,

DESPEDIDA


Débiles lamparillas guiarán sus almas de vuelta a casa.

Olvidamos que tan sólo somos diminutos seres gritando nuestra importancia ante un universo que no puede apenas percibirnos. Quizás exigimos demasiado a un planeta que se defiende a ciegas, cobrando vidas inocentes, o simplemente olvidamos que nuestro futuro es marchar, y pocos saben cuándo se apagará el soplo que nos anima. 

34 comentarios :

  1. Nos creemos demasiado importantes y por desgracia cada cierto tiempo, alguna catástrofe así, nos devuelve a la realidad...

    Lo malo es que se nos olvidará rápidamente.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. estos desastres naturales nadie puede predecirlos, y cuando son de esta magnitud apenas se puede hacer nada para prevenir.

    Pero si a eso le añadimos las centrales nucleares... eso sí es un peligro que puede evitarse.

    No me voy a poner guerrero hoy, aunque me enerve tantas cosas...

    Descansen en paz

    ResponderEliminar
  3. Es la gran reflexión de la tragedia...la fragilidad y lo efímero de nuestra existencia,
    Un abrazo muy fuerte y feliz domingo Pilar

    ResponderEliminar
  4. Sólo siento que es hora de tener fe.
    De que nada nos separa de todos los que fuimos, de aquellos que ni siquiera conocemos.
    Hay muchos silencios que quieren ser campanas, es difícil oírlas, pero están ahí, entre las luces y la lluvia.
    Un gran abrazo a todos, y un silencio profundo.

    ResponderEliminar
  5. Cuánta razón tienes!!
    Somos apenas polvo!, polvo seremos, más polvo enamorado!!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Estas cosas nos deberían de servir para hacernos recapacitar de que vamos por caminos equivocados...dando importancia a lo que no la tiene; ahogándonos en vasos de agua y malgastando el poco tiempo de que disponemos...

    ResponderEliminar
  7. Una plegaria para los que han sido obligados a marcharse y otra más alta, para que el Planeta nos perdone por todo ése daño con el que no cesamos de atacarle...

    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  8. Eso indica nuestra torpeza: vivimos como si fuéramos eternos, cuando la muerte es la única certeza común a todas las vidas.

    ResponderEliminar
  9. Los niños nos salvaran!
    no se si te sucede,pero mis hijas tienen una conciencia ecologica increible!
    confio en ellas y en su generacion...ellos ya ven lo que hemos hecho los mayores y no desean seguir destrozando el planeta.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. El pueblo japonés tiene una fortaleza increible ante la adversidad. La tendrá una vez más.

    Nuestra solidaridad para con ellos y las comunidades japonesas en el mundo.
    Estoy muy triste.

    Un beso Pilar.

    ResponderEliminar
  11. Solidaridad y respeto para todas las víctimas y un poco de conciencia ante lo que se nos puede venir no nos vendría mal tomar...besooss

    ResponderEliminar
  12. Una toma de conciencia, aparte de solidaridad.El planeta se queja y como dices se cobra vidas de inocentes.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Las vidas inocentes nos las cobramos nosotros mismos, creo que en este planeta sobramos, es demasiado para nosotros.
    Yo me siento muy pequeña, sé que ésto no es nada, intentar vivir y disfrutar de la vida y hacer el bien a los demás.
    Un abrazo Pilar.

    ResponderEliminar
  14. Alguien me dijo una vez, que la madre naturaleza es sabia, se defiende e intenta combatir la superpoblación.

    Yo prefiero pensar que simplemente se han movido las placas de la estratosfera con tal mala suerte que hemos sucumbido a la desgracia. Que descansen en paz, y si son budistas se reencarnen y vuelvan a vivir felices.

    ResponderEliminar
  15. Decía una compañera mía que somos apenas un garbanzo cósmico. Nos reíamos bastante, y quedó aquello como su apellido

    Pero cuanta verdad es. Descansen en paz, y los vivos se rehagan pronto.

    Abrazos Pilar

    ResponderEliminar
  16. Hermosas y certeras palabras de despedida. La fuerza de la naturaleza siempre será más grande que la del hombre. Mi tristeza en esas lamparillas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Junto con Caronte, la mejor forma de guiar un alma.

    ResponderEliminar
  18. Que bello Pilar...Desde luego que tenemos en este viaje el billete de ida y vuelta.

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Amen.

    Un abrazo en la mañana del domingo.

    Marpín y La Rana

    ResponderEliminar
  20. Japón y mi país, pese a estar a miles de kilómetros compartimos dolores. Si algo les ocurre a ellos nos repercute en nuestras costas y viceversa...Sabemos lo que están sufriendo, lo sabemos demasiado bien, por eso sufrimos su dolor y estamos con tantas miles de almas que ahora duermen en el océano.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Cuanta razón tenés Pilar. Somos tan pequeños cuando pasan estas cosas. Son avisos de que algo estamos haciendo mal. Siempre vamos a estar a tiempo de lograr mejorar, pero no hay que confiarse.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. La tierra es un ser "vivo" y se queja de vez en cuando y nosotros hemos perdido la consciencia de que todo está conectado, algo que sabía cualquier cultura ancestral: mayas, incas, toltecas, olmecas, egipcios, asirios, etc. No respetamos la madre naturaleza y ésta nos pasa factura.

    ResponderEliminar
  23. Las placas tectónicas se movilizan, no hay nada que se pueda hacer. Leyes de la naturaleza misma.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  24. Pero qué bonita es la foto, por Dior.

    Y a los humanos, lo que dijeron los chicos de El Mundo Today: Dejad de usar el término "tsunami" como metáfora para todo, que parecéis tontos.

    Te abrazo, guapa. En abierto. Je.

    ResponderEliminar
  25. Ay Pilar. Ya sabes lo secorra que soy para comentar, pero me lo tengo que saltar.

    Qué precioso. Es que has juntado un montón de cosas que son verdades como puños en un hilado finísimo y te ha quedado tan bonito... Muchas veces pienso lo insignificante que soy y la frustración que es eso muchas veces que me gustaría sobresalir. Somos demasiados. Y, por mucho que lo nieguen, la muerte es el final, y punto. Y no podemos controlar eso.


    Me encanta. Y la foto acompaña divinamente. Un 10 esta vez.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. nunca, nunca podremos dominar a la naturaleza...

    breve pero intenso...

    ResponderEliminar
  27. Este ha sido un fin de semana triste por fuera y tierno por dentro, de los de agradecer y valorar lo que tienes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. También para tí Pilar,
    Un abrazo
    Cecilia

    ResponderEliminar
  29. La naturaleza es immensa, y el mundo no esta hecho a escala humana...algo que solemos olvidar.

    muchas gracias por tus constantes visitas Pilar, y por tus palabras :)

    ResponderEliminar
  30. Hay que estar siempre con la maleta del Alma preparada pòr lo que pueda pasar
    Rezaremos por los que se fueron y pòr los que quedan llenos de temor y miseria.

    Un aBRAZO

    pILAR

    ResponderEliminar
  31. Al menos formamos parte de este Universo, aunque sólo sea por un tiempo apenas insignificante para su eternidad. Esperemos que algún día alguien sepa corresponder a la tierra y ésta se muestre más benévola con nosotros.

    ResponderEliminar
  32. Me ha encantado esta entrada porque tienes toda la razón del mundo, somos seres insignificantes al lado de todo lo que hay en el mundo.

    Un saludo

    ResponderEliminar