,

SOBRAN LAS PALABRAS

mujer rota
Joaquin Rodriguez Martín NABUCO
Quería hablar de libertad, de mujeres valientes que ejercen su profesión en ambientes difíciles y que se la juegan cada día, dispuestas a renunciar a un trabajo de prestigio antes permitir que cercenen su libertad, aunque  algunos lo vean sólo como un problema de maquillaje y escotes, me refiero a las periodistas de la cadena de televisión Al Yazira, a quienes se presiona para que ofrezcan una imagen más recatada, más cercana al ideal de algunos, los que mandan, de los ciudadanos de Qatar, y que han presentado su dimisión, pero me cuesta hilvanar las palabras.

Me tienta darle una vuelta al panorama patrio, a la palpable angustia al intentar satisfacer al nuevo Gran Hermano, que ha dado una orden y no dudará en apretarnos las clavijas hasta obtener su deseo; ahora un despido más barato. Ya veremos si el hambre de la bestia se sacia, o pasado mañana nos vemos buscando una nueva víctima para este Minotauro, pero se me pasa la rabia y todo me parece fútil, vano e intrascendente

No quiero llenar estas páginas de sangre inocente, pero soy incapaz de olvidar que la muerte planea sobre nosotros, bajo las armas del ejército israelí la de quienes pretendían con su "flotilla de la libertad" aliviar en parte las terribles penurias de los palestinos que viven atrapados en Gaza, o a manos de quienes decían amarlas, pero no les tembló la mano al alzar el cuchillo, la de las dos mujeres en Sevilla y Gerona

No sirven las palabras para aliviar tanto dolor, pero quizá la música pueda reconciliarnos con el ser humano, capaz de hundirse en el barro de la mayor crueldad y alzarse hasta tocar las estrellas con la mano.

2 comentarios :

  1. Suscribo totalmente tu comentario y esa sensación de pesadumbre que nos acompaña ante la avalancha de sucesos lamentables de los que somos testigo o víctimas.
    Pero la música que nos regalas hoy es un bálsamo para el ánimo.
    GRACIAS.

    ResponderEliminar