buscar el sol, hasta encontrarlo.

    un saludo desde la lejania.

    ResponderEliminar
  3. Lluvia que intenta limpiar los malos ratos del día. Intenta, pero falla. Nostalgia y un sabor amargo me deja el ver caer a un grande del futbol. Estoy herido, enojado, impotente de no poder hacer nada. Una tarde gris se convierte en una oscura noche, que me da la esperanza de que el dia a seguir será distinto. Ganaron la batalla, pero no la guerra. La lluvia cae con gotas llenas de esperanza.

    ResponderEliminar
  4. "...como de niños cuando se te acababa el chocolate y solo te quedaba bollo"
    Gracias me has hecho sonreir en una mañana que vuelve a ser gris.
    "...me siento cansada sin astenia que lo justifique y siento que nos está pasando a muchos,"
    Aquí una más, que siente que se levanta cada mañana con el chivato de la reserva encendido y que no sabe si a las diez de la noche aún se tendrá en pie.

    Por favor, por favor, un rayito de sol...

    ResponderEliminar
  5. Mi querida amiga.

    Siento ser el de la discordia. Pero para mi ha sido un maravilloso miércoles. Me encanta la lluvia y odio el fútbol.
    Como ve, todo depende del color del cristal con que se mira (en mi caso de color verde... tengo que limpiar las gafas).
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  6. Yo también siento esa desgana, tal vez sea esta situación económica, porque lo de la roja ciertamente no me afecta demasiado... No sé, habrá que esperar que el sol veraniego nos despierte de esta somnolencia.

    saludos

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Pilar! gracias por la visita, ha sido un placer encontrarme con tu blog y prometo curiosear un poco jejeje...
    Has descripto perfectamente el día de ayer, morriñoso, así dicen en mi tierra cuando dejas que los sentimientos y la pereza del cuerpo se fundan con el día gris y lluvioso.
    En fin, podemos quejarnos pero el tiempo no está en nuestras manos escogerlo, aunque pienso que la naturaleza también nos envía un S.O.S. para que dejemos de agredirla.
    Trinos alegres y aleteos en tu ventana.

    ResponderEliminar
  8. No me irrita la lluvia, ni que pierda la selección aunque me encante el "furgol". Me da rabia todo lo demás: el engaño político, la falta de alternativas, el pasotismo social, la sonrisa velada de los bancos, la impunidad de los delitos, la falta de justicia, etc. Todo esto es lo que me altera.

    ResponderEliminar
  9. A mi la lluvia me gusta, claro que soy del norte y vivo en el sur, por tanto cuando llueve lo agradezco.

    Yo no sé si el tunel del que hablas está relacionado con el clima o con otras cosas, en cualquier caso; todo pasa, y te digo lo que nos dices tú en en la frase de los comentarios, ....anímate!!

    Gracias por tu visita y un beso.

    ResponderEliminar
  10. Creo que no es el tiempo atmosférico sólo lo que nos tiene entristecidos.
    Es lo que está cayendo en otro orden lo que nos tiene entristecido el ánimo.
    Pero escampará, sin duda, Pilar y veremos nuevos rayos de sol.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Entre el tiempo y la situación actual ... casi que es normal sentirse triste y cansado, espero que pronto veamos la luz al final del tunel.

    Besos !

    ResponderEliminar
  12. A Inna, Zeroz, Canoso, Alondro y Rosa, muy bienvenidos, siento que la entrada sea un poco tristona, pero aquí hay un poco de todo.

    Ya veo que a todos menos al estimado Sr.Gili tanta lluvia y no sólo hablo solo de agua, nos tiene un poco hartos pero, claro él es quien es.

    Esperemos que escampe o tomemos ejemplo de sandocán y salgamos a buscar el sol, que quizás está más cerca de lo que pensamos.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por los animos ya parece que esta todo solucionado, menudo día. Bsos

    ResponderEliminar
  14. Hola Pilar. Muchas gracias por pasarte por mi blog y, sobre todo, por tu valioso comentario.

    Esto es lo que yo también pensé cuando perdió la roja. Con la que tenemos encima y ya ni siquiera nos queda soñar. Si es que miremos donde miremos no hay más que desgracias. Y lo que queda...

    ResponderEliminar