, ,

INDIGNOS

Dudo mucho que el revuelo y la reprobación pública sean el mejor modo de manifestar que algo nos ofende y nos revuelve las tripas, que contarlo una y otra vez, sea lo mejor.

De algún modo, cada vez que nombramos a esas personas, estamos agrandando su imagen, reproduciendo sus ofensas, multiplicando el impacto de su veneno o su miseria. ¿Cuántos de nosotros habríamos leído un determinado libro? Sin duda, muchísimos menos de los que hoy sabemos qué cuenta ese ciudadano, que por otra parte suele retratarse siempre que tiene ocasión, en el libro que no compraremos.

Y yo dormiría mejor sin saberlo, no me hace falta, me daña, me ofende. Por eso al menos yo, no pronunciaré su nombre. Su indignidad supera lo escrito, porque sus disculpas duelen, hieren y ofenden. Y no merezco dormir con palabras sucias, y burlas impertinente, así que rebusco en un pequeño libro palabras que me reconcilien con los hombres, con las letras, porque si somos capaces de ser peores que el barro, también podemos acercarnos a las estrellas.

Canje 

Es importante hacerlo
quiero que me relates tu último optimismo
yo te ofrezco mi última confianza
aunque sea un trueque mínimo
debemos cotejarnos
estás sola estoy solo
por algo somos prójimos
la soledad también puede ser una llama

M. Benedetti

29 comentarios :

  1. Eso dicen, que no hay mayor desprecio que no hacer aprecio y es verdad aunque nos cueste porque se habla de lo bueno pero también de lo malo y el mal se conoce porque se habla de el.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Precioso el poema de Mario Benedetti.

    Pienso igual que tú, mejor dejarlo ahí.

    Precioso el poema, sí.

    ResponderEliminar
  3. Yo aplaudo tu post Pilar, pero también admiro a mujeres como Lydia Cacho que defiende ese tipo de situaciones en todo el mundo.
    En cuanto a ese ciudadano que comentas, ni es ciudadano, ni persona y mucho menos ser humano si se dedica a vanagloriarse y pretender vender libros con semejantes declaraciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Jo, que razón tienes Pilar. Tu post me recuerda a cierto alcaldillo que está en boca de todos. No se deben gastar palabras por alguien que no lo merece. Muy bueno Pilar. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Puajjj!!! Sólo de pensarlo se me revuelve el estómago! ¡Menudo tipejo! Y esta persona es director de un programa en la tv pública... ¡Que le despidan ya! Hombre, por favor...

    ResponderEliminar
  6. Respeto el espíritu de tu post y dejaremos al escritor anónimo cuyo nombre todos sabemos en silencio. Yo reconozco haber ido al trapo y atacarle en viejos posts por otras indignidades. Pero ya está, hasta aquí está bien...

    ResponderEliminar
  7. En cualquier caso me cuesta no morderme la lengua y para el que quiera ver todas las caras del prisma que lea este interesante texto dónde se disculpa con la boca pequeña, dónde miente un poco, dónde también dice verdades (especialmente sobre los medios) y dónde, eso sí, vemos los patéticos esfuerzos de un machito por salvarse de la quema, del naufragio y de aportar un nuevo parado a nuestro sufrido panorama español. http://www.sanchezdrago.com/blog/
    Como mínimo es curioso.

    ResponderEliminar
  8. No he leido nada de este, vamos a ver como lo digo, individuo.
    Lo pongo directamente en la lista negra.

    Besos !

    ResponderEliminar
  9. No se de quien hablas, pero si lo rechazas y tambien otros lo hacen debe ser por que dice cosas que no les agrada a ustedes, pero, posiblemnete sí a otros. Nadie puede sobrevivir solo con mentiras, tiene que intercalar algunas verdades.
    Por ejemplo Vargas Llosa para inos es un heroe, pero para otros un villano.

    un beso

    ResponderEliminar
  10. Que voy a decirte yo, Pilar, que esta mañana e he tirado a la yugular de ese escritor. Entiendo tu postura, mucho más inteligente que la mía. Mucho mejor leer belleza que basura. Pero es que no he podido aguantarme, y en según que cosas, especialmente con niños y comportamientos que le agredan, pues no me sé callar.

    De todas formas, tú llevas razón pues éste tipejo, sabía muy bien que podía hablar de ello por la prescripción de los confesos delitos, y como lo que le gusta es la provocaciñon, pues ahora está en todos los "candelabros", que diría una famosilla.

    Con todo lo peor no es esto. Acabo de leer absolutamente estupefacta que la Presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, le ha defendido comparándole con un premio Nobel.

    Impresentable escritor e impresentable Presidenta.

    Un abrazo de Marpin y La Rana

    ResponderEliminar
  11. Olé olé y olé...este post se merece un gran aplauso.
    Yo también voy a nombrar a un innombrable, y ojalá no vuelva a vender un sólo libro en toda su vida...Sus excusas ahora no sirven de nada.

    ResponderEliminar
  12. @teologiadeS Quizás deberíamos recuperar la sabiduría popular y al mal perseguirlo sin darle publicidad.
    un saludo

    ResponderEliminar
  13. @"ACAPU" Que hermoso y nutritivo sería hablar de literatura todos los días. Un beso

    ResponderEliminar
  14. @ANITA_LOSS Lydia Cacho es una de las mujeres más valientes que puedo recordar, y su lucha la de todas las personas de buena voluntad. Me sumo a la denuncia, pero me niego a incrementar el número de entradas en Google con ese nombre. Un saludo con frío, vecina.

    ResponderEliminar
  15. @Ojosnegros Pues también, pero del alcalde conviene retener nombre y partido, sobre todo si tienes la oportunidad de elegirle, o no. Gracias por tu visita y tus palabras.

    ResponderEliminar
  16. @superamatxu Pues parece que no, a la jefa le parece de Nobel, y se queda.

    ResponderEliminar
  17. @Houellebecq Te entiendo, llevo todo el día queriendo sacarle la piel a tiras armada con dedos y teclado, pero no. Lo de las explicaciones, peor, mucho peor, y no mejorará.
    Gracias por estar siempre.

    ResponderEliminar
  18. @BET Me parece la mejor opción, sin dudarlo. Dudo que nos perdamos mucho, habiendo tanto por leer.
    un beso

    ResponderEliminar
  19. @eltauromquico No es el caso, en ningún caso, hablamos de delitos asquerosos, de abusos disfrazados de gracietas, no de posiciones políticas. Houellebecq lo nombra en su segundo comentario, por si tienes mucha curiosidad. Un beso

    ResponderEliminar
  20. @EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA Como dice teologíadeS, no hay más desprecio que no hacer aprecio, pero si hablamos de él, si es de ella, recuerde el alma dormida estas palabras cuando se aproxime a una urna.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. @Magdalena Barreto Ahora que hablas de vender, sería interesante recordar quien ponía el libro a la venta, se trata de la Editorial Planeta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Estoy totalmente de acuerdo con lo que habéis comentado. Ojalá todo el mundo fuera como vosotras. Además, creo que cada uno tenemos una responsabilidad social y debemos aportar nuestro granito de arena a que todo vaya mejor y no dar pábulo a personajes como estos.
    Un abz.

    ResponderEliminar
  23. Ahhhhh!!! ¿Sabes lo que siento cuando me encuentro con estas cosas?... PÁNICO.

    Tal vez, porque veo que a la vez que me encienden la literna... me roban las pilas...

    Besos, Pilar.

    ResponderEliminar
  24. Es la mejor solución, Pilar, compartir bellos momentos, dicen en mi tierra que la mierda cuanto más se menea mas huele (perdona por los términos).

    besotes

    ResponderEliminar
  25. @thot Pues vamos a ponerlo, y a negar el pan y la sal a quien no lo merece. Gracias por tu visita y tus palabras.

    ResponderEliminar
  26. @Sonia Me encantó la forma de explicarlo, junt@s nada debe darnos pánico. Un beso

    ResponderEliminar
  27. @Canoso Son los tuyos términos elegantes y finísimos hablando de la materia de la que hablamos. Un beso

    ResponderEliminar
  28. ¿Qué tratamiento merece ese cavernícola de Sánchez Dragó y sus fechorías con niñas de trece años? ¿Silencio o picota? ¿Cárcel de papel?

    ResponderEliminar
  29. @Manuel Maria Torres Rojas En mis manos tan sólo está no volver a pronunciar su nombre,ver un programa en el que aparezca, no comprarle un libro ni a él ni a su editorial, mientras no se disculpe. No es nada, pero si todos hicieramos lo mismo, lo lamentaría donde le duele, en el bolsillo y en ego.
    Un beso

    ResponderEliminar