,

MÁS HERMOSO TODAVÍA

Los que nos criamos con los payasos de la tele, siempre hemos sentido algo especial por el circo, pero a mí, hace años que se me calló la venda, me era imposible conservar la ilusión, los ojos se me marchaban al zurcido del vestido, al aspecto enajenado, como de peluche sucio, de las fieras, y tras la sonrisa pintada del payaso me parecía descubrir la expresión preocupada de quien cuenta las filas ocupadas y trata de adivinar si será suficiente para pagar los gastos y seguir tirando.


Así el circo se convirtió, para mí, en un espectáculo triste, de gente que se había quedado atrapada en un mundo de carretas y arena, lejos del gusto de la gente y que sobrevivía tan solo por la nostalgia de quienes habíamos crecido cantando "había una vez,...un circo"

Pero hoy he presenciado un espectáculo diferente, lejos de lonas, arenas y fieras, un montaje elegante, bien llevado y con unos números dignos de aquel mítico Price. Los conocía de su pasacalles en la Expo, que cada mañana conseguía hacer olvidar colas y calores a los visitantes, trasladándonos con su magia a un mundo de ensueño, y hoy he podido acudir a su último espectáculo Saltimbanco

Sí, son el Circo del Sol, y no renuncian al maestro de ceremonias, la banda que preside el espectáculo desde su tribuna, los payasos, los malabaristas o los equilibristas, ni siquiera a ese desfile final de toda la trouppe, pero parecería que en vez del "más difícil todavía", su lema fuera otro, pues llenan cada momento de belleza, magia y poesía, mientras la dificultad se oculta hasta casi desaparecer bajo el manto de la elegancia y la precisión.

Es el Circo, más allá de las diferencias, el espectáculo que reune a mayores, chicos y medianos, donde la risa se da la mano con la maravilla, la magia y la mirada extasiada.


24 comentarios :

  1. La primera visita de inspección que tuve cuando empezaba en eso de la docencia, allá por los primeros `70, entró en el aula (sin llamar a la puerta, por supuesto), se dirigió a MIS alumnos y les espetó: "¿Cómo están ustedeeeees?".
    ¡Qué vergüenza!.
    ¡¡¡¡¡¡Biéeeen!!!!!.
    No me quiero ni acordar.

    ResponderEliminar
  2. ¡Oye! Pues pensaba que era la rara del mundo mundial.
    De toda la vida, los payasos tipo Charlie Rivell me han dado un mal rollo que lo flipas, esas lágrimas a caño, esa estética de perdedor de la vida, de deshauciado...

    Lo mismo me pasaba con los muñecos de porcelana.

    Tú exploras otra estética, querida.

    ResponderEliminar
  3. A mi también los circos me daban tristeza pero ésto que mostrás es puro arte. No me gusta que utilicen animales ni los payasos tristes con una lágrima pintada.
    Buena reflexión!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Este ´cirque du soleil ¨es toda fantasía y elegancia .
    Muchos otros siguen su linea .

    Besos desde Málaga.

    ResponderEliminar
  5. Los payasos me dan lástima. Otros me dan miedo. Sí, consecuencias de 'It'.

    Los cascabeles, no. El Sol, un poco. Pero eso es por culpa de Apolo. Como siempre.

    Abrazos de madrugada latente

    ResponderEliminar
  6. Este es un circo especial aunque no renuncien al maestro de ceremonia, ni a la banda, ni siquiera a los payasos, pero llenan de luz, color y música que embriaga los sentidos y te transporta a otro mundo...al mundo de la magia...por eso son especiales...besos

    ResponderEliminar
  7. No soy mua fan del circo, pero tengo entendido que este es especial. Igual cuando tenga algo de dinerito ahorrado voy a verlo.

    ResponderEliminar
  8. Tuve la oportunidad de verlos hace, más o menos un año, en Sevilla y como bien dices, es puro espectáculo de música y sueños al aire.
    En donde vivo, cada dos por tres, vienen circos, instalan sus carpas, reparten entradas descuento/invitaciones en la puerta de los colegios, y este año, decidí llevar a mis hijos, 3 y 5 años, y con ellos, esa tarde, volví a ser niña.
    Sentada allí, en antiguas gradas de madera, con las manos llenas de chuches, y viendo el asombro de mis niños al ver leones saltando, elefantes a pata coja y perritos bailando al compás.
    Pero a mi, se me levantó un poquito el alma, porque esa gente capaz de bailar sobre una cuerda, lanzar 7 objetos a la vez al aire y "bailarlos" todos, lo hacen por puro amor a su profesión, son verdaderos artistas bajo una carpa llena de ilusión.
    Creo que los ojos también cumplen años y dejamos de ver la mágia que existe en muchas cosas...

    Precioso Post Pilar.
    Abrazo inmenso al alma.

    ResponderEliminar
  9. No he podido ir a este circo del sol y estuvieron en Alicante en una ocasión, lo tengo en tareas pendientes.
    El circo de pequeña me fascinaba y a mi hija la he llevado en alguna ocasión, la ultima vez que fui el pequeño lo tenia en la barriga y como pude subí todas las gradas donde me tocó sentarme y a la gente le daba pena de verme, al dia siguiente parí.

    BESOS

    ResponderEliminar
  10. Hola, Pilar:

    Me ha gustado mucho tu entrada. Mi exmarido trabajó en un circo antes de conocerlo. Alguna vez me contó alguna anécdota del circo y guarda un recuerdo imborrable, porque le atacó una avestruz (tiene una cicatriz en el tobillo). Aunque parezca de chiste, las avestruces tienen mucha fuerza en las patas.

    Como bien dices, hay mucho en la trastienda de un circo.

    A nosotros nos encantaban los espectáculos del Cirque du Soleil por muchos motivos.

    Besos, una entrada bonita como siempre.

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola Pilar! Igualito me pasó a mi, pasar simplemente por donde estaba instalado el circo me producía una tremenda tristeza, esta primavera mi hija y su novio me invitaron a ir con ellos a una ciudad cercana a ver el circo del sol, acepté por complacer, pero debo decir que fue todo un espectáculo y que allí volví a sentir la magia del circo.
    P.D. No hay obligación de seguir el juego, simplemente cumpliendo las normas te nominé, me gusta tu blog y a lo mejor al ver el enlace alguien se animaba a conocerte, eres un tesoro en la red.
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado porque a mí lo que más me gusta del circo son los trapecistas. Ayer por la noche estuve en la Ciudadela (Barna) y vi un espectáculo en el que bailarines con paraguas luminosos danzaban a 50 metros de altura elevados por una grua. Y hoy tu entrada, que casualidad tan bella.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. es IMPRESIONANTE el circo del sol!
    fui a verlo el miércoles noche, y me encantó, realmente...no voy a engañarte, esperaba algo mas espectacular, nose...aunque es espectacular, pero un punto mas, nose...
    pero la elegancia y la magia que desprende es bruta, me encantó!:)

    ResponderEliminar
  14. Piluca, es la tercera vez que no puedo dejarte comentarios y eso que los que escribí me habían salido muy bien ;)
    Ya estoy aquí para dar guerra y seguir leyendo tus magníficos posts.
    Gracias por todo.
    Un abrazo.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  15. A mi de pequeña me llevaron una vez al circo. Me quedó tan mala sensación que ya nunca más que querido volver. Ni siquiera he llevado nunca a mis hijos.

    No he ido a ver el circo del sol, pero quienes lo han hecho me han dicho que es una pasada. Es otra historia.

    Besos Pilar.

    ResponderEliminar
  16. He de reconocer que a mi me gustan mucho,de echo los he visto dos veces.Sin embargo en referencia a la primera parte de tu texto he de decir que este circo tampoco es tan maravilloso como aparece ...de echo es una multinacional y te puedo asegurar que vigilan mucho mas si hay filas llenas,pero me resulta mas triste pork no depende de ello la supervivencia de una familia que año tras año fragua su vida entre carretas y arena.
    Tienen unos espectaculos increibles pero pienso que perdieron la esencia con la que comenzaron hace tiempo en una "petit chapiteau" en Canada...claro que solo es mi humilde opinion ...basada en algunos comentarios de gente que curro con ellos y que comentan que son una multinacional sin muchos escrupulos.

    ResponderEliminar
  17. @Valdomicer No me extraña, menuda entrada. besos
    @Fiebre De rara nada, o al menos no por eso (je, je) y sobre los muñecos de porcelana ni me pronuncio que no se si me dan más miedo o dentera, uagh!!
    @saltar del tren Bienvenida, y gracias por tu comentario, va a resultar que esa imagen nos inclina más a la lástima que a la risa a más de uno, dos, tres... o que Dios los cría y ellos se juntan.

    ResponderEliminar
  18. @Larisa Una más del club de medanrepelúslospayasos; al sol hay que tenerle respeto, y ojo con Apolo que tiene mala fama, un beso.
    @Marita Esa es la definición "especial". Un beso
    @DANYGIRL Es un concepto distinto, más basado en la imagen y la elegancia, creo que vale el esfuerzo. Besos

    ResponderEliminar
  19. @Sonia Quizás somos en parte responsables de la decadencia de un espectáculo que tiene siglos de historia a las espaldas.
    Un beso.
    @MEME Me temo que no es admisible si quejas de que es un titiretero ¿no?
    @Mar Seguro que tenía un montón de anecdotas curiosas, el mundo del circo es de algún modo un mundo aparte ¿no? Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  20. @Alondra Esa es la misma sensación que me causó a mí. Gracias por nombrarme, de verdad, es un honor para mí. Un beso
    @A veces Eau, a veces Euria, siempre Idoia Seguro que fué precioso, esa sensación de que la gravedad es cosa de otros, es tremenda y si encima se rodea de luz y belleza, pues con la boca abierta. Besos
    @desde my ventana Totalmente de acuerdo. Un beso y buena semana.

    ResponderEliminar
  21. @poetadebotella ¿sabes a mí me sobró un poco el mimo, pero a los chiquillos de detrás les encantó? Quizás era lo que no esperaba, porque me hubiera bastado con los otros números. Un beso,
    @InfiniteRebel Tres veces te leo y tres veces me enfado con el Blogger por dejarte tirada, me hace tanta ilusión volver a leerte. Un beso enorme.
    @Rosa Quizás te cogió en mal momento, por mi experiencia a los niños les gusta mucho, y éste en concreto seguro que os gusta a todos.

    ResponderEliminar
  22. @BITXO PARDO Lo triste es que probablemente tengas razón, la magia y la belleza raramente sobreviven y esta idea ha dado demasiadas veces la vuelta al mundo, para que no tengan una organización "poderosa" detrás. Un beso

    ResponderEliminar
  23. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar