, , ,

Y AHORA CALMA

Tres lavadoras y demasiadas horas de plancha después, ya estábamos otra vez de camino, este más corto y más cómodo, que es lo que tiene moverte en tu coche en tu propio país. Cambiamos el calor y el arte por la naturaleza y la frescura de Asturias, la pasada Semana Santa nos escapamos unos días y nos quedaron ganas de más.



Días tranquilos, apenas disimulados con un poquito de ejercicio y algo de cultura, básicamente nos hemos dedicado a comer y holgazanear, y en estas artes, los asturianos saben lo que se hacen.

Aunque ahora tengo un verdadero problema (ya hablaremos de ello en otra ocasión), no es posible resistirse a platos tan delicados, no, eso no, innovadores, bueno eso tampoco, vale, no es alta cocina, ni cocina de fusión, sino comida tradicional, de la de antes (de cuando mi abuela al menos), regada alegremente con algún que otro litro de una bebida en la que cómo te la sirven es más importante que la añada, la variedad o los meses de barrica, así las comidas y cenas han transcurrido entre tortos, cachopos, quesos y litros de sidra.

No es mi especialidad pero no me resisto a tratar de contaros de qué estoy hablando, los tortos son una combinación de levadura, leche, vino blanco y aceite que se cubre con una generosa ración de picadillo, huevo, o el siempre presente cabrales.

Por su parte el cachopo, es un enorme filete de ternera  empanado, relleno de queso y jamón serrano, y cuando digo enorme, no me refiero a un filete grande, sino a más o menos media vaca que nadie espera que te comas tú solo, así que se pide para varios y se comparte, menos mal porque no cabe en un plato normal y se sale de una fuente amplia, y sigue por debajo de las patatas. Es increíblemente tierno y sabroso. Nos comentaron que también se preparan de pescado, pero no tuvimos ocasión de probarlo.

Y después, cuando crees que ya no te cabe nada más en el cuerpo, y has conseguido esquivar el arroz con leche, o la tarta de almendras, el camarero te mira y susurra algo así como " y una tabla de queso?" y claro, no hay modo de decir que no a eso, sobre todo si te has pasado la mañana paseando entre los puestos del mercado, comprobando que no solo los inefables franceses son capaces de hacer magia con algo tan sencillo y accesible como la leche (sea esta de vaca o de oveja o de cabra, ¿cómo hacer si no el conocido, tres leches?)


Pasear a caballo o disimular una cena en Oviedo con el saludo a Santa María del Naranco, han sido las actividades más "activas" de toda la semana, porque bajar a leer un rato a la playa, charlar con amigos, y tumbarse con la única ocupación de comprobar desde la cama que realmente la marea sube y baja, creo que no cuentan.

Así que han sido días de calma, de serenidad, de pensar al ralentí, de deambular un ratito por los blogs amigos, con la pereza que te impide escribir, y desdeñando el instante de retomar el interés por aquello que sucede más allá del entorno más íntimo. 

Días de desayunos lentos, de paseos sin rumbo, de abrazos sin motivo, de risas sencillas, y de paz. Noches acunadas por el rumor sin pausa de ese mar que se debate entre el amor y el odio con la orilla, adornadas con una luna inmensa. Horas que tienen que servir de referencia para los meses que se avecinan, espacios que no es fácil recuperar cuando los horarios, las exigencias escolares y laborales, y la vida real se te echan encima y esperan que las lleves con soltura y salero. 

17 comentarios :

  1. Pues si, a tocarse el alma es lo que toca ahora y Asturias es lugar idóneo. Es plato de ternera tiene una pinta...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Ohhhh, ahhhhh, mmmmmm, ¡Oh sí, nenee!
    Pues eso. Orgasmá me hallo.

    Y te juro que lo de los tortos ni lo vi, ni me lo dijeron,ni tenía conocimiento hasta ahora mismo, que si no... ya la lío.

    Que yo soy como la Esteban, por un picadillo MA-TO.

    ¡Vaya dos entradas que nos hemos calzao en nuestros respectivos blogs!
    P´a morirse!

    ResponderEliminar
  3. Por favor... acabo de llegar a casa de un intento de salir de tapas... cosa chunga en mi ciudad... ¡¡¡vaya hambre que me acaba de entrar!!!

    Me alegro de que disfrutaras de tus días allí :) ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  4. Noto que estas vacaciones te han relajado, me alegra muchísimo, y se me ha hecho agua la boca con tus relatos de las comidas!!
    .......que rico!!
    Cariños desde neuquén

    ResponderEliminar
  5. Hola!!! Mañana te leo con más tiempo. Un beso gigante.

    ResponderEliminar
  6. HOla!!
    No se que pasa que hoy va varios blogs de asturias..ayss qué bonito!! ejejje
    Pues nada, efectivamente no es fácil recuperar el ritmo frenético que llevamos..pero bueno..si siempre fuera calmado..entonces no lo sabríamos disfrutar no? siempre hay algo bueno en el lado malo de la vida.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. No he llegado a las doce del mediodía y me han entrado unas ganas de comer... Es que lo describes, lo ilustras, me hablas de quesos que son arte y apra mí debilidad... En fin. Que lo disfrutes.

    ResponderEliminar
  8. Encantados de que estés de vuelta y contentos por ti al ver que has pasado unas magníficas vacaciones.

    Marpin y La Rana

    ResponderEliminar
  9. Una semana envidiable, menos mal que te he leido después de comer, ejem.

    Besos !

    ResponderEliminar
  10. jo...., Pilar, no puede ser..., qué envidia me das,uhmmm ....quesos, la créme de la créme....


    (te deseo una buena bajada a la rutina,amiga)

    ResponderEliminar
  11. Gensanta y yo tratando de quitarme esos quilos de más.
    Lo de los tortos no lo había oído y mira que me trabajo Asturias... Hay que volver.
    Bienvenida, guapa.

    ResponderEliminar
  12. El verano que viene me voy a Asturias... Y ahora me voy a cenar. Qué hambre me has dado. ;)

    ResponderEliminar
  13. Recién llegada de Asturias....ayer.Hoy estoy de adaptación añorando mi tierra todo el día,
    Bss

    ResponderEliminar
  14. Hola a tod@s, ya veo que lo del comer nos llama a tod@s ¿eh?

    Esta semana con amigos en Ribadesella ha sido un broche estupendo para una vacaciones que nos cogieron cansados y un poco "nerviosos" y nos dejan con las pilas cargadas y seguros de poder con lo que venga.

    Encantada de reencontraros a todos y a todas y mi más sincera bienvenida a quienes se han ido incorporando a esta casa que es de todos, espero que os sintais cómodos.

    ResponderEliminar
  15. I think it is going to be some bring old article, but it really compensated for ours time. I will posted a links to this post on my blog. I am sure ours visitor will think that very useful

    ResponderEliminar
  16. Wow that is a talented article.. I' m enjoy it.. obedient dispatch
    [IMG]http://www.sedonarapidweightloss.com/weightloss-diet/34/b/happy.gif[/IMG]

    ResponderEliminar
  17. Anónimo, es antiguo, pero igualmente ilustrador de lo bien que se puede pasar en Asturias. Un cordial saludo

    ResponderEliminar