LA LENCERÍA DE MATA HARI

Poner al descubierto la lencería de Mata Hari, sus diarios, sus notas íntimas, la trascripción de sus conversaciones y cartas, es más o menos lo que ha hecho Wikileaks, al filtar a los periódicos más influyentes del mundo, más de 250.000 mensajes del Departamento de Estado de Estados Unidos, que desnudan la política exterior norteamericana. 


Las consecuencias son imprevisibles. Los límites entre el secreto de estado y el derecho a saber de los ciudadanos parece haberse estrechado de un modo que más de uno calificará de peligroso. 

Parece que el mundo tal y como creíamos conocerlo se tambalea, el servicio secreto del más poderoso país del mundo no puede evitar que su secretos se publiquen, y mientras seguimos creyendo que pintamos algo y acudimos a votar (CiU ha ganado de calle, de poco sirvieron anuncios sexys y videojuegos extraños) son los mercados quienes deciden, con nuestro dinero, si seguiremos teniendo trabajo mañana o si cada día que pase perderemos un derecho más, eso sí acuden educadamente a charlar con el Presidente del Gobierno para leerle la cartilla.

Malos tiempos para la lírica.

15 comentarios :

  1. Malos tiempos, realmente es dañino y más si las personas mal emplean la información.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. El problema del mundo, en su totalidad es que no somos libres para expresarnos ni estamos preparados para escuchar verdades, a pequeña y a gran escala.

    ResponderEliminar
  3. "Parece que el mundo tal y como creíamos conocerlo se tambalea"
    No sé qué decirte, creo que nunca lo he conocido y para mí siempre se ha tambaleado.
    El problema de la información es que todo depende desde la perspectiva que se de.
    Una misma noticia se puede decir de muchas formas y con ello las consecuencias son distintas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Bueno, de momento no sé si nada de lo que concierne a Mata Hari puede desvelar secretos importantes. La información desactualizada no sirve para nada, Mata Hari ya no supone hablar de espìonaje sino de literatura o cine romántico, erótico y de acción. Si tuviéramos la información que necesitamos de todos los gobiernos y fueran transparentes, todo iría mejor. Tú misma lo ves cuando entiendes que nosotros vamos a votar pero no sabemos ni para qué porque los dados ya están echados y la partida decidida. Estoy a favor de que no haya secretos de estado... en ningún estado. Me gustaría saber por qué perdemos derechos día tras día. Y saberlo sin secretos ni mentiras. Me gustaría saber por qué los políticos son los padres y lo ciudadanos son los niños.
    Bueno, disculpa pero he aquí otro de esos temas que me hacen enrollarme. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Todo está cambiando más rápido de loq ue a muchos nos gustaría...pero siempre ha sido así no?? ahora hay que ver a donde nos lleva!
    besos

    ResponderEliminar
  6. Pilar, enhorabuena por tu post, poco más se podria decir sobre lo más actual y lo más realista en tan poquitas frases.
    Nuestro ZP resulta que es un idealista trasnochado pasado de moda, los Peperos se frotan las manos porque han visto la antesala de lo que serán los proxímos comicios, y los empresarios más influentes van a ser los encargados de llevar a cabo las reformas económicas y sociales.
    Que razçon tienes, malos tiempos para la lirica.

    ResponderEliminar
  7. La manipulación es algo que viene de siglos, nos manejan a sus antojos, incluso hasta nos inducen a pensar de una determinada forma.
    Saludos, El Blog Censurado

    ResponderEliminar
  8. He abierto éste blog, con el fin
    de publicar algunos de los poemas
    de mi libro "Horas Lentas".
    Quisiera compartirlos contigo, que tienes
    un gusto exquisito por la poesía.
    Te dejo mi invitacion, deseando una hermosa amistad a futuro.

    Saludos cordiales...

    _Charo Bustos Cruz_

    http://sentimientospoesia.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  9. "Creemos que pintamos algo", es verdad, pero la realidad es que somos infinitamente pequeños y simplemente vivimos lo que nos toca. De las reuniones de ZP con los empresarios, pues eso, a esperar que sean productivas y la rueda del trabajo empiece a girar...
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. No es que el mundo se tambalee, Pilar, es que ha desaparecido. Nada es como era cuando yo era niña, ni los medios técnicos ni los principios morales.
    En cuanto a la información, tenemos muchos datos, casi infinitos, pero da lo mismo, conocemos las cosas más atroces, pero no somos capaces de actuar con arreglo a lo que conocemos. Acuérdate de Bosnia: fuimos testigos en vivo y en directo de un genocidio y no nos movimos.
    Ahora sabemos hasta qué punto es cínica la llamada diplomacia. Bueno, ¿y qué? Nos dirán que son cosas de otros gobiernos. Y ya está.
    Tú lo has dicho: malos tiempos para la lírica. Y peores para la ética.

    ResponderEliminar
  11. @teologiadeS Es cuestión de esperar.
    @marikosan Lo de escuchar verdades se lleva poco, realmente.
    @Anne Hoy ya sabemos más, y en fin...
    @Houellebecq Me gusta que te enrolles y lo de Mata Hari era un recurso estilístico, por rebajar. Me quedo con de padres e hijos, real y patético.
    @Juanma Pa' regalar.
    @Uma Me voy tomando la biodramina. Un beso guapa.
    @Dr.Mikel Pero seguiremos haciendo versos ¿verdad?
    @Edu Pero de vez en cuando se les cae la careta, el problema es que hacemos entonces, me temo que nada.
    @Charo Bustos Cruz Encantada con tu visita. Suerte en estas tierras del blog.
    @Claire Mientras no nos pille debajo, bien va.
    @La de la tiza De la ética ni hablamos.

    ResponderEliminar
  12. Muy malos tiempos. yo personalmente creo que hay cosas que deben permanecer guardadas bajo llave, lo difícil es tal vez poner el límite entre lo que debe ser secreto y no...

    ResponderEliminar
  13. "Malos tiempos para la lírica" Tienes razón, sobre todo para la lírica no patrocinada, esa que se empeña en no seguir el compás que, sutilmente, marcan desde arriba...

    ResponderEliminar
  14. Canoso; dificil los límites, entre lo que debe callarse y lo que no debería decirse.

    Acapu: buena apreciación

    ResponderEliminar