TIERNOS INOCENTES

Cuando era niña pasaba estos días de Navidad con mis abuelos, en aquella casa frente a Gibralfaro, donde mi abuelo salía a fumar a la terraza para colar algo de oxígeno entre el humo que lo mataba, y mi abuela convertía su diminuta nevera en la cueva de Alí Babá y los cuarenta glotones. Cada día tenía su encanto, y su tradición, y la del 28 era de las que más nos gustaba a los niños, no sé quien traía a casa siempre algún articulo de broma y pasábamos el día tratando de hacer caer a los mayores (que se solían dejar) y cayendo nosotros en todas las que se les ocurrían a ellos.

Cierro los ojos y aún veo la cara asustada de mi hermano, con quizás cuatro años, contemplando en el suelo una perfecta "caca" que mi abuelo le recriminaba haber dejado caer de modo tan desconsiderado, y para qué cuando le pidió que la recogiera, nos estuvimos riendo medio día.

También recuerdo aquellos "chufles" que se colocaban bajo los cojines y hacían escatológicos ruidos cuando alguien se sentaba, el anillo que ocultaba una lámina que se calentaba y "quemaba" al dar la mano, y sobre todo los horribles polvos pica-pica con los que invariablemente tratábamos de espolvorearnos, porque reconozco que lo del muñequito a la espalda siempre se nos dio fatal, quizás levantar poco más de un metro del suelo no ayudara mucho.

Que lejos siento aquellos tiempos, puede que hayamos perdido las ganas de reír, o simplemente la inocencia.

22 comentarios :

  1. Ay! Qué nostalgia, Pilar.
    La tinta china en la camisa del colegio y la cara de mi madre no tenían precio...

    Tienes razón y creo que más bien un poquito de las dos cosas.
    Besos por miles.

    ResponderEliminar
  2. Mis vecinas y yo íbamos por el único Cortinglés de la provincia a pegar muñecos de papel en la espalda de la gente. Bendita inosensia.

    Las bombas fétidas eran otra cosa. Ains.

    Biquiños sin sangre

    ResponderEliminar
  3. Me abstengo de crecer, de perder la niña que sueña y escala árboles. Intento que siempre de alguna manera esté siempre presente. El mundo de los adultos es triste, problemático, tormentoso, cruel y aburrido...Espero siempre tener a mi diestra a la niña que fui.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Una preciosidad de entrada Pilar.
    Ojalá algún día la pierda, para lo que me sirve.
    Gracias por tu abrazo, muchas gracias.
    Otro mío. Que tengas buen día.

    ResponderEliminar
  5. Sí, parece que esa época trae recuerdos relacionados en ocasiones con la infancia. Es que ellos son los que más la disfrutan. Bonita entrada.

    ResponderEliminar
  6. maravillosos recuerdos de la infancia...

    un placer leerte, Pilar

    ResponderEliminar
  7. mmm...este dia es genial, es raro...no es como los demás, pero tiene su magia igualmente!:)
    jajaja un texto muy agradable!:D
    muah

    ResponderEliminar
  8. Muy bonita entrada. Como siempre.
    Cuantísimos recuerdos.....
    Es bueno recordar esos geniales momentos, ya con los años vamos perdiendo a tantos y tantas cosas...., reconozco que ahora me falta la ilusión de entonces y cuesta remontar.
    Pero se intenta.
    Todo lo bueno para siempre Pilar.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. que buenos recuerdos!!!!
    hoy es el cumple de mi hija mayor...asi que ya para mi este dia ya dejo de ser el dia de los inocentes...es el dia en que mi hija cumple un año mas...
    mil besos!!!!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola, me pasé por aquí y te leí. Yo creo que no hemos perdido esa capacidad de reír y los que creemos que sí nos quedan los recuerdos de las risas, que tampoco está mal.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  11. Mi madre era a bromista de su familia, hasta que conoció a mi padre que era mucho más bromista aún...y no te digo nada cuando crecí un poco...yo siempre me sumo a las bromas o las organizo...todavía recuerdo la cara del Director Técnico del laboratorio hace 5 años atrás cuando esperaba impaciente un fax de ENAC avisando el día de la auditoría...jeje..el fax llegó pero decía que no habría auditoría...era toda una obra de arte con logo y todo...casi me mata después...jaja...besoosss y que la inocencia nunca se pierda

    ResponderEliminar
  12. Sera que nos reiamos más antés o nos recordamos más de lo bueno .
    Todavía guardo una imitación a cigaro quemandose que puso mi hija encima de un mueble . No vea el susto y los gritos que pegaba .Siempre nos reimos recordandolo.

    Besos desde Málaga.

    ResponderEliminar
  13. Creo que hemos perdido la inocencia, no sé cuando ni donde, pero se esfumó.

    ResponderEliminar
  14. Indudablemente la inocencia se quedó atrás hace mucho tiempo...
    !que lindos recuerdos! ¿verdad?

    ResponderEliminar
  15. Qué pena haber perdido la inocencia definitivamente.

    ResponderEliminar
  16. Ay no Pilar, las ganas de reir y la inocencia no las debemos perder nunca. Yo estoy segura que tú sigues manteniendo y lo expresas, a lo mejor ya no en el día de los inocentes, pero sí en otros momentos de tu vida, a qué sí?

    Besos

    ResponderEliminar
  17. @Sonia La tinta china, se me había olvidado ;)
    @Larisa Bombas fétidas? Eso es broma de alto nivel, jeje
    @Taty Cascada Ojalá lo consigas!! Un beso
    @Ojosnegros Sirve para mirar al mundo con ojos limpios, y no es poco.
    @Savia Igualmente, guapa.
    @Houellebecq Ser niño era fácil, quizás por ello los recuerdos son dulces. Gracias.

    ResponderEliminar
  18. @filo Un placer que te guste, un beso.
    @poetadebotella Gracias por tu visita poeta. Muahc
    @Anónimo Cuesta remontar, los golpes duelen más y el tiempo parece pasar demasiado lento, pero seguro que poco a poco de todo se sale, y los buenos recuerdos ayudan. Besos
    @FEDORA Pues según como lo mires, no hay mejor inocentada, ;) Es broma, felicidades a madre e hija, Un beso de cumple!!!
    @Romek Dubczek Gracias por tu visita, tienes razón recordar la risa es casi reir, y no es más principio. Ponte cómodo.
    @Marita Ni es que tienes carita de duende. Un beso con muñecote

    ResponderEliminar
  19. @Annick Qué alegría verte por mi casa, tampoco recordaba aquel cigarrillo, gracias por la sonrisa.
    @marikosan Lástima, ¿no?
    @FAYNA Sin duda mientras tengamos estos recuerdos, algo se nos queda cerca. Un beso
    @La de la tiza Quiero pensar que a los niños aún les queda algo y que es contagiosa ¿tú no?
    @Rosa Hay veces que lo dudo, pero seguro que tienes razón, aunque hoy no lo vea. Un beso

    ResponderEliminar
  20. Pilar, yo opino igual que Rosa, a fin de cuentas, en muchos sentidos seguimos siendo unos inocentones/as. Quizá nos lo tenemos muy creído, creemos saber ya todo de todo, pero no es así, seguimos aprendiendo, a cada día que pasa. Arriba esos ánimos, las melancolías para el verano, cuando haga calor, ahora con el frío es demasiado peligroso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Acapu; gracias por tu sonrisa, tienes razón el invierno es mal tiempo para melancolías.

    ResponderEliminar