,

UN SITIO PARA CADA COSA

des/orden
y para cada cosa un sitio, decía mi madre, así seguro que encuentras lo que buscas, y como idea hay que reconocer que es sin duda de las buenas, pero, la vida es como es.

Recuerdo a mi hermano pequeño cuando no encontraba un juguete, si le decías que lo buscase, replicaba muy serio "no puedo, no sé dónde está". Ahora es a mí a quien se dirigen todos buscando lo perdido y no hallado, sospecho que sin haber dedicado mucho tiempo a la búsqueda y por supuesto respondiendo siempre, "yo lo dejé ahí", ¿cabe un concepto menos claro que ahí

Normalmente las cosas aparecen, tras dar vuelta a medio cuarto cuando no a media casa, y asumiendo que normalmente desde el ahí inicial al lugar donde el objeto inanimado (lo afirmo) aparece suele haber una sustancial distancia.


Pero cuando no son los niños quienes se acercan y con cara de "no te enfades, cariño, pero ¿tú sabes dónde está loquesea?" la cosa pinta peor,  los polos opuestos se atraen, y nosotros somos buena muestra, mi cuasiobsesión con el orden (al menos aparente, ya que dentro de un armario, la cosa puede ser diferente) encaja a la perfección con su aquímismolodejo, y las consecuencias son previsibles, yo guardo lo que el deja y luego evidentemente no encuentra, aquello de un sitio para cada cosa, funciona con cierta lógica, las cápsulas del café junto a la colección de tés, pero a veces cuando explico en voz alta porque esto va aquí, no se ve  muy claro, lo reconozco, a veces soy un pelín imaginativa.


Hoy he encontrado el Tom-Tom, estupendamente guardado ahí por mí, ¿dónde estaba la lógica?, tras una hora de búsqueda. No deja de tener su gracia, haber perdido el GPS.

27 comentarios :

  1. Que risa me da, me trae recuerdos y me planta de lleno en mi propia casa, "mami donde está esto, ahí lo he dejado, pero ahí donde".
    Muchas veces pasamos horas buscando "eso" y lo dejamos de puro cansancio, jeje, estaba allí, ante nuestros ojos.
    A todos nos pasa querida Pilar, ah, también yo presumo de ordenada y a veces para ver brillante mi alcoba, meto todo entre el armario sin fijarme donde cae, cierro la puerta y todo correcto, a veces me río sola cuando escucho caer cosas, me digo, temblará la tierra?

    Abrazos amiga

    ResponderEliminar
  2. Creo que este post, identifica a todos sin excepción, a los que guardan, pierden o encuentran.
    Yo que soy muy perdedora, cuando me pongo a buscar, siempre encuentro algo, que no buscaba, pero no o buscado, que ya encontraré, cuando pierda otra cosa.
    Besos
    nela

    ResponderEliminar
  3. pues si!! pero no seria la primera vez que él te pierde a tí ¿no? se lo tenía merecido!
    Compartimos el ordenado kaos!
    besos

    ResponderEliminar
  4. He sonreído Pilar...porque soy de "desorden con orden y lógica"...pero cuando estoy agobiada por algo....la lógica desaparece y la memoria también y no encuentro nada...así que dejo pasar el tiempo...hasta que encuentro las cosas...voy a ver donde habré puesto los pendientes que me quería poner ayer...jeje...besooss

    ResponderEliminar
  5. Pilar, yo tampoco puedo evitar reirme, porque en mi casa lógicamente pasa lo mismo, aunque yo lo extremo más todavía, a mi me preguntan, ¿dónde está ésto? y yo digo, en la segunda balda de la parte derecha de tal armario, ni el gps específica tanto, total que siempre que tengo que ir yo a buscarlo....

    Buenos días!

    ResponderEliminar
  6. Mi madre dice que a las cosas le salen patas y que se esconden ellas solas y mi madre casi siempre tiene razón.

    ResponderEliminar
  7. Las madres son de lo que no hay… Siempre lo encuentran todo, siempre lo saben todo.
    Yo también suelo intentar guardar las cosas con cierto orden, pero a veces me ocurre eso de “aquimismolodejo”.
    Somos cómodos muchas veces y eso nos da mucho más trabajo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Desde luego "ahí" es un concepto vago pero podría ser peor como "por ahí" "allí" o el rey de la vaguedad "por algún sitio". Lo que está claro es que tú tienes muy en orden tus ideas. Se ve en las frases bien ordenadas del blog y en que las relaciones de cosas que haces tampoco suenan tan mal en voz alta como crees: té-café riman y se pueden asociar de algún modo íntimo aunque inexplicable. Pero el orden es algo que se asume más de lo que se puede razonar. Bonito post.

    ResponderEliminar
  9. Hace poco encontré un pendiente que perdí hace dos años y te aseguro que no me explico como pudo llegar a ese lugar. A ver si va a ser verdad que les salen patitas y se esconden cuando no les vemos...

    ResponderEliminar
  10. Mi orden, está muy ligado a mi caos. No sé si me explico...Y luego están los duendes. Yo no sé si en sus casas hay duendes, pero en la mía, los hay. Y hacen con las cosas lo que les da la gana: las cambia de lugar, las esconden, y a veces, si les da la gana, las devuelven. Otras no, que aún estoy buscando mi pasaporte...

    Marpin y La Rana

    ResponderEliminar
  11. Amo el caos, pero necesito el orden ¡alguien tiene que echarme una mano! Hay otro concepto evanescente y elástico: "luego" (te llamo luego) ¿cuándo es luego?...
    ¡Me gusta pasearme por tu blog!

    ResponderEliminar
  12. Que siiií, que yo los he visto andando solos... ajajjajaa...
    Muy bueno el post, amiga, a todos nos pasa que ese "Ahí" difiere una "miaja" del "ahí" final...PERDER un GPS!!!... ajajjaa...
    BESOS.

    ResponderEliminar
  13. Cuando no encuentro algo, me digo: "deja de buscarlo y aparecerá solito". Y no falla.

    Besossss.

    ResponderEliminar
  14. Me alegra que lo hayáis encontrado!Fue muy gracioso Fernando al preguntarme;
    ·¿Me devolvistéis el GPS, verdad?
    · En una bolsa de papel, ¿te acuerdas de que color era la bolsa...? Jajaja.
    El solito confirmaba y "sabía a pies juntillas" (como me gusta esta frase...) que sí, pero el pobre no tenía la menor idea de dónde! Y ahora leyéndote, sé porque no acordaba...

    Pdta: Me temo que tu hermano todavía conserva esa seriedad en cuanto a la búsqueda...
    Un besito grande, Pilar.

    Cristina*

    ResponderEliminar
  15. Yo tambien soy de las de cada cosa en su sitio... Es que me molesta mucho buscar algo y no encontrarlo, por eso lo tengo todo controlado, pero claro esto es posible viviendo sola, q se tiene todo ubicado, cuando entra otra persona en escena, la cosa se complica :P

    ResponderEliminar
  16. Que bueno Pilar! a quien se le ocurre perder el GPS ajaja ...
    ains la de veces que me han dicho " un día de estos vas a perder la cabeza ..."

    Besos !

    ResponderEliminar
  17. Eso debería ser, un sitio para cada cosa, pero cuantas veces lo dejamos un momento en otro sitio y luego no lo volvemos a encontrar, por lo menos a mi me pasa eso con frecuencia jaja

    Ahora, lo del GPS ya tiene su gracia jaja.

    Un abrazo

    Pilar

    ResponderEliminar
  18. Genial post.
    Generalmente soy ordenado y sé donde está todo, el problema que tengo es que a veces me cuesta encontrarme a mí mismo.

    ResponderEliminar
  19. Lo mío es el desorden organizado. Yo cuando no encuentro algo... simplemente dejo de buscar y aparece.
    Lo más gracioso es que después de 10 años de dejar la casa de mis padre e irme a vivir sola, cuando mis padres no encuentran algo en su casa me preguntan si se dónde guardaron tal o cual cosa.

    ResponderEliminar
  20. Esa es la norma que me inculcaron las monjas: Un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio. Y lo aprendí a rajatabla. Me molesta profundamente el desorden. Lo cual no impide que, a veces, se me pierdan cosas en el agujero negro que hay en cada casa. Cosas que, después de buscarlas sin tregua, aparecen un día de repente, devueltas por el agujero.

    ResponderEliminar
  21. Yo también soy,en principio una defensora del orden,pero a base de vivir unos cuantos años con marido e hijos desordenados no me queda más remedio que hacer la vista gorda y vivir con el desorden sin alterarme ( me ha costado lo mío.....)
    Un abrazo muy fuerte Pilar,
    Cecilia

    ResponderEliminar
  22. El órden es bueno porque ayuda a no perder tiempo, pero el desorden tiene su lado bueno, sino, fijate cuantos comentarios por este tema. Muy bueno tu post.
    Un gran abrazo Pilar!!

    ResponderEliminar
  23. Ya veo que por aquí se pasan de vez en cuando ordenados y perdedores, habitantes de casas encantadas, amigos de duendes e incluso quienes conviven con agujeros negros, vamos que quien no haya perdido algo que estaba ahí, que tire la primera piedra (si la encuentra)

    Gracias a tod@s por vuestras visitas y vuestras anécdotas, y en especial a mi "cuñadita", ya sabes, un lugar para cada cosa y para cada cosa un lugar, ;)

    ResponderEliminar
  24. Hola Pilar:
    Caray, tendrás que disculparme, he perdido mis gafas de leer y no podré dejarte un comentario.

    Sabe? La llevaba puestas y no las encontrabaaaa!
    Es broma, me ha encantado esta entrada y todos los comentarios, por Dios, de cuantas locuras somos capaces.

    Un abrazo grande amiga

    ResponderEliminar
  25. @Miuris y la cabeza, porque está pegada al cuerpo, menos mal, lo que salva un buen diseño. Risas ;)

    ResponderEliminar
  26. Eso le pasa a todo el mundo, una suerte encontrarlo y cuando se busca algo y encuentras otra cosa diferente.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. @teologiadeS Ya veo que te sumas al misteroio de perder y no hallar, Pues ya sabes, suerte en tu búsqueda, te presto el GPS

    ResponderEliminar