,

¿Y SI FUERAS TÚ?




A veces, cuando guardo el cupón en la cartera, al ladito de los de las semanas pasadas que olvido mirar, mientras le doy las gracias al vendedor que se acerca a vernos cada viernes para depositar tu granito de ilusión a cambio de un sólido apoyo a una entidad que hace las cosas realmente bien, dejo la mente divagar y pienso en cómo sería si esta vez, la afortunada fuera yo, ¿dejaría de trabajar? ¿cambiaría de ciudad? ¿de casa? ¿de cuerpo (por la vía de la mejora continua, claro)? Es fácil pensar en todo lo que podrías tener que ahora no tienes, pero ¿podrías conservar lo que realmente importa? Y lo que es peor, ¿seguirías siendo tú?

4 comentarios :

  1. No sé si se puede seguir siendo uno mismo cuando tu mundo se dá la vuelta, pero se puede intentar ¿no? Me gustaria probar

    ResponderEliminar
  2. Pues realmente creo que nadie se paró a pensar eso porque cierto es que el abundante dinero donde antes no lo habia cambia a las personas para bien o para mal pero las cambia y no mucho por supuesto pero no sé realmente pasamos a ser personas distintas...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo; creo que todos nos apuntamos a probar, por algo llevamos un número mágico en la cartera¿no?

    ResponderEliminar
  4. teologíadeS; pienso que deber ser dificil seguir pensando igual y actuando igual cuando no tienes que trabjar para alcanzar los medios precisos para mantenerte a tí ni a los tuyos. Gracias por tu presencia.

    ResponderEliminar