, ,

ÍDOLOS vs FAMOSOS

Para que les fuera un poco más fácil superar los cambios de compañeros, en clase del mayor los agruparon por parejas y les entregaron un cuestionario, para que al contestarlo en voz alta fueran presentándose; sorprendentemente le gustó la experiencia y me lo estaba contando con cierta fluidez hasta que llegó a la pregunta ¿qué famoso te gusta más? "Ninguno, yo no veo esos programas de cotilleos, menos mal que la nueva tampoco, porque me hubiera caído mal para todo el curso" le había molestado incluso la pregunta.


No dije nada, porque interrumpir opinando, o en este caso corrigiendo, ya he aprendido que no es la mejor táctica cuando hablar con un adolescente es tan peligroso como caminar en un campo de minas con los ojos cerrados, y lo que parecía un jardín se convierte enseguida en un pantano, pero me quedé con la copla. 


Aunque para él y quizás para muchos de ellos famoso es el despectivo término con el que califican a quienes habitan el mediático mundo del corazón, famosos y famosas por quienes ruedan o no por sus camas, por su mal gusto, por su excesos de suburbio elevado al olimpo más crutelux, la pregunta iba por otro lado, y siempre he pensado que las personas a quienes admiras dicen mucho de quién eres y qué quieres.

Unos días después Nadal ganaba el US Open y hacía una declaraciones absolutamente encantadoras, propias de un hombre sencillo, que valora lo importante y sobre todo se mantiene con los pies en el suelo, consciente de que jugar al tenis, admirablemente bien, mejor que nadie, incluso, no es un mérito realmente extraordinario, y mis hijos se sumaron al unánime comentario de valoración, y recordaron su caballerosidad en aquella ocasión en la que tras la apabullante victoria ante Federer que se derrumbó en lágrimas sobre la arena de París. La elegancia con la que escucha los elogios y con la que se niega siempre a colocarse por delante de otros, es casi más impresionante que su juego perfecto y sus nuevos saques bajo la lluvia de Manhattan.

Hoy durante la cena hemos visto el avance del programa televisivo donde Pau Gasol presenta su iniciativa solidaria, y ha sucedido lo mismo, además de valorar su inmensa calidad como jugador de baloncesto, no en vano es portador de dos anillos de la NBA un sueño inalcanzable para un chico de Sant Boi, hace no tanto, valoran su forma de ser, de comportarse y de usar su capacidad de atraer a los medios para hacer algo bueno, algo por los demás, emociona oírle decir "Somos iconos en los que los niños se fijan y tenemos la responsabilidad de dar ejemplo. Lo quieras o no" y lo que realmente hace que cierres los ojos un instante y le des las gracias a todo, es que ellos también se sienten emocionados. 

Si este grupo de impresionantes deportistas, educados, normales, sin excesos y apariciones en el couché, que se deshacen en elogios los unos con los otros, sin temor a que la gloria de uno empañe la del otro, un tenista, un jugador de baloncesto, el portero del Madrid, o un bicapeón del mundo de Fórmula 1, si estos son sus ídolos, me encanta pensar que no le gusta ningún famoso.




15 comentarios :

  1. Gracias Pilar por tu hermoso comentario. Para mi es mucho que te pasaras por mi casa q es la tuya a visitarme, y recibo tu cariño y apogo con sumo afecto. Un fuerte abrazo. Uru.

    ResponderEliminar
  2. Siempre tenes las palabras justas para cada escrito. Gracias por compartirlo con nosotros y por visitar siempre mi casita.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Estamos sometidos y manipulados por los poderes mediaticos, quien crea a un mito o a un famoso son los medios, en función de intereses econcomicos y comerciales. Hay mucho y abundante donde fijarnos en la vida cotidiana, tanto de bueno como de malo, para discernir y comparar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado tu post. Un famoso de la tele, de los que tanto abundan hoy en día, te puede caer mejor o peor, pero de ahí a sentir admiración lo que se dice admiración, pues hay que pensarlo bien y ver porque esa persona es famosa y qué ha hecho en su vida para ganar esa fama. Los ídolos deportivos que has mencionado son ejemplos maravillosos que ojalá despertarán la gran admiración de todos los adolescentes, pues eso sería una buena señal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola, bonitas palabras, he venido para quedarme, pasa buen día, besos.

    ResponderEliminar
  6. Estimada Pilabalorio:
    Decía el gran Unamuno que "el cielo de la fama no es muy grande, y cuántos más entren en él , a menos tocan cada uno de ellos".

    ¡Dios nos libre del cutri-famoseo!

    Bss

    ResponderEliminar
  7. Gracias por tus reflexiones Pilar,siempre cargadas de razón y sentido común,
    Que pases un buen fin de semana
    Cecilia

    ResponderEliminar
  8. La fama cuesta...
    Todo cierto... no puedo decir más que comparto todo lo que has escrito. Famosos se ha tornado en una palabra despectiva pero Marie Curie es famosa por su experimentos con las radiaciones, Fleming por la penicilina y casi que no nos atreveríamos decir que son famosos. Nunca interrumpas un adolescente cuando empieza a hablar, lo importante es que te hable
    Besos

    ResponderEliminar
  9. No sé qué tipo de famoso necesitamos como modelo. Desde luego los sencillos aportan más que los engreídos. Yo, que casi no admiro a nadie ya, me quedo con los artistas literarios o musicales que me gustan, famosos o no. Claro que en persona no suelen ser tan admirables.

    ResponderEliminar
  10. Cada famoso esta en funcion del circo donde trabaje. Los deportistas que citas actuan de acuerdo al libreto; en cambio una del burlesque actuara en consecuencia; los que actuan en el circo del escandalo siempre se ajustan al papel. Son variados los circos o pistas y esta en función del publico; a cada tipo nde "famosidad" existe su grupo de personas que gozan de esas "exentricidades"
    En fin para cada loco su tema o famoso o idolo.
    Gracias por hacerme pensar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Es justo reconocer el bien-hacer de algunos ¨famosos ¨, sobre todo cuando los mas jovenes admiran sus proezas y los quieren imitar .
    Una entrada muy acertada.

    Besos desde Málaga.

    ResponderEliminar
  12. Deberíamos alarmarnos de vivir en una sociedad que tiene uno de sus referentes mediáticos a una mujer iletrada, inculta y mal educada de la que no se conoce mayor mérito que haberse acostado alguna vez con un torero decadente.
    No es casual. Responde a un plan bien diseñado. Gracias a cosas como esa nadie abre la boca por la falta de trabajo, de perspectivas, de cultura...
    Es una cuestión de principios.

    ResponderEliminar
  13. Uruguayita; me gustó pasar a verte, un beso.

    Caly; yo necesito palabras, tú lo dices todo con dos trazos y encimas nos regalas una sonrisa. ;)

    Dr, Mikel, totalmente cierto, pero aún hay diferencias entre lo que venden unos y otros ¿no?

    Claire; esa es la diferencia el porqué saltan a la fama y cómo viven con ella.

    Don Vito; bienvenido, siéntase cómodo.

    Tordon; o al menos que nos pille confesados.

    Cecilia; lo mismo digo Cecilia. Un beso.

    Cruela; mira que es díficil callar a veces, pero en ello estamos, que hable que hable...

    Houellebecq; creo que los modelos que se nos ofrecen dejan mucho que desear, probablemente los grandes hombres y mujeres de nuestro tiempo están, como dice Cruela, trabajando en el laboratorio y no les queda tiempo, ni ganas para el famoseo.

    eltauromquico; sin duda tienes razón, pero reconozco que cuando lo excéntrico incluye ayudar a otros, yo compro el producto más facilmente.

    Annick; gracias por tu visita y tus palabras.

    Tiza; si alarmados estamos, creo. Un beso

    ResponderEliminar
  14. El problema es que vivimos en la cultura televisiva de lo bochornoso, de lo cruel, de lo trágico y las buenas noticias no son noticia, valga la redundancia. Vende más un embarazo de un famosillo de tres al cuarto o la infidelidad del cretino de turno, nos llenan la televisión con horas y horas de un espectáculo bochornoso y terminamos llamando 'famoso' a toda esta fauna... una pena.

    besotes

    ResponderEliminar
  15. @Canoso No se puede expresar mejor, quieren atontarnos con historias que no pasan de cotilleos de escalera. Besos

    ResponderEliminar