REMANDO A FAVOR

Ayer se entregaron los Reconocimientos contra la violencia de género que este año han recaído en el diario Público, por  eliminar los anuncios de contactos sexuales; en la consejera de presidencia de Asturias, María José Ramos, y la alcaldesa de Gijón, Paz Fernández, por promover la Casa Malva, primer centro de atención integral a víctimas de violencia machista.

También recibieron su reconocimiento la periodista mexicana Lydia Cacho, por su trabajo contra la violencia de género al frente del Centro Integral de atención a las Mujeres de Cancún y a través de sus publicaciones de denuncia de la pederastia, la violencia contra las mujeres y el tráfico de personas con fines de explotación sexual; la Asociación de Mujeres Antimutilación (AMAM), por su trabajo con mujeres africanas afincadas en España para combatir la ablación en los países de origen y sensibilizar a la sociedad sobre esta práctica dañina; la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (APRAMP) por su apoyo social, formación, asistencia y ayuda a mujeres prostituidas; la ONG Save the Children, por su defensa activa de los derechos de los menores y su trabajo con niños y niñas que sufren las consecuencias de la violencia de género ejercida contra sus madres; José Ángel Lozoya, presidente del Foro de Hombres por la Igualdad y Jorge Vicente Sánchez, quien intervino contra la agresión machista a Aroa López, en 2009.

Porque aunque se nos olvide, aun cuando lo malo gana siempre la batalla a lo bueno en la prensa y en nuestra corta memoria, cada día hay más gente que da un paso adelante para acabar con esta lacra. Sin duda llegará el día de volver a lamentar pérdidas, de llorar otra mujer muerta, de clamar en el desierto por aquel primer bofetón perdonado, de insistir en que sin igualdad no se puede hablar de libertad, hoy disfrutemos del aplauso a quienes no han dejado de trabajar a favor.

El acto en el Reina Sofía, después del corto de Suzanne Lacy "El esqueleto tatuado", terminó con esta canción:

14 comentarios :

  1. La prensa extremeña ha dado un importante paso adelante en este tema:
    http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/noticia.asp?pkid=545968
    http://www.hoy.es/v/20101124/regional/compromiso-periodistas-contra-maltrato-20101124.html
    Un besino.

    ResponderEliminar
  2. Siempre he pensado que la educucaión contra la violencia de género, empieza en la cuna. Ése es el verdadero reto: la educación de los futuros adultos contra la violencia de genero. Prevenir antes que juzgar a maltratadores y enterrar a maltratadas.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Yo soy de las que piensa que nunca hay suficientes premios para dárselos a toda la gente que se los merece.

    ResponderEliminar
  4. Educar en la Igualdad, desde la cuna como dice "Marpin y la Rana", es una carrera de fondo pero lo lograremos junt@s


    un abrazo, Pilar

    ResponderEliminar
  5. Hombre, unos reconocimientos que no se entregan a lo frívolo ni lo insustancial. A ver si ahora voy a recuperar la fe en la especie humana...

    ResponderEliminar
  6. Son los pequeños resultados de esas pequeñas luchas contra una de las horribles ramificaciones de una violencia mucho más grande, como es la violencia estructural, las que hacen que merezca seguir palante.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Yo también creo que la clave está en la educación pero, sinceramente, no soy muy optimista. Me alucina que las jóvenes sigan viendo como normales ciertos comportamientos machistas en una relación y sigan reproduciendo muchos patrones tradicionales. Largo camino nos espera.

    ResponderEliminar
  8. La educación empieza desde la cuna y cada día. Hay que empezar siempre, a veces de cero, cuando creíamos haber conseguido una meta. Empezar por nosotras mismas. Por nuestros hijos. Por nuestras hijas. Como si fuera la primera vez que lo descubrimos. La violencia nos denigra, nos envilece. Por el contrario, unidos es la única forma que conseguiremos eliminar esos resabios que arrancan de la noche de los tiempos, por eso tienen las raices tan profundas.

    ResponderEliminar
  9. Ojala algún día lleguemos a dejar de SOBREVIVIR y empecemos a VIVIR.

    ResponderEliminar
  10. Gracias a Dios que hay existen personas luchadoras que defienden a los más débiles. Es reconfortante y alentador leerte hoy :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Excelente, aunque triste canción. Sobrevivir ¿por qué sobrevivir, cuando deberíamos simplemente convivir?

    La igualdad es imposible, no mientras los hombres sigan teniendo más fuerza física que las mujeres a las que atemorizan, no mientras no las respeten, ni aprendan que bajo las diferencias del cuerpo, lo demás es equivalente. No es igual, pero vale lo mismo

    Tolerancia, respeto, desde la cuna

    Abrazos Pilar

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola Pilar! me he tenido que poner al día pero como siempre fue un placer leerte...
    ¡Ni un golpe ni una amenaza más! detrás de cada historia de violencia sexista hay una mujer anulada que debe sacar fuerzas de flaqueza para huir de los golpes y los insultos.
    La canción habla de sobrevivir y debemos ser la voz para que la sociedad tome conciencia y no caer en una espiral de silencio.
    Aplauso para las buenas noticias...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. La mejor noticia, que no se encuentren candidatos a estos premios, pero mientras llega el día, Felicidades a quienes no dan un paso atrás.

    Y mañana, VIVIR

    ResponderEliminar
  14. Tottalmente de acuerdo contigo Pilar, le mejor noticia sería aquella, en que ya no fuese noticia.
    Besos
    nela

    ResponderEliminar