, ,

COMO HOJAS

Los científicos más sesudos andan demostrando algo que quizás todos sabemos, el amor, como las poderosas hayas, que tras la lujuriosa explosión de la primavera, saciadas de agua y sol  ofrecen un serena belleza en verano, serán despojadas por los primeros fríos de sus hojas y se convertirán en esqueletos bajo el frío manto de la nieve, el amor simplemente caduca. Ya tan solo discuten sobre el plazo, oscilando desde el pesimismo de los cuatro meses, al optimismo desbordado de quienes le conceden incluso dieciocho. 


Me llama la atención lo encantados que parecen al explicarlo, eso sí muy científicamente, basándose en las hormonas que se desatan raudales o en la iluminación de determinadas  zonas del cerebro. Todos coinciden en señalar que el amor pasional, el enamoramiento se asemeja básicamente al estado de ánimo de un drogadicto que tiene acceso a su droga.

Visto así, diríase que, de repente, un día cualquiera y ante un estímulo desconocido, caemos rendidos ante alguien y con un poco de suerte (o mucha, bien mirado debe ser difícil que este rayo hormonal/cerebral/genético, caiga a la vez sobre dos personas de modo recíproco) se abre ante nosotros un periodo de vida pleno de deseo, de satisfacción, de locura, de ilusión, de permanente subidón emocional y creemos tocar el cielo con las manos, tan sólo para caernos desde la nube más alta por el mero transcurso del tiempo.

Y si en ese periodo de pasión enamorada hemos dado pasos hacia el compromiso e incluso no hemos negado la fuerza de la naturaleza que nos impulsa a la perpetuación, cuando se acabe el "chute" nos encontraremos casados y con hijos. Bienvenido el otoño, o quizás ya directamente el largo y, al parecer, eterno invierno. 

Pues bien, como otros niegan la existencia de vida extraterrestre, me niego a admitirlo. Sin duda es cierto que la locura del enamoramiento decae con el tiempo (no hay mal que cien años dure, ni cuerpo que lo resista), pero somos más que hormonas y cerebro, más que miembros de una especie que precisa perpetuarse, somos más.

En nuestra mano está hacer de ese amor loco y salvaje, la base de un amor maduro sobre el que edificar un futuro, con trabajo, con ganas, con detalles pequeños y grandes, con renuncias alternadas, con negociaciones, con cariño, y con pasión, porque si cada día te sumerges en los ojos de la persona que amas y te encuentras allí, esa sensación se te graba en el alma, aunque no se aprecie en un escáner.


28 comentarios :

  1. El amor, la química cerebral, y las inquietas hormonas son los trillizos que jueguetean y corren por nuestras vidas. Yo disfruto viéndoles y sintiéndoles hacer travesuras con esas hojas de otoño más que simplemente viéndolas caer. El otoño forma parte de nuestro camino, igual que el amor.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Amor, para cuantas cuartillas da esa palabra, el amor es todo lo que dices tu en tu escrito y es todo lo que dicen los demás, pero es mucho más.
    Es feromona, porque es precisamente ahí donde empieza, pero luego, se adueña del ser y es primavera, pasando por todas las estaciones llega al otoño y viaja al invierno, para regresar a ese estadio donde los cuerpos y el alma reposan en un lecho de hojas amarillentas y es ahí donde verdaderamente radica la hermosura del amor, cuando supera todas las etapas y llega sano al otoño.

    Ojalá todos alcancemos ese amor especial.

    Abrazos amiga querida.

    ResponderEliminar
  3. Este tema se estudia muchísimo desde la psicología y sus aspectos biológicos de la conducta. Sin duda si hubiera leído esto estaría de acuerdo contigo en cada palabra, pero después de estudiar muchas conductas, se ama de diferentes maneras, una madre a su hijo, una chica a su amiga, una mujer a un hombre y largos etc.

    Te enamoras, creas la chispa, te atrae su olor, te dejas llevar por todo lo que le rodea y creas lazos, seguridad, conformidad, protección, satisfacción, conexión, lazos que se hacen fuertes y cuando el amor, no el amor, cuando la pasión decrece es cuando más se deja ver el amor real, compañerismo, etc.

    Un biólogo dijo que el enamoramiento es un proceso psicobioquímico que dura de 3 a 5 años.

    Un saludo y me encanta tu descripción del amor.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta leerte, eres una gran escritora...
    Sobre el amor, pues no me gusta pensar que solo son hormonas y pasión y cuando esto se pasa pues se pasó, yo creo que no es así y tengo el ejemplo de mis padres están juntos desde niños y se aman aún, no digo que sientan la pasión esa loca, pero si es cierto que se miran con amor se besan en los labios y se complementan mucho, no se, es un escabroso tema este, supongo que el amor es como todo o lo cuidas o se muere un buen día y luego ya puedes regarlo deprisa y corriendo que nada de nada...
    UN BESO

    ResponderEliminar
  5. Quizá esa química entre dos personas pueda tener los entresijos que determinan los científicos.
    Pero es cierto que sobre el enamoramiento flota un aire salvaje, que me gusta pensar que es realmente libre.
    No deberíamos renunciar nunca a vivir.
    Los cálculos, en cuestiones de emociones, son difíciles de preveer.
    Un besiño.

    ResponderEliminar
  6. Yo también me niego a ello Pilar.
    Pero bien es verdad que en eso del amor, hay una primera etapa de enamoramiento, donde efectivamente nos desbordan sensaciones que bien se parecen a una droga, y necesitamos inyectarnos en vena todos esos sentimientos, a veces contradictorios.
    Siempre he pensado que esa primera etapa es la que corresponde a nuestra parte “animal”.
    Después si se consigue saltar ese paso, entonces llega ese “amor”, que corresponde a algo más que el mero hecho de querer procrearnos y que nuestra “magnífica” especie no caiga en extinción.
    Ese amor, mucho más maduro y que consigue saltar las adversidades, me gustaría pensar que dura muchos inviernos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Pero el Doctor House explicaba el otro día la clave con su ironía habitual: "El amor pasional muere y si no hay compatibilidad en la pareja, muere del todo".
    Cuando desaparece el chute del que hablas queda la realidad. Si la ruleta de la fortuna está de tu parte tendrás la suerte de que te has enamorado de alguien real que tienes unos valores afines a los tuyos y el amor se transformará en algo más tranquilo pero igualmente deseable(yo hasta lo prefiero a ciertas pasiones un poco tortuosas del alma). Si tu pareja no es la adecuada pues... qué suerte que el chute no sea eterno y no vayas a pasarte el resto de la vida haciendo estupideces y disminuyéndote como persona sólo porque amas a la persona equivocada. Bueno, creo que al final el mensaje es optimista. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Mira, yo de este tema no sé que pensar. A veces estoy totalmente de acuerdo, y otras veces, me niego a creerlo. Cuando me aclare, te lo haré saber.

    ResponderEliminar
  9. Querida Pilar, paso a saludarte más que a opinar, pues de momento mi cerebro le tiene terminantemente prohibido a mi corazón "sentir" ese tipo de amor del que hablais. Me ha gustado mucho como lo defines y más si así lo vives. Un Beso enorme.

    ResponderEliminar
  10. Es que se tiene a confundir amor con pasión y creo que o es lo mismo.. la pasión es efímera pero el amor puede perdurar si lo haces funcionar...
    muchos creen que finiquitada la pasión, finiquitado el amor, pero no es cierto, el amor es antetodo un compromiso y como tal tiene que trabajarlo para que crezca
    besos

    ResponderEliminar
  11. Completamente de acuerdo!! el amor apasionado y enamoramiento se pasa pero si lo cimentas bien y lo riegas con caricias con risas y con miradas puede ser eterno...al menos mientras dure!
    besos

    ResponderEliminar
  12. Las ciencias me gustan pero creo que muchas veces se equivocan. Debemos recordar que muchos avances científicos se han logrado gracias a una equivocación, así que...
    Es lógico pensar que ese torrente de hormonas que nos hace estar nerviosos y deseosos de ver a la parsona amada no puede ser eterno, de ser así moriríamos muy pronto. Pero creo que el enamoramiento no termina si realmente es la persona adecuada, yo no me imagino a mis abuelos no enamorados, ellos se miran y esa mirada es la misma que la de unos adolescentes que hacen novillos para besarse en el patio del colegio. Es posible que el enamoramiento cambie, y se haga más sosegado a base de complicidad y sinceridad.
    También, creo que a partir de la sinceridad y cariño se llega uno a enamorar sin darte cuenta y sin llegar a esas mariposas en el estómago. Además, a partir de una edad, que no sé cúal es, uno ya no siente esas mariposas, o acaso es que a mi no me ha llegado el chico ideal? Las sentí la primera vez, luego ya no, y sí que me he enamorado, creo...
    Bueno, ya he opinado mucho, le dejo la palabra a otro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Está claro que muchas veces es así, y no hay más vueltas que dar, pero creo que, aparte de las personas que se encuentren (la química juega lo suyo), depende mucho de la actitud que tengan, de la atmósfera que quieran crear, del esfuerzo y tiempo que quieran regalar. No hay nada bueno que se consiga sin esfuerzo, y muchas veces se toma el amor como un embrujo, o una lotería, algo que tienes la suerte de encontrar, pero creo que el amor es un arte (aquel del que Erich Fromm hablaba, o algo muy parecido), se hace, se crea, se inventa. Si abandonamos la responsabilidad, o la parte de dedicación que nos corresponde, es normal que todo se vaya al garete. Es como si te pones a cocinar uno de esos platos que necesitan su tiempo y te vas de la cocina a los cinco minutos.

    Muy buena reflexión Pilar, yo confío en muchas de las enseñanzas de la ciencia, pero el amor es de cada cual, y por más demostraciones científicas que me hagan, mi amor es mío y de quien conmigo quiera bailar.

    ResponderEliminar
  14. Sin duda es cierto que la locura del enamoramiento decae con el tiempo (no hay mal que cien años dure, ni cuerpo que lo resista), pero somos más que hormonas y cerebro, más que miembros de una especie que precisa perpetuarse, somos más.

    100% de acuerdo

    Un fuerte abrazo querida Pili

    ResponderEliminar
  15. Amor, dices. Siglos llevan filósofos, escritores, pintores, psicólogos y ahora biológos tratando de descifrar qué cosa misteriosa es el amor.
    Ni idea tengo de que parte hay de química, cuanta de física, que porcentaje de feromonas y cuál de atracción fatal. Sólo sé que me gusta, me reconforta y me sosiega estar al lado de mi chico, saber que está ahi, como sé que cuando me mira según y cómo se me caen los palos del sombrajo (vulgo bragas). Dejo a los científicos la tarea de determinar si eso es amor o anhídrido carbónico.

    ResponderEliminar
  16. Yo también me niego a creerlo. Al igual que el amor hacia el resto de tus seres queridos puede ser inagotable, también puede serlo el que sientes hacia tu pareja ¿por qué no?.. al que se le caduca el amor es porque ha tenido mala suerte, pero no porque todos los amores tengan que caducar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Cierta y acertadas tus palabras Pilar. Cuando te despiertas del enamoramiento, entonces encuentras otros valores y otras cualidades, si no las encuentras entonces acaban en divorcio.
    El amor de la juventud es muy bonito, pero muy hormonal, pero cuando te enamoras en la madurez, es también precioso, pero más sensato, mas coherente, porque sabes perfectamente lo que "no quieres", porque has aprendido la lección y te lo digo por propia experiencia, que tras 30 años de matrimonio enviudé y me he vuelto a enamorar.
    Besos
    nela

    ResponderEliminar
  18. @Marisa Me ha gustado eso de los trillizos, y lo de jugar con las hojas. Gracias.
    @MiurisEl amor hace girar el mundo, cómo no ocupar nuestras espacios. Buen analisis.
    @teologiadeS Bueno pues en 3 o 5 años da algo más de tiempo a edificar algo sólido ¿verdad? Gracias por tu visita y tus palabras.
    @MEME Me pones colorada...Quiero creer en un amor capaz de envejecer y tu experiencia me ayuda a ello. Un beso
    @Sir Bran Vivir, amar, luchar por lo que queremos, al fin y al cabo, que si no es la vida. Un beso

    ResponderEliminar
  19. Madre mía, tantas enfermedades por investigar y dedican tiempo, energía y dinero, de a saber quién, en gilipolleces así. Claro, que ahora que lo pienso, igual son las propias farmacéuticas las que financian este tipo de investigaciones, no vaya a ser que a los científicos les de por encontrar la cura de aquellas enfermedades que dejan tantísimos millones de beneficio en ventas de medicamentos que no las curarán jamás pero mantienen con vida lo suficiente como para llenarles los bolsillos.

    En fín.


    Besos.

    ResponderEliminar
  20. @AnnePues vayamos sacando bufandas y mantas. Un beso
    @Houellebecq Optimista, por favor. Un beso
    @DANYGIRL Quedo a la espera de tu conclusión.
    @Minerva Que alegría más grande tenerte en casa, te echamos de menos por aquí y sobre todo añoramos tu blog (los dos). Gracias por pasarte y comentar ;)
    @Cruela Que bien te explicas, quien diria que eres rubia, un beso.

    ResponderEliminar
  21. La verdad es que esos expertos sesudos, deberían dedicarse a cosas más serias.
    Yo que he pasado por muchas de esas fases que tu comentas, ahora vivo otro tipo de amor, de comprensión de serenidad tan gratificante o más que el apasionado de cuando se es más joven, porque quiere decir, que has pasado y soportado a tu lado a otra persona muy distinta a ti pero digna de ser tu compañera hasta le final.
    Es una bonita e interesante entrada.

    Un abrazo

    Pilar

    ResponderEliminar
  22. @UmaPues a disfrutar lo entonces. Besos
    @fairytales Creo como tú que hay más de un camino, pero no sé si se da el enamoramiento sin mariposas, para mí son un síntoma claro. Me gusta que escribais lo que os agrade, no hay límites. Un beso
    @"ACAPU" Me gusta tu idea de que el amor no es una lotería, algo que te pasa o no. Me gusta tener algo que decir en ello. Bailamos?
    @Patricia 333 Gracias por tus palabras, un beso.
    @La de la tiza Pues tambén es buena opció, que hablen ellos, nosotro@s sintamos, vivamos, amemos.

    ResponderEliminar
  23. @Claire Me apunto a eso, unos cadcan otros no, como las hojas de los arboles, pero prefiero pensar que hay en ello algo más que la suerte. Un abrazo
    @Nela Felicidades Nela, estar enamorada es maravilloso.
    @Rosa Que dura bajada a la realidad, me temo qe también hay algo de eso. Un beso
    @Mª Pilar Gracias Plar, por tu visita y tus palabras.

    ResponderEliminar
  24. A tod@s os recomiendo la música de esta entrada, a mi me parece una definción espectacular del amor y sus fases.
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Yo, con todos mis respetos a la ciencia, pienso que nunca se podrá hacer una ecuación de un poema, ni una formula matemática del amor.

    Y ahora que me llamen ignorante.

    Buen fin de semana. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. A mí me gusta mucho como lo definió Leonard Cohen en su canción : "El amor no es una marcha triunfal, es un frío y roto Aleluya"

    ResponderEliminar
  27. El amor es la fuerza que mueve el mundo, o al menos la que debería hacerlo...

    Y que tengan algunos que recurrir a sesudos estudios para afirmarlo je je

    Besos

    ResponderEliminar
  28. @EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA Que nos lo llamen a más de un@. Besos
    @superamatxu Que canción más especial has escogido. Un saludo
    @Canoso Si es que sino se aburren, no debe haber problemas en el mundo por resolver ;)
    Besos

    ResponderEliminar