,

ESTOS HUMOS

Yo fumo, no es algo de lo que me enorgullezca, pero es un vicio que sólo he sido capaz de abandonar dos veces, y fue recoger la central lechera y volver a los amantes brazos de la nicotina (¿boba?, pues sí, incluso por partida doble) 


No me gusta tener que salir a la calle a fumar un cigarrillo en vez de tomarlo tranquilamente con el café, me da rabia sentirme excluida como una paria, y me cuesta imaginar una noche de copas con mis amigas, en la calle.

Ahora bien, estoy absolutamente convencida de que mi humo no debe ser inhalado por aquellos que no lo desean (salvo que les compense mi compañía, sean mayores de edad y tengan realmente otra opción). Y ¿cómo se combina esto? ¿con hielo? pues lamentándolo mucho, no es así. Es lógico que en los espacios públicos cerrados, no se pueda fumar, es muy razonable que no se fume en un parque infantil o en el patio de un colegio si pretendemos que l@s niñ@s no vean el tabaco como "algo de mayores" y por tanto atractivo, y estoy segura de que a nadie le parece una buena idea que sus hij@s fumen; lo de la prohibición en la puerta de los Hospitales es un poco más "raro" pero no deja de tener sentido.

Y sobre el "debatido" tema de la denuncia, una reflexión; si cuando coges el coche te encuentras con que otro en doble fila te impide salir, probablemente toques el claxon, esperes un poco, y si nadie viene, quizás te acerques a la farmacia de enfrente a preguntar si el dueño del coche está allí, esperarás otro poco, y cuando ya te hayas cansado, acabarás llamando a la policía local, que le pondrá una multa y pedirá a la grúa que se lo lleve, ¿eres un traidor? ¿un delator? Creo que simplemente defiendes tus derechos ante quien los atropella. Pues si alguien fuma donde NO se puede, es lo mismo, pedirás que lo deje, lo indicarás al responsable del establecimiento y si persiste, a la policía.

Respetar a los demás, debería ser una norma básica de convivencia y obligar a los demás a "tragarse" tu humo, no es respeto.

25 comentarios :

  1. Soy fumadora (en estadio de concienciación para dejarlo). Respeto y comprendo que mis malos humos no tienen que respirarlos quienes así no lo han decidido. Pero pido también igual comprensión para las personas que sí deciden fumar. No se puede hacer una Ley Antitabaco con 0 euros de inversión en ayuda, programas planificación para los fumadores que, en su mayoría, no desean fumar. No podemos contruir la casa empezando por el tejado.
    Igual que a un enfermo de Cirrosis no se le puede decir "no haber bebido...", aun enfermo de tabaquismo no se le puede excluir de la Seguridad Social, haciéndole costear de su propio bolsillo su tratamiento. Algunos podemos permitírnoslo, otros no. Y lo que es peor: cero estrategias y planificación para que esa Ley se pueda cumplir, o lo que es más importante, cero de ayudas para la salud de los fumadores.
    Convendría aclarar que, los fumadores, con todo lo "apestados" que somos, pagamos los mismos impuestos que todo el mundo, por tanto, tenemos derecho a las mismas prestaciones y garantías sociales que, por otro lado, con nuestos impuestos añadidos del tabaco, sostenemos a dos ministerios, uno de ellos el de Sanidad.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Pilar...hoy más que nunca estoy de acuerdo contigo y con este post...no he querido opinar sobre este tema en post escritos por fumadores que se sienten heridos en su libertad por la prohibición impuesta por la ley...porque era para discutir y no me gusta hacerlo. No fumo, ni he fumado nunca, pero si he sido durante casi toda mi vida fumadora pasiva....y me pregunto....¿dónde quedan mis derechos y los de tantos no fumadores?...¿dónde queda mi libertad invadida por humos ajenos?...¿dónde queda mi bolsillo que financia la cura de los que se enferman por fumar toda la vida?....¿y qué se le puede decir a una persona enferma de cáncer de pulmón pero que no ha fumado nunca pero ha convivido con un fumador toda su vida?....por eso estoy de acuerdo contigo que el respeto es para ambos lados....por eso estoy de acuerdo con tu frase final...y espero que muchos fumadores recapaciten y dejen de fumar, por su salud y por la salud de quienes quieren...porque es verdad y aunque algunos médicos fumen pero lo saben....FUMAR MATA...no hay nada más tóxico que todos los componentes que tiene el cigarrillo además del alquitrán y la nicotina....y con respecto a lo de la denuncia...no me parece adecuado...es de niños acusar...pero también es de niños no aceptar lo que ha dictado una ley y resistirse a ella...¿de qué sirve revelarse ante eso?...es una tontería...besoooss

    ResponderEliminar
  3. antes q nada agradecerte, por estar conmigo, aunq no lo creeas es muy importante, de verdad, y sobre el humo, no se q decir, yo no fumo, perotampoco me quita el sueño el q lo hace, un beso muy grande

    ResponderEliminar
  4. En Argentina esta prohibición rige desde hace unos años ya. En un comienzo generó muchos debates, intercambios de opiniones, quejas .. si, los fumadores se sientieron afectados en sus derechos, pero .. como el tiempo es el mejor autor, ahora reina la paz.
    Jjej, nos hemos acostumbrado.
    Algunos locales de comidas o bebidas se las han ingeniado para adosar "patios" o jardines donde sí se puede fumar.
    Y, en invierno .. pues, a fumar con frío, qué se la va a hacer.

    Un beso Pilar.

    ResponderEliminar
  5. Fumar en la calle mola. En serio. Se pasa frío, pero tiene su aquel.

    Sólo voy a poner una pega a tus palabras, y es otra palabra: respeto. Ej que tescribo tras una sesión de 'Gran Hormona'. Mira que a la gente se le llena la boca a la hora de pedir respeto. Pero, como dijo Evaristo en una gala de 'OT', la mayoría no tiene ni puta idea de lo que es.

    Dior, qué friki de Telecirco que ha quedado lo que he dicho. Argh, pégame.

    Te abrazo. Con cigarro mentolado.

    ResponderEliminar
  6. Fui fumadora, deje de serlo hace 12 años y estoy recien operada de un cancer de pulmón.
    Yo dría a los que fuman, el riesgo que se corre con ello, pero creo que la Libertad individual está por encima de muchas cosas. Conozco sitios, donde se permitía solo la estancia de fumadores, otros, donde no se permitía fumar. Los no fumadores, se quejaban de que ellos no podían entrar en los de fumadores, pero bueno ¿No los había exclusivos para ellos?. El argumento que utilizaban, era, que los de fumadores, tenían más ambiente. çseamos un poco serios y desde luego, lo que no se puede hacer desde un Ministerio y dicho por la propia Ministra, que se denuncie entre los vecinos al que fume, o al Establecimiento donde se consiente, eso puede acabar mal.
    Un abrazo

    Pilar

    ResponderEliminar
  7. No me gustan las prohibiciones, la verdad.
    Creo que ha sido un error.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. A mi me da mucha risa como se están haciendo las cosas. En mi casa, los dos fumamos, como tenemos un hijo, se fuma en el balcón, jamás dentro de casa, con lo cual estoy de acuerdo con que no se fume en espacios públicos, pero me pregunto, qué pasa con la gente que había habilitado en condiciones sus locales para fumadores y no fumadores, por ejemplo el corte inglés, los fumadores estaban cerrados en un sala acristalada y hermética. Ahora viene la parte dos, como el local habilite en la puerta una mesa con un cenicero, debe pagar derecho de terraza al ayuntamiento. Quién gana con esta prohibición? No se ayuda al fumador a dejar de fumar porque sino disminuyen los ingresos de impuestos por el tabaco.

    Me da mucha risa el país que tenemos por los que nos dirigen. Y mientras hablamos y protestamos por esta ley, aprueban otras, pero no nos enteramos.

    ResponderEliminar
  9. Estoy de acuerdo contigo Pilar, el respeto es la base de todo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Estoy de acuerdo con que el respeto es la base de todo, acá en la Argentina ya hace un par de años que rige la prohibición de fumar en espacios cerrados y la verdad es que nos hemos acostumbrado tanto que ya nadie se acuerda como era antes, en mi caso en particular, como nunca he fumado, fué un alivio no tener que tragarme el humo de otros.
    Buen post
    Saludos

    Saravia

    ResponderEliminar
  11. No soy fumadora, principalmente por que desde pequeña tengo problemas respiratorios, vinieron de serie, así que me parece genial la ley antitabaco.

    ¡Besos y buen finde!

    ResponderEliminar
  12. Fumar mata, es una verdad que la ley antitabaco trata de recordar. Por eso mismo deberíamos extramar el respeto a quien no fuma ni desea hacerlo. Pero sin perder de vista que lo que de verdad mata, es la vida. Rigurosa, definitiva e indefectiblemente.

    ResponderEliminar
  13. Soy fumador empedernido y lo hago a gusto. Por aca tambien han prohibido que se fume en ciertos lugares y ni modo hay que acatarlo.
    Fumo en mi casa y en la calle, plazas y avenidas. He leido no se que criticas sobre pago de impuestos y atención medica de los no fumadores y otras vainas. Yo siempre me pregunto y esas personas que tienen sus vehiculo y que andan envenenando el medio ambiente no son tan culpables(?) como los fumadores. En este mundo hay mil formas de arruinar el medio ambiente, tenemos los aerosoles y los refrigeradores.
    Ya me enoje...

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Fumo sí, no mucho, pero esos pocos que me fumo me gusta fumármelos a gusto. Me parece que lo que dices es muy sensato y verídico, un poco de sensatez por favor... acato la ley porque la verdad no me cuesta no fumar en un establecimiento cerrado...pero creo que hemos pasado del nada al todo. Dejad que la gente elija, dejad que haya bares que permiten fumar si lo decide así y que entre quien quiera a sabiendas de que allí se tragará humo... estoy a favor de la ley pero no en tales extremos. y la delación me parece ya un demasie
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Bueno, me parece muy razonable lo que dices, yo en general también lo veo así. Hace unos años me molestaban las restricciones cada vez mayores que había, porque yo fumaba, aunque en el fondo me acoplaba fácil porque para fumar lo que yo solía fumar (casi nunca era tabaco sólo) había que esconderse igualmente...
    No creo que seas boba por haberlo dejado 2 veces y volver a engancharte, sé lo difícil que es, yo lo dejé hace siete meses y medio (lo tengo bien contado) porque lo ví clarísimo y afronté los monos, las monas, los hábitos truncados, los dolores de cabeza y todo lo que hizo falta (y la verdad, no fue para tanto). Pues ya te digo, de boba nada, monada, que te llevo leyendo mucho tiempo y es un placer disfrutar de esa inteligencia y sensibilidad que destilas (olé, ya ves, te piropeo), así pues tú decides si lo dejas alguna vez definitivamente o no. Creo que tu salud lo agradecería, eso sí, pero son decisiones que hay que tomarlas en libertad.

    No me gustan las prohibiciones.

    Me gusta pensar que la gente asume sus responsabilidades respetando a los otros, aunque no nací ayer y ya sé que por desgracia no es así...

    Haya salud Pilar. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  16. Como ya te dije ayer en mi blog: la cuestión no es ni fumar, ni no fumar, sino ser educado y respetuoso con los demás.
    Ojalá todos los fumadores fueran como tú, Pilar. De ser así, seguro que no se hubiera llegado a esta situación.

    ResponderEliminar
  17. Pienso que el respeto es la base de la convivencia; asi como la educación.
    Quien fuma a mi lado sin pedirme permiso está faltando al respeto, porque me impone tragarme un humo "de segunda mano, pues además de ser nocivo ya ha pasado por su boca, laringe, pulmones. Vamos, un asquito.

    Tenemos nuestras casas para hacer lo que nos place.

    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  18. Estoy completamente de acuerdo contigo pero sé que si fumara me fastidiaría mucho no poder fumarme mi cigarrito con el café o después de una cena con las amigas y es normal el fastidio pues esta prohibición es una novedad y hasta que la gente se acostumbre pues les va a fastidiar. Pero yo creo que esto es como todo, que dentro de seis meses todo fumador se ha acostumbrado y saldrá a la calle a fumar como la cosa más normal del mundo. El otro día estaba en un pub con unas amigas y me quedé asombradísima de lo bien que se estaba sin humo. Hasta la fumadora del grupito dijo que le encantaba esta Ley porque aunque se tenía que salir para fumar, dentro del local se estaba mejor y de paso fumaba menos. Y otra me decía que por primera vez en un pub le habían llegado los olores de los perfumes....
    Besitos y feliz finde.

    ResponderEliminar
  19. Me gusta cuando razonas. Es tan equilibrado.

    ResponderEliminar
  20. Uy! Qué tema!
    Pues mira, no soy fumadora, no le he sido nunca, pero estoy de tu/vuestra parte. Mis amigos sí lo son, y a mi me compensa el rato que paso con ellos, aunque me trague alguna vocada de humo que otra, además estamos tragando en las ciudades el humo de los tubos de escape y a nadie se le ha ocurrido paralizar el país... Estamos de acuerdo, que hay lugares en los que no se debe fumar, pero en los bares !POR FAVOR!... pero bueno, ahora también tengo que desayunar en las "medias barras" que hay ocupando partes de las aceras, y las cervecitas del medio día con el abrigo puesto... porque sin ellos, mis amigos, no tienen sentido...

    En fin, Pilar, que así estamos.
    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  21. CHère Pilar,

    Je ne sais pas si tu parles français, mais je voudrais te remercier pour être venue aujourd'hui! BELLES PHOTOS!!! Anita

    ResponderEliminar
  22. Soy fumador, nunca dejaré de serlo. Hace casi doce años que no doy una "calada" a un cigarrillo; pero sueño con ello cada noche.
    Si vienes a mi casa, tengo un cigarro para ofrecerte, y te proporcionaré un cenicero.


    Hace unos días no podías fumar en el metro, ni en el autobús. Mucho menos en un avión.
    No podías fumar en un hospital, ni en un cine, ni en tu supermercado de siempre.
    NI EN MISA....
    Ahora, tampoco en los bares ni restaurantes. Me parece que no es para tanto.
    Si vienes por mi casa, tienes tabaco, cerillas y cenicero.
    ¡Ah! Y un besino.

    ResponderEliminar
  23. A tod@s:
    Mientras escribía esta entrada pensaba que quizás no era apropiada, que alguien podria molestarse o sentirse ofendido, y éste no es nunca mi propósito, pero me resulta dificil someterme a la censura de nadie y la mía no me parece más adecuada.
    Estos días que nos dedicamosa a discutir por "humo", olvidamos que nada es blanco o negro, que hay muchas variables en el juego, desde un estado que ha proahijado el tabaco como recurso económico, que se ha enriquecido con ello, a las miles de personas que viven directa o indirectamente de él, a los aditivos que el tabaco no lleva pero le ponen para atarnos más fuerte, la evolución social de su uso, la ola de "puritanismo", la negación de la muerte, ...tantas y tantas facetas que son parte del conflicto.
    Pero creo sinceramente que con respeto, todo es superable y como algun@ ha apuntado tenemos problemas más graves.
    A los que se alegran, felicidades, a los que pasan frío por solidaridad, gracias, y a ese cenicero amigo, un abrazo.
    Es un placer y un orgullo que dediqueis un momento a pasar por esta casa y os sintais cómodos para plantear vuestras opiniones.

    ResponderEliminar
  24. Estoy totalmente de acuerdo Pilar, hay un libro que me pareció genial "50 mitos del Tabaco"

    Me gusta el nuevo look de Abalorios

    Feliz fin de semana :)

    ResponderEliminar
  25. Me costó mucho dejar de fumar y me parece un alivio, porque el humo de los demás, mas que molestarme, me tienta... Y por una cuestión de salud, no debo fumar más...

    Estoy como Valdomicer, siempre seré una fumadora empedernida...

    Besote

    ResponderEliminar