, ,

CELOS VENENOSOS

Una nube cubre el sol, la tarde de verano se convierte en sombrío atarceder de otoño, las risas dejan de sonar a cascabeles transformándose en burlas, los silencios antes indicadores de calma y sosiego, nos hielan el alma.

La angustia asalta en mitad de la noche, los gestos se repasan, se desdoblan los besos, se someten a pruebas las caricias y se escudriñan los abrazos, incluso navegando entre olas de placer, un fiscal mide la intensidad del abandono.

El miedo, la duda, la sospecha, ¿de dónde salen? de la frase oída a medias, el mensaje cerrado de un golpe, el retraso inexplicable, la distancia despistada, o el demoledor mensaje de la báscula, la bronca en el trabajo, la mirada triste y cansada que nos contempla desde el espejo, la conciencia del propio abandono, la incapacidad de recordarnos fuertes, valientes, dignos de ser amados.

La sospecha se instala en nuestra casa sin necesidad de Yago alguno, los jóvenes, apasionados e inmortales, convencidos de que el amor se mide por su intensidad, elaboran complejas danzas de dominio y sumisión, disfrazan la violencia de pasión, se provocan y alardean de celos como sublime prueba, pero los celos, con o sin causa, solo suponen miedo, y demasiadas veces abren las puertas del infierno.


esto no es amor

20 comentarios :

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Como ya he dicho en alguna ocasión, he sufrido las consecuencias de los celos, celos infundados por no preguntar a tiempo, por rebuscar en la basura las ideas deshechadas. Los celos no llevan nada más que a la destrucción de la persona "amada" y a uno mismo. Digo "amada" porque en realidad, si amas a alguien, no desconfías de la persona, por tanto no la amas de verdad.
    Juventud divino tesoro! o quizás debería decir que la inocencia y el desconocimiento son lo mejor para vivir un amor, de ahí que el primer amor sea el que nunca olvidas y el más puro, luego nos corrompemos.
    Buen tema para un debate.
    Besos

    P.D.: recuerdo que te debo más razones para el número 5, o era el 7? Te mandaré los dos por si las moscas, jijiji.

    ResponderEliminar
  2. Como celosa-compulsiva-y-nunca-tratada-por-un-profesional, diré que claro que se queda mal cuerpo. Pero, quien tenga el antídoto, que lo patente y se deje de teorías. Plis.

    ¿Yago? ¡¿Dónde?!

    ResponderEliminar
  3. Estoy trabajando en una entrada sobre los celos.
    Parece que tengamos telepatía, aunque lo mío no se refería a celos estrictamente amorosos.

    "Trabajando quiere decir que estaba en mi cabeza". Lo mismo toca en dos meses juas.

    Eres buena Pilar..muy buena...

    ResponderEliminar
  4. ¿Quién no los ha sentido alguna vez?
    Somos auténticos animales de emociones, a veces, no se pueden controlar.
    Mientras controlemos los actos...
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Interesante que menciones el nivel de autoestima como posible fuente de origen de los mismos.

    La mayoría de nuestros problemas los generamos nosotros mismos. Y en este transtorno (si son infundados, claro)también solemos ser responsables nosotros más que cualquier factor exterior.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Encantaor blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Lo peor de lo que dices de los celos es responsibilizarse de ellos por sentirse mal con uno mismo..si ellos ya son destructivos el resto ni te digo...yo por ahora no los gasto..y espero no hacerlo nunca!!
    besos

    ResponderEliminar
  8. Me parece que el mejor remedio para evitar ese tropiezo que te amarga el alma, es el de conceder a la contraparte toda la libertad. Me explico, dentro de mi mente le doy libertad y en función de ellos yo recupero la mia y desde ese momento me importa un carajo lo que haga con su cuerpo, con sus sentimientos y sus ideas. La contraparte es libre, ambos somos libres y por lo tanto nada me preocupa, no puedo sentir celos de la libertad que he otorgado. A mi me funciona.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Lindo día..

    Ha sido un placer pasar a saludarte y comentar que los celos siempre son horribles... Buen fin de semana..

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Los celos, por más que la literatura los disfrace, sólo son una patología. Una enfermedad que oculta inseguridad propia y falta de confianza en la otra persona. Y un amor sin confianza es cualquier cosa menos amor.
    Me gusta, en ese sentido, el poema de Agustín García Calvo que musicó Amancio Prada:
    Libre te quiero, / como arroyo que brinca /
    de peña en peña.
    Pero no mía. / Grande te quiero, / como monte preñado / de primavera.
    Pero no mía. / Buena te quiero, / como pan que no sabe / su masa buena.
    Pero no mía. / Alta te quiero, / como chopo que al cielo / se despereza.
    Pero no mía. / Blanca te quiero, / como flor de azahares / sobre la tierra.
    Pero no mía. / Pero no mía / ni de Dios ni de nadie / ni tuya siquiera.
    Es difícil encontrar declaración de amor más auténtica. Con tu permiso.

    ResponderEliminar
  11. Magnífica entrada, Pilar. Los celos hacen imposible la convivencia, y encuentran campo abonado donde no hay sembrada buena autoestima....¡ay! cuanto nos falta....

    Aquí sigo, sin novedad!!

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Hola Pilar, que tal estos días nuevos de año.
    El tema de esta entrada es genial, lo presentas de una manera elegante, pero muy explícita, hace falta hablar de estas cosas para concienciar a la gente.

    Abrazos y buen domingo

    ResponderEliminar
  13. Confieso humildemente ignorar qué es eso de los celos. Sospecho que debe ser terrible tanto padecerlos como sufrirlos.
    Un besino.

    ResponderEliminar
  14. @fairytales >Amor=confianza, quizás por ese camino se encuentre el antídoto. Besos
    @Larisa Seguro que no tengo razón, pero confianza y libertad me parecen el único modo de vivir sin miedo. Lo siento no me refería al Yago de GH, sino a áquel otro algo más perverso, o quizás no.
    @Fiebre La telepatí funciona, ahora escribelo! Gracias mil.
    @Ojosnegros Controlando los actos ya hemos ganado un batalla, quizás después podamos controlar los miedos. Besos
    @Insurgente ~ Gatiota Con seguridad en tí mismo y en tu valía el miedo a que te dejen debe disminuir, o en todo caso ser vivido con menos angustia ¿no crees?

    ResponderEliminar
  15. @La sonrisa de Hiperión Bienvenido, ponte cómodo, gracias por tu visita.
    @Uma Uma-ma, que alegría leerte; creo que serás muhco más feliz si no llegas a conocerlos. Un beso a los tres.
    @eltauromquico Toda la razón, la libertad es la clave, incluso más allá de la confianza. Me encantó tu reflexión. Un beso
    @Balovega Igualmente, un abrazo.
    @La de la tiza Precioso Tiza, muchas gracias por compartirlo. Un beso
    @Tita Pues nada paciencia, que seguro que cada día que pasa, queda uno menos. Besos y cremita.
    @Miuris Gracias por la valoración, creo que la literatura, la música y el cine enseñan un modelo de amor, que además de trasnochado puede ser dañino, pero no nos damoso cuenta.
    @Valdomicer He aquí un hombre afortunado. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  16. Insurgente_gatiota; pues ojo con ellos, sólo hacen daño.

    ResponderEliminar
  17. Me adentro en tu blog y veo lo hermoso que escribes.
    En esta entrada te doy absolutamente la rázón.
    Para mí, los celos son la herramienta que esgrime la persona acomplejada e insegura. Aquellos que pretenden atar, amordazar y cortar las puntas de las alas a la persona que supuestamente aman...sólo por miedo a perderla, como si al esconderla se sintiese seguro de no perderla... Pero el alma de la persona amada, se pierde en el instante en que no le abrimos espacio para volar... y después, que elija libremente volver a quien la ama para demostrarle una y mil veces lo hermoso que es amar con toda libertad. Porque con libertad y espacio para extender las alas, seguro que tras el vuelo, siempre se vuelve a casa...

    ResponderEliminar
  18. Lamentablemente me tocó sufrir a una persona "celosa" y puedo decir que él no lo pasaría bien, pero a mí me hacía la vida imposible. Creo que los celos son un arma de doble filo, que hieren a quien los sufre y también a quien los "provoca" aunque sea involuntariamente.

    ResponderEliminar
  19. @Mascab Bienvenida, sientete en casa, totalmente de acuerdo con tu análisis,solo desde la libertad se ama realmente.
    @superamatxu Los celos duelen a todos, aunque no por igual, quien los "provoca" pada un precio siempre abusivo. Un beso

    ResponderEliminar