,

SOLEDAD

Pablo Picasso
La soledad es muy hermosa... cuando se tiene alguien a quien decírselo.  
G.A.Bécquer

Poned atención: un corazón solitario no es un corazón. 
A.Machado



De alquilar amigos a hablar de soledad, solo un paso, y un empujón, el vuestro. Por qué es la soledad el mal de siglo XXI, ahora que podemos comunicarnos en tiempo real con casi cualquier parte del mundo, ahora que ni siquiera el idioma es una barrera (benditos traductores on line), ahora que disfrutamos de más tiempo de ocio del que ninguna otra generación ha dispuesto jamás, ahora nos morimos de pena, solos en un rincón, dispuestos a casi todo por que alguien nos mire.

La soledad no es un hecho físico, puedes sentirte dolorosamente solo en medio de una multitud, pero también tiene que ver con eso, un mundo que corre mucho más que nuestros pies no ayuda.  

Solos están aquellos que no tienen con quien compartir sueños, miedos e ilusiones, aunque compartan mesa en el despacho, asiento en el metro, médico del seguro, colegio del hijo, banco en el parque, o cuota de la hipoteca. Solos quienes no han encontrado ese otro a quien escuchar, apoyar y acompañar, porque cuánta soledad no nos ganamos a pulso, cerrando nuestro circulo, salvándonos de todo, en nuestras propias torres de marfil, para descubrir quizás un día que el príncipe era una rana y estamos en mitad de una charca.

Quizás el mejor antídoto para la soledad sea simplemente un poco de humanidad, de tiempo, de paciencia, de amor en letras pequeñas, de cuidado, de mirar no ver, de escuchar no oír, de dar no pedir, de ir no esperar que vengan.

Porque como el amor trágico, la soledad también puede vestirse con bellos ropajes, adornarse de halos de misterio,  y resultar atractiva como una imagen de postal, pero cuando hace frío y llueve, nada calienta más el corazón que el latido cercano de un amigo.



7 comentarios :

  1. Cuanta más gente tenemos a nuestro alrededor, más desconfiamos ergo más solos nos sentimos y nos encontramos. ¿Por qué? Creo que nadie lo sabe pero digamos que hoy por hoy nos basta con que nos miren, con pagar por amistad o por cariño momentáneo. También es verdad que a veces no nos damos cuenta y empujamos a seres queridos a que nos odien y por eso nos quedamos solos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. uhmm, qué tema tan atractivo, me encanta que se reflexione tanto sobre la soledad, la pura nostalgia o melancolía, tan alimentada en la literatura, pero otra cosa es la fría soledad que se alberga en el rincón del cuarto.
    me gusta como referente de creatividad,intensa.

    un abrazo, Pilar

    ResponderEliminar
  3. Bonito post, en especial el último párrafo. La soledad si es elegida no es en absoluto mala, lo peor es si es irremediablemente impuesta por quien sea, la sociedad, la falta de empatía...etc.
    Cada vez creo que la sociedad se individualiza cada vez más y nos arrastra. No hay más que ver como juegan los niños de ahora y como jugaban antes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. ¿Puede ser que en muchos casos la soledad nos la buscamos inconscientemente nosotros mismos? Muchas personas están demasiado ocupadas en sus preocupaciones, sus estreses, sus problemas que por algún motivo decide no compartir, y sin darse cuenta, se va aislando y dejando a un lado a las amistades hasta que llega un día en el que se dan cuenta de que se han quedado solas. Porque cómo dices, es el mal del siglo XXI, cuando tenemos todo a nuestro favor para no estar ni sentirnos solos, y por el contrario, cada vez hay gente más ermitaña..
    Y dejar de estar solo es fácil, pero hay mucha gente que se queja, pero en realidad no está dispuesta a dar los pasos necesarios.. somos tan complicados....
    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. teologiadeS; la desconfianza forma parte de la barrera con la que nos protegemos, pero quizás la levantamos antes de tiempo o ante demasiadas personas.

    filo; yo creo que la soledad cuando no ese elegida es siempre fría. Encantada de tenerte por aquí.

    thot; quizás la soledad sea parte de la letra pequeña del indiviualismo.

    Sr. Gili; Gracias mil.

    Claire; quizás no sea tan fácil, hay que romper muchas barreras y que el otro siga esperando cuando lo consigas. Complicados, realmente complicados, nos hacemos daño y luego nos lamentamos.

    ResponderEliminar
  6. Yo soy de esos a los que le gusta la soledad, el silencio, aunque tal vez sea simplemente porque no puedo disfrutar de ella demasiado tiempo, quien sabe! Igual es como dice Becquer, y si algun día la tebngo en vez de disfrutarla, la sufro...

    ResponderEliminar