PÉRFIDA ALBIÓN

Christina Hendricks
Algo les está pasando a las inglesas, la Ministra de Igualdad, defiende las curvas de Christina Hendricks (Mad Men) como modelo frente a las siluetas demasiado delgadas, obviando que curvas como las suyas son dificiles de conseguir sin ciertos atributos, y quizás ese ejemplo sea el motivo de que se hayan incrementado en un 10% las operaciones de aumento de mamas en su país. 


Porque seguro que la extrema delgadez no es sana, pero tener que ir de cabeza al quirófano tampoco parece una gran idea.

Sally Bercow
La esposa del speaker de la Cámara de los Comunes (el Bono británico), Sally Bercow, posa con una sábana por vestimenta frente al palacio de Westminster "faroleando" de lo sexy que resulta el empleo de su marido y los novios que le salen. 

La erótica del poder "por  poderes" supongo. Se ha disculpado, claro está, pero alegar estupidez y disculparse en la búsqueda de diversión inofensiva, no ha sido tampoco una gran idea.
Camilla Parker
 Por su parte la esposa del eterno heredero ha participado en un cameo en una de sus series favoritas, eso sí en la radio, aprovechando para hablar de la osteoporosis, tema que se entiende que le preocupe, por aquello de la edad, aunque en su caso no pende la espada de Damocles que atemorizaba a las presentadoras de la BBC, desplazadas por no cumplir los cánones de la nueva telegenia, que poco a poco van ganado batallas en los tribunales, porque es difícil defender que ellos sean maduros y ellas viejas.

Será que me he pasado parte del fin de semana viendo todoseguido la serie "Los Tudor "y por eso se me va el ojo a las británicas, pero hay que reconocer que las ladys están por lo que valen.

21 comentarios :

  1. Ez un zecreto: desprecio a los ingleses con toda la fuerza de mi corazón. Piratas. Ladrones. He de ser consecuente con mi odio, así que abogo por lapidar a sus mujeres.

    Un hurra por Camilla.

    ResponderEliminar
  2. Creo que ni muy muy ni tan tan... Tan peligrosa es la extrema delgadez de las nuevas estrellas de la pantalla, como las visitas al quirófano por gusto y esnobismo...
    La verdad es que casi no le tenía ni la cara a Camila, pero me gusta su cruzada, ubicada y acorde...

    Me encantó tu entrada Pilar

    Besote

    ResponderEliminar
  3. Si se me permite opinar como hombre, prefiero lo natural, sin prótesis ni vómitos. Lo de Camita me sorprende también, aunque no sé nada de ella.
    Saludos

    Saravia

    ResponderEliminar
  4. A mi también me gustan las mujeres con curvas, pero como Beyoncé, si eres grande pero haces ejercicio todo está en su sitio, no hay necesidad de pasar por quirófano para nada.

    Los ingleses y los franceses me parecen cuanto menos, curiosos.

    ResponderEliminar
  5. La virtud está en el término medio. Los Tudor es una serie que me gustaría ver, algún día cuando tenga el suficiente tiempo.
    Ahora ando algo liadillo con un proyecto de saga de posts entre manoso que espero que tenga éxito.
    Un beso enorme.
    Rampy

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Pilar! te cuento, la famosa elegancia inglesa tan estirada, a esta alondra le parece artificial,rancia y sin gracia, si alguien la modernizó fue Lady Di que le dió frescura juvenil.
    Tampoco me gusta una belleza de quirófano, hoy si te fijas en modelos y artistas parecen clonadas, labios, nariz, pómulos; han perdido la gracias de unas facciones diferentes donde esté Rita Hayworth o la cara interesante de Meryl Streep...
    Tanta perfección empalaga.
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Concuerdo con "El enigma Saravia" prefiero lo natural lo auténtico.
    Buen análisis!!
    Un abrazo Pilar

    ResponderEliminar
  8. veo que me he perdido unos cuantos posts buenisimos, me dispongo a ponerme al dia :)

    ResponderEliminar
  9. Querida Pilar: debo admitir que estoy a favor de que las mujeres se levanten los pechos, pero no tanto que sino al tocarlos parecen de piedra!!!
    Muy bueno. Te envío un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Mira, ese es un problema que no tienen las mujeres africanas: la paranoia de ser o parecer.

    ResponderEliminar
  11. Los ingleses son adorables. A-do-ra-bles.

    ResponderEliminar
  12. Creo que unas buenas tetas, nalgas y labios le seran necesarias a todas aquellas con las cuales la naturaleza se mostro avara.

    Lo principal es que existan para todos los gustos, asi todos estaran contentos y olvidaran la crisis.

    un beso

    ResponderEliminar
  13. Yo creo que siempre quieres lo que no tienes.
    Somos así de tontos, no valen nacionalidades.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. En esta sociedad se ha pasado de un extremo al otro. Realmente la mujer debe sentirse bien consigo misma y aceptarse pero eso está en la mente de cada una.

    Otro saludo

    ResponderEliminar
  15. Soy un saquito de huesos pero si me das la fórmula para tener curvas te lo agradecería encarecidamente
    *-))

    Besos de Terciopelo

    ResponderEliminar
  16. Sé que algún día me lapidaréis. Pero ¡Qué mala opinión tenéis las mujeres de vosotras mismas! ¡Qué crueles sois entre vosotras!
    Y lo que es peor: Contra vosotras mismas.

    ResponderEliminar
  17. Están por lo que valen... nunca mejor dicho.
    Curvas o no curvas, es ese el dilema. Y el desafío constante a la gravedad... lamentablemente TODO cae... XDD

    Besazo.

    ResponderEliminar
  18. Ya veo que el debate va por barrios y se podría incluso apreciar cierto sesgo de género. Al final, se lleva la palma de hoy, Valdomicer, tiene toda la razón, somos malas con nosotras mismas.

    Besos guapas y guapos.

    ResponderEliminar
  19. Es que hay curvas que son capaces de mover montañas je je

    Besos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  20. Sin duda, y ya puestos la ausencia de algunas también hace ¿eh?

    Besos

    ResponderEliminar