,

ANTES DE SEGUIR

A veces el amor se malogra, no hay culpables, todo no es suficiente, no hay salida del  jardín convertido en laberinto, el dulce vino se convierte en brebaje inmundo, las más leves caricias en arañazos que destrozan algo más que la piel, los ojos en que te mirabas te devuelven una imagen distorsionada y como en un mal viaje, lo bueno se convierte en malo y la boca se queda llena de arena después de un beso que te daba la vida.


A veces.

Y entonces, sólo cabe recoger y marcharse, dejar atrás sueños y esperanzas, antes de que el odio se apodere de nuestra alma y el miedo de nuestros labios, antes decir lo que no sentimos, antes de seguir a toda costa, porque el amor no entiende de obligaciones, porque así no cubre, no calienta, no acoge, no es refugio y si no es nada de eso ¿a qué nos aferramos?

Antes de negarnos, de volvernos otro, de vender el alma por un abrazo o la vida por un beso, antes de seguir y perdernos, cerremos puertas y ventanas, guardemos despacio los bellos retazos, y mirando al frente afrontemos el camino.


17 comentarios :

  1. q fuerte lo q has escrito, me ha llegado a mi alma.. a ver q puedo hacer al respecto..

    ResponderEliminar
  2. Hola, Pilar:

    Yo también te sigo a partir de ahora.

    Besos desde Alicante.

    ResponderEliminar
  3. Me da miedo dejar trozos de mi en alguien que no sé si se irá en breve, o después de un tiempo.
    Prefiero caminar sola que enredarme en caminos ajenos a mi, que sólo alargarán la cosa y la complicarán también.

    Cuando el amor se acaba, lo mejor es recoger los pedazos rotos y seguir andando, antes de caernos de bruces y aferrarnos a un recuerdo que nos herirá.

    Qué difícil es luego hacerlo a tiempo.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  4. Tu comentario de hoy es un poco desasogante. ¡Porque es tan verdad! Pero qué dificil es saber cuándo es el momento de decir, hasta aqui hemos llegado juntos, en adelante cada cual hará su camino aparte. Qué dificil es saber recoger, cerrar puertas y marcharse, qué dificil es buscar el propio camino.
    Pero eso es la vida, que es lo único que tenemos...

    ResponderEliminar
  5. Gracias Pilas por tus palabras y tu ánimo,
    Feliz día y un abrazo,
    Cecilia

    ResponderEliminar
  6. uffff si que es difícil saber Comment te dire adieu?... cantaba Françoise Hardy, tan lánguida ella... yo mismamente tardé 5 años para decidirme y para ello tuve que cambiar de país...
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Pero qué bonito te ha quedado todo esto. La verdad es que últimamente te leo y el blog me va como paralelo al tuyo. Tenía una entrada que no dice lo mismo que tú pero el espíritu es el mismo. Ya la verás cuando me atreva a publicarla y sabrás que es esa. De momento sólo te puedo decir que me ha llegado este pedazo de belleza que tocaba incluir hoy. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. El amor se trunca muchas veces por razones previsibles, otras inesperadas. Concebido como un juego, como algo que en la contemporaneidad algunos llaman amor líquido, tratar de retenerlo y mantenerlo cuando el viento sopla en contra puede llegar a ser, mal nos pese, algo imposible.

    Ya me encuentro en París, procuraré no ahondar en el vacío, con sobrevolarlo me es suficiente. Qué panorámicas!

    ResponderEliminar
  9. Cuando esto ocurre lo mejor es darse la vuelta y recordar los obstáculos para la siguiente vez que se afronte el camino, evitar el tropiezo. Aunque hay que estar totalmente seguro de que continuar es imposible, no sea que abandonemos la empresa demasiado pronto, porque el camino fácil no es...

    Besos

    ResponderEliminar
  10. No nos engañemos siempre hay un culpable(uno que ofreció más de lo que dió, otro que esperó más de lo que se le prometió, falta de valor y corage...) Pero no olvidemos que cuando una puerta se cierra otra se abre. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Siempre me haces pensar y me tocas el alma.
    UN BESO AMIGA.

    ResponderEliminar
  12. Buena teoría para afrontar el desamor. Otra cosa ¡ay! es la práctica.

    Un beso.

    Marpin y La Rana.

    ResponderEliminar
  13. Pilar, te agradezco tu visita, porque gracias a ella he descubierto tu blog. Cuánto valor hace falta para dejar una relación que se ha vuelto arena entre los labios. Pero cuánta razón tienes. Me quedaré por aquí, leyéndote.

    ResponderEliminar
  14. Eva; bienvenida, seguro que se te ocurre qué hacer ;)

    Mar; encantada de tenerte por aquí, siéntete en tu casa.

    Êl düêndê (¡n)fêl¡z, Tiza, Canoso, Cruela, es cierto lo díficil es saber cuando ha llegado el momento, cuando ya no hay remedio y no seguir sufriendo, y como dicen Marpin y la Rana pasar de la teoría a la práctica, pero me parece que sirve de algo darse cuenta de que el amor si duele y duele ya no es amor.

    Houellebecq, muchas gracias me quedo a la espera de esa entrada.

    Vanity; bienvenido, disfruta en Paris.

    Minerva, yo no creo en culpables, o al menos no de modo absoluto, pero brindo por esa ventana.

    Cecilia, me alegra que estés mejor.

    Meme, me gusta leerte, cuídate.

    Córdoba, ponte cómoda, el descubrimiento ha sido mutuo.

    ResponderEliminar
  15. Como me dijiste el otro día, si alguien te quiere de verdad no te hará daño, hoy me he dado cuanta de que alguien me quiere de verdad. Muy bonita tu entrada, pero cómo saber que todo ha terminado sin pasar a esa fase del casi odio? A veces luchamos tanto por ese amor que cuando nos damos cuenta de que ya se ha acabado es demasiado tarde.

    ResponderEliminar
  16. Fairtales; enhorabuena!!!
    Creo que en el fondo lo sabemos pero nos negamos a asumirlo.

    ResponderEliminar
  17. Me gusto mucho Pilar. y la boca se queda llena de arena después de un beso que te daba la vida. Y entonces, sólo cabe recoger y marcharse, dejar atrás sueños y esperanzas, antes de que el odio se apodere de nuestra alma y el miedo de nuestros labios. Me gustaron mucho esas esas frases. Continúa con el buen trabajo.

    Nos leemos pronto.


    ZeroZ

    ResponderEliminar