DESPEDIDA


Yo soy la resurrección y la vida. 
Quien cree en mí, aunque haya muerto  vivirá,
y todo aquel que vive y cree en mí, 
no morirá  para siempre 
(Jn 11, 25-26)


Calladamente, de forma discreta, como había vivido, nos dejó. Deseo pensar que la Fé que profesaba sea realidad para él. Gracias a tod@s por vuestras palabras de aliento y vuestro abrazo.

30 comentarios :

  1. Pilar, a donde vas, nos dejas?????
    Si eres de lo poquito bueno que se puede leer por estos lares blogueros.
    Disfruta.

    ResponderEliminar
  2. Cuanto lo siento Pilar...malas fechas para perder a alguien tan querido...en realidad nunca son buenas fechas para que alguien nos deje...una vez me ofreciste tu mano...hoy te ofrezco la mía...y te doy un sincero abrazo desde aquí....besoosss

    ResponderEliminar
  3. Buen viaje a la persona que ha partido. Ojala sea hacia una vida mejor.

    Un beso y mucho ánimo, Pilar y familia.

    Marpin y La Rana.

    ResponderEliminar
  4. Descanse en paz.

    Animo Pilar, para ti y tu marido, que son malas fechas para este amargo trago.

    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  5. En los últimos momentos de la vida, la fe es lo único que nos reconforta Pilar.

    Recibe un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
  6. Lo siento. Un abrazo que te reconforte...los creyentes siempre pensamos que pasan a una vida mejor, que así sea y su recuerdo perdure por siempre en vosotros. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Lo siento, Pilar... Vives momentos muy duros, espero que te llegue algo del ánimo que te enviamos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Este silencio y este abrazo
    ....
    María Eugenia

    ResponderEliminar
  9. Lo siento mucho Pilar. Aunque parece imposible ahora, os iréis recuperando poco a poco. Un abrazo muy fuerte para ti y para tu familia.
    Yo también pienso que no acaba todo cuando morimos, igual es un sueño pero prefiero seguir soñando. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hace muchos días que no te visito y me encuentro con esto. Lo siento mucho.
    Ahora mismo estoy en el hospital, esta noche me toca atender a mi madre que también se encuentra en ese momento crucial. Son ya muchos años, 94, y a punto de hacer 95. Así que te comprendo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Muchos besos y mucho ánimo.
    Cualquier momento es malo para perder a un ser querido, pero en estas fechas parece que aún duele más.

    ResponderEliminar
  12. Lo siento muchísimo.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  13. No se puede añadir ni decir nada...
    se ha ido y ojalá su fe le acompañé a un lugar más tranquilo donde pueda descansar
    muchos ánimos y fuerza
    besos

    ResponderEliminar
  14. Lo siento muchísimo...

    Un fortísimo abrazo

    ResponderEliminar
  15. Lo siento mucho, Pilar. Que descanse en paz. Muchos ánimos y un abrazo bien fuerte desde aquí.

    ResponderEliminar
  16. Te acompaño en este momento.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Pilar, lo siento mucho, y más por las fechas tan señaladas que son.
    Recibe todo mi apoyo en estos días, aún así tratad de pasarlo lo mejor que podáis. Te entiendo bien, en mi casa desde hace tiempo también falta alguien que se fue por estas fechas.
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  18. Gracias por vuestras palabras de consuelo, me llegan.

    (Valdomicer, lamento mucho que te encuentres en esa situación, debemos dar gracias por vidas largas y plenas, pero cómo despedirlos sin dolor. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Pilar, rompo mi silencio para darte un abrazo enorme que espero llegues a sentir. Ahí va: mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm.

    ResponderEliminar
  20. Pilar: un abrazo fuerte, para tí y para los tuyos. Ojalá al final de nuestra vida puedan decir de nosotros lo que tu has dicho de él.

    ResponderEliminar
  21. un abrazo fuerte, querida Pilar
    estamos contigo, sé fuerte y mira en tu interior

    ResponderEliminar
  22. Siempre recordaremos a los que no están pero siempre estarán en nuestros corazones, esos que no vemos, pero que siempre nos miran.
    Esos a los que les hablamos a solas y en voz baja porque nos quedó mucho por decir, va por ellos, y por los que seguimos aquí para recordarles...
    Lo siento mucho Pilar, un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  23. Gracias Thot, me llegó el abrazo, junto con el de Tiza y Acapu, y las hermosas palabras de Irene.
    Otros de vuelta.

    ResponderEliminar
  24. ¿Despedida por qué?, puede que en cuerpo, en sonido y en tacto haya tomado un nuevo camino que incluso puede que sea mejor, pero cuando alguien adquiere el adjetivo 'especial', nunca se marcha del todo, nunca desaparece, siempre está ahí.

    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  25. No sabia nada y lo siento, pero te queda el consuelo de que si tenía Fe estará disfrutando de la visión de Dios.

    Un abrazo muy fuerte amiga

    Pilar

    ResponderEliminar
  26. Kelevra, me gusta pensar que tienes razón, un abrazo y gracias.
    Mª Pilar, estoy segura de que así será pues él lo creía de ese modo. Gracias por tu visita y tu consuelo.
    Mar, gracias, guapa.

    ResponderEliminar
  27. Siempre he pensado que hay momentos para los que no existe palabra de consuelo alguna.
    También creo que la vida de una persona no se extingue con su muerte... siempre permanece en el recuerdo de los que compartieron su vida hasta el final. Y es precisamente ese final lo que hace tan especial la despedida. Siempre preparamos el nacimiento de alguien con cuidado, teniendo en cuenta los detalles... pero cuando alguien se marcha nos olvidamos que no sólo despedimos a un cuerpo, sino a toda una vida de compañía, consejos... etc. Estoy segura que tu has estado cuidando con detalle su marcha... las caricias que describías así lo demuestran.
    Un besazo y sorry por el rollo.

    ResponderEliminar