LA IMPOTENCIA ENGENDRA VIOLENCIA

El miedo engendra violencia. La desesperación engendra violencia.



Jóvenes atacan el coche del heredero.


 
La protesta contra Berlusconi  degenera en guerrilla urbana
El homicida de Olot acababa de ser despedido
Cuando la situación parece escaparse de nuestras manos, cuando nada depende ya de nuestro esfuerzo, de nuestra dedicación, de nuestro sacrificio, cuando cada amanecer tan sólo trae veinticuatro horas más de angustia, de miedo, de precariedad, de preocupación, cuando no somos capaces de ver una salida al túnel que se hace más opresivo y oscuro a cada paso, la violencia encuentra caldo de cultivo.

Una sociedad que expulsa cada día a muchos de sus miembros a los arrabales de la realidad debe tener cuidado, las provocaciones provocan rabia, y ésta es buena mecha para la violencia.

24 comentarios :

  1. Tienes toda la razón. No digo nada más, lo has dicho todo.

    ResponderEliminar
  2. Cuando la presión llega al un punto, la olla revienta. Lo extraño es que no lo haya hecho ya.
    Mientras nuestra izquierda mira boquiabierta sin ser capaz de explicarse nada.
    Un besino.

    ResponderEliminar
  3. La clase política es de varios colores pero es una; se arropan entre ellos...no van a aprobar lo de las pensiones, descuida... ellos son parte del problema; tienen renta vitalicia...

    ResponderEliminar
  4. Pero te digo: si se echara todo el mundo a la calle temblarían: somos más...pero claro, la violencia engendra el caos...y después del caos...ya sabes, Pilar, llega un salvador de la patria...

    ResponderEliminar
  5. Una reflexión totalmente acertada Pilar, estoy totalmente de acuerdo. No se puede atar lo que debe estar siempre libre, el alma humana.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. "Son violentos porque están desesperados" ..
    cuánta verdad !
    Aquí, allí y más allá. En este mundo, este pobre mundo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. El mundo está desesperado. Lo peor es que entiendo a toda esta gente!

    ResponderEliminar
  8. cuanta razón tiene esta entrada, violencia gratuita y desesperada...

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! la violencia no es buena para nada, destruye, pero ponernos de acuerdo y salir todos a la calle en manifestación pacífica también es dificil ¿o no tanto? ...
    Un abrazo lleno de afecto

    ResponderEliminar
  10. ya pero tampoco se puede justificar nada!! hazte daño a ti mismo si quieres pero no a los demás, denota egoismo y sociopatia...no se...
    besos

    ResponderEliminar
  11. Hace tiempo que espero que toda esa impotencia se traduzca en algo (a ser posible menos violento). Pero los que aprietan saben que pueden hacerlo bastante y durante mucho tiempo. Y que toda esa violencia que engendra acaba haciendo daño a las víctimas que se suelen pelear entre ellas. Lástima.

    ResponderEliminar
  12. Yo hace tiempo que dejé de ver las noticias y de leer diarios, no tengo radio tampoco, prefiero no saber que locuras sacuden al mundo cada día, quizá es egoista por mi parte no lo sé, pero me sobrecogía en exceso.

    ResponderEliminar
  13. Es que no se puede estar día a día dando una vuelta de tuerca y esperar que no hayan reacciones.

    Besos Pilar!!

    ResponderEliminar
  14. Estoy muy de acuerdo contigo. Cuando uno vive una situación pésima y se siente impotente porqué no ve la luz al final del túnel puede ir generando ira, rabia y frustración. Y mientras no pierda el control, pues ea, es lo que hay; pero cuando alguien ya no aguanta más y pierde el control dejándose llevar por esa furia, pues los resultados pueden ser los que estamos viendo.. Cuando la vida transcurre malamente algo tiene que cambiar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Las imágenes que has utilizado son exponentes muy acertadas de lo que nos rodea. No se enteran de lo que está ocurriendo porque viven en una burbuja protegida. Cuando se percaten será demasiado tarde.
    Pero tampoco los demás, la clase media, la burguesía, los que no estamos afectados directamente, a los que no nos apalean más que en la moral, sabemos dar una respuesta.

    ResponderEliminar
  16. Si no nos escuchan... entonces habrá que gritar.

    Besos siempre.

    ResponderEliminar
  17. No pretendía, en caso alguno, defender la solución violenta, que además suele desencadenarse contra quien no tiene la culpa, tan sólo llamar la atención a una situación que me temo es dificil de sostener, como dice Valdomicer, si te pasas de presión la olla explota.
    Ojalá encontremos el modo de aliviar la situación y no tengamos que lamentar males mayores, sobre todo porque de acuerdo con Houellebecq, los agresores y las víctimas acaban coincidiendo.

    ResponderEliminar
  18. Cuanto más se aprieta al final se estalla de la forma en la que has dicho, con violencia, incluso el más manso.
    Son instintos de supervivencia los que tenemos y esos a veces no se pueden contener.

    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Totalmente de acuerdo contigo Pilar, y como esto siga así debemos esperar lo peor, no podremos ni salir a la calle, pro miedo
    Besos
    nela

    ResponderEliminar
  20. Exacto Pilar, todas esas situaciones de desarraigo que apuntas generan desesperación e impotencia. Cada cual la canaliza como puede unos la trasnsforman en violencia endogena contra ellos mismos y otros exogena contra los demás.

    ResponderEliminar
  21. Hola, Pilar:

    Yo espero que no quede mucho para que empecemos a despegar. En mi caso, no tengo hijos, pero sí me preocupan las personas que los tienen.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Las cosas no tienen porque ser como nos hacen creer que tienen que ser...

    ¿Has probado a meterle a alguien el dedo en el ojo repetidamente cada dos minutos durante un par de horas?

    Este sistema en el que, aparentemente, nos encanta vivir, entre otras cosas estupendas genera desesperación... Desesperación y violencia.
    Lo raro es que hoy por hoy, no haya varios de estos casos al día...

    ResponderEliminar
  23. @Anne Sobrevivir contra el resto, mal asunto, ¿verdad? Un beso
    @Nela Toda la razón, si esto empeora, la calle se tornará peligrosa a cualquier hora del día. Un abrazo
    @Dr.Mikel Que bien lo explicas doctor, y que razçon tienes.
    @Mar Ojalá estemos llegando al final del túnel, ojalá.
    @La otra parte ¿podemos hacer las cosas de otro modo? No sé si siquiera sabemos cómo. Un abrazo

    ResponderEliminar