,

OBJETIVO ALCANZADO

Sarah Palin, y sus amigos hacen bastante más que reunirse a tomar el té, se autodenominan patriotas y no dudan en señalar como objetivos a sus rivales políticos. 

Por supuesto que el uso de dianas, o miras propias de las armas que defienden imprescindibles para sentirse seguros, no es más que el uso de elementos habituales en su entorno. Si después alguien, medio sonado, decide llevar a la práctica lo que tan sólo era un modo "comercial" de marcar pautas, pues lo lamentan.

La situación puede abordarse desde la perspectiva del riesgo social que supone que cualquiera pueda hacerse con un arma, o desde la más simple y global, del uso de la violencia verbal, de la identificación de aquel que opina diferente con el enemigo a batir.

La contemporalidad de la Segunda Enmienda y sus consecuencias, ha sido ampliamente abordada por quienes conocen con mucha más profundidad la realidad norteamericana que yo, y realmente me queda bastante lejos, pero el uso de la palabra como arma, se hace cada día más presente en nuestras vidas.

El debate político se ha "rebajado" tanto que incluso supera los mejores momentos de la biblia del Sálvame o la Noria, el otro es el mal, lo peor, no es que sus ideas no nos convenzan, que discrepemos del todo, sino que negamos cualquier posibilidad de encontrar un espacio común, la única opción es el aniquilamiento total, negamos al otro el pan y la sal, sin más.

A gritos, a fuerza de insultos que cada día se hacen más comunes, de descalificaciones bestiales, y de mentiras que ya serán muy difíciles de borrar del inconsciente colectivo, porque siempre nos fijamos más en lo malo que en lo normal; no es lo mismo, claro, nadie acaba con la sangre derramada, pero cuántos son públicamente destrozados, porque todo vale.

Hoy es el brutal atentado contra la congresista Gabrielle Giffords, mañana será otra cosa. Podemos elegir quedarnos en la literalidad de la noticia, en la facilidad de matar a alguien cuando se dispone de medios, o tratar de profundizar en lo que hemos perdido; básicamente la posibilidad de conversar, dialogar, de alcanzar acuerdos, de dirigir todos los esfuerzos hacia lo que importa, el bien común.

19 comentarios :

  1. Ahí tenemos al país ejemplar que permite tener un arma a cualquiera.
    Ahí tenemos un país ejemplar donde hasta hace poco si tenías un cáncer no sólo morías de enfermedad, sino totalmente arruinado.
    Un país ejemplar donde los ancianos no tienen jubilación y se convierten en mendigos de la sociedad.
    Un país ejemplar donde no existe el individualismo, si quieres ser alguien o algo tienes que estar incluido en un grupo social, polícito o religioso (cientos de sectas)
    Un bochorno. Una ruina moral.
    La foto de Palin, cazadora y mujer perfecta, mentirosa, trepa y paleta de corazón.

    ResponderEliminar
  2. No se puede expresar mejor de lo que lo has hecho tú, Pilar. ¿Para que entrar en el debate de las armas, si siempre habrá cualquier otra que tape bocas?

    En fin, una lástima...Esto de la sanidad en EEUU parece "gafado"

    ResponderEliminar
  3. Los has explicado muy bien, aparte de con la palabra, con esas 3 imágenes. No sabía lo del atentado, pero por desgracia no me sorprende.
    Es lamentable, pero ya te digo, no sorprende si observamos con un poco de calma (es necesaria la calma en un mundo tan apresurado) el mundo en el que vivimos.
    Un mundo muy feo, mucho.
    La belleza hay que trabajarla, hacer un esfuerzo, o dos esfuerzos, o los que sean, y no anclarse en las típicas excusas.
    Porque no hay ninguna belleza en ese concepto de éxito tan típicamente MadeinUSa, en esa descarada desigualdad, en esa ceguera tan absurda, en esa cruel tontería.

    ResponderEliminar
  4. Las derechonas de todos los paises siempre muestran la misma cara. Ellos siempre dando lecciones. de libertad en unos casos, de patriotismo en otros... Ellos son los más, siempre los que van delante. Empiezan por hablar y por designar y después cualquiera un poco ligero de cascos se encarga de completar el trabajo. Los imperios siempre han sido así. No hay quien pueda con ellos, pero ellos mismos llevan el germen de su propia destrucción. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Es terrible!. Es verdad que todo esto depende además de la personalidad de un chiflado y de la facilidad para tener armas, pero esos discursos incendiarios y fascitas traen estos actos... ¿Alguien puede creer que en España no pasaría lo mismo, con el odio que muestran ciertos medios y la admiración que el Tea Party ha despertado en los medios pseudo "liberales" si aquí hubiera esa facilidad para tener armas? Seguro que alguno ya estaba bajo tierra... Y es que la crispación y el odio trae estas consecuencias...

    Ahora vienen las lamentaciones.


    Bezos.

    ResponderEliminar
  6. Aterrador, es la palabra exacta, decir otra puede que fuera muy fuert o poco, depende.

    El más fuerte no dialoga, como no sea con las armas y no mira atras, los falsas caretas van cayendo, haciendose un cerco ellos mismos, donde no creo que tengan retorno, tiempo al tiempo.

    Un fuerte beso

    ResponderEliminar
  7. Poco mas que añadir a lo muy bien dicho por ti y a lo ya comentado. A mi personas como Palin me dan me dan verdadero pavor y desgraciadamente defiende un modelo de sociedad con el que muchos, demasiados, estan de acuerdo.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Con frecuencia centramos nuestras críticas en la posesión de armas y, en efecto, tienen mucho riesgo pero ninguno tanto como la palabra.
    La palabra es el elemento más incendiario y, por el contrario, el más apaciguador que se nos ha dado a las personas.
    Deberíamos mirar a nuestros alrededor donde hace mucho tiempo que están encendidas todas las alarmas. Nuestra derechona vernácula es vocinglera, insultona, incendiaria y, desgraciadamene, asesina. Y tampoco se dará por aludida. Porque suya es la patria, la verdad y la vida.

    ResponderEliminar
  9. Yo tampoco sabía lo del atentado todavía.
    Hace años que ese debate está en los medios de comunicación y no cambian(mira Michael Moore y aquel reportaje suyo más o menos exagerado pero con mucho fondo de verdad). Y luego pasa lo que pasa. Si los individuos tienen permiso para la guerra incluso a nivel individual... ¿Cómo no lo van a tener a nivel nacional para hacerla fuera de sus países? Un tema muy interesante, Pilar. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Lo leí ayer en la prensa, que lamentable !

    Precioso el cambio de look.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  11. Si la palabra se escuchara, y los sordos no existiesen, cuando el entendimiento iluminase la tierra, el caos desapareceria de ella. Estamos sordos, mudos, y solos.

    ResponderEliminar
  12. Unidos por el espanto que provocan ciertos personajes... hay pensamientos que los míos (y los de tantos otros, pero aún no los suficientes) jamás podrán comprender.

    Saludo y beso

    ResponderEliminar
  13. Shakespeare decia "los placeres violentos tienen en su fin a la violencia"...no vamos mal encaminados pues como bien dices el diálogo para resolver las cosas se ha perdido...o almenos en mayor parte.

    buena entrada :)

    ResponderEliminar
  14. En definitiva es la ley del más fuerte, que de una forma políticamente más correcta ejerce el país, y claro, eso al final cala en la gente y termina pasando esto...

    ResponderEliminar
  15. @Ojosnegros Un país en el que algo debe estar cambiando, porque los de siempre andan pelín alterados ¿no?
    @Tita Asusta pensar los intereses que hay detrás de esa defensa numantina de un sistema absolutamente injusto y cruel.
    @"ACAPU" Pues sigamos esforzándosos, la belleza merece la pena.
    @Antonio Fernández López - Educación No sé yo si éstos no tienen tambien la vacuna que los hará inmortales, miedo dan. Encantada de saludarte.
    @Thiago Esa es la diferencia, aquí es más dificil que al perder los nervios acabemos a tiros, pero el ambiente es tanto o más violento y enrarecido. Un beso

    ResponderEliminar
  16. @Ashia Y mientras se llevan por delante lo que se les ponga, que mal. Un abrazo
    @Rosa Y cada día que pasa más, me preocupa no saber donde vamos, o sí, que es peor. Un beso
    @La de la tiza Ya veo que no pincho en hueso ¿eh? Un abrazo
    @Houellebecq Si no hay límites, no hay límites. Un saludo
    @BET Gracias ;)
    @Savia Deprimente, sin duda.

    ResponderEliminar
  17. @1600 Producciones Vamos sumando personas que no lo entiendan, vamos sumando. Un saludo
    @Lexy Que poco hemos avanzado desde esas palabras, tristemente.
    @Canoso Y es que el diablo no sé, pero la palabra siempre ha servido para cargar el arma. Un beso

    ResponderEliminar
  18. Me resulta increíble, esta es una información que desconocía.

    Un saludo y gracias por abrir ojos.

    ResponderEliminar
  19. TeologiadeS; es lo bueno de andar desconectada de vez en cuando, te ahorras informaciones dañinas para el espíritu.

    ResponderEliminar