INFIDELIDAD MORTAL

Una de las cosas que más me maravillan del universo EEUU, es su gusto por los estudios científicos, hacen tantos y tan variados que raro es el día que no nos sorprenden con uno, ayer fue el de la Universidad de Tufts, sobre hombres, sexo y deporte.


La doctora Issa Dahabreh afirma que el ejercicio regular y mantenido, mejora el tono vital y fortalece el corazón, hasta aquí todo normal, y el hecho de incorporar en la categoría de ejercicio la práctica del sexo, es bastante razonable estando su Universidad en el Estado de Massachussets, donde, entre otras cosas, se ha considerado ilegal negar el derecho al matrimonio a los homosexuales; lo que hace llamativo el estudio es la siguiente conclusión: la práctica del deporte o el sexo de forma esporádica, (de higos a peras), eleva las posibilidades de infarto e incluso de sufrir muerte súbita.

Para no alarmar a la población, y en beneficio de gimnasios y relaciones, la autora del estudio aconseja que ambas actividades se realicen más habitualmente. O dicho de otro modo, que si te pones, sigas en ello y si no vas a ser constante, mejor no te pongas.

Aquí en España los redactores (o redactoras) del periódico EL MUNDO, preocupados por el impacto de este estudio en los hábitos de conducta de los españoles han acudido al doctor José Luis Zamorano, director del Instituto Cardiovascular del Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid, que les ha aclarado "Los hombres que mantienen relaciones sexuales una vez al mes, o los que deciden jugar un partido de tenis los sábados sin hacer ejercicio el resto de la semana son los que más posibilidades tienen de padecer un ataque al corazón o morir de forma súbita".

Tras tranquilizar (o no) a los periodistas, el doctor, ha ido un poco más allá afirmando algo que sin duda tendrá consecuencias en el devenir de las relaciones sentimentales, al menos en las de los hombres preocupados por su salud, y es que está demostrado que el infarto o la muerte súbita en las personas que mantienen pocas relaciones sexuales suele producirse, sobre todo, en quienes lo hacen fuera de la pareja habitual, así un 90% de las muertes súbitas durante el acto sexual se da en varones que no estaban con su pareja.

Cada cual que extraiga sus conclusiones, pero como medida de seguridad recordemos que la mejor protección para el corazón es caminar 40 minutos al día.

33 comentarios :

  1. Lo primero, me encanta el nombre: Universidad de Tufts. Es como... "Universidad de Tufos". No sé, mola, hace risa. Je.

    He dejado el tabaco y caminaré.

    De lo otro no hablo, que mi madre no me deja.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  2. Yo caminaría esos cuarenta minutos al día.
    El problema es..... que me duele la cabeza.
    Ya ves.
    Un besino.

    ResponderEliminar
  3. Huy! esto da para todo!!!!
    Pero coincido en eso de la muerte subita cuando se mantiene sexo en una relacion de infidelidad.
    Muchos hombres se sienten presionados a mejorar la performance,ya que la señorita en cuestion seguramente no se conformara con los dos minutitos de bombeo, y muchos se aceleran, toman viagra...y despues,zaz! se van al otro mundo,al menos felices y con su cosa dura...conozco un caso y realmente es patetico!
    claro que mejor es hacer ejercicio diario, y si se puede, sexo diario tambien1 o al menos seguidito!
    besos!!!!

    ResponderEliminar
  4. se podrá decir que hay algo cuya cualidad de saludable no sea puesto en cuestión... esto es al reves que el vino, cuantas más dosis mejor...ahora resulta que lo de la moderación no vale...seguro que no es un estudio desarrollado por solteros que no ven posibilidad de sexo en su vida ni una vez a la semana y quieren consolarse intentando amargar a los demáss...

    ResponderEliminar
  5. Todo en la justa medida...
    de cada uno.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Es normal que si no prácticas en mucho tiempo tengas problemas cuando lo haces, ya sea agüjetas o ataques al corazón, por no decir alguna otra burrada que se me esta ocurriendo, pero esa es la misma razón que nos tiene que empujar a prácticar más, que no es que andar no sea bueno, pero lo otro es mucho más divertido, je je je


    Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. ¡ay, qué me da!
    jajajaja
    (bueno, ayer no me morí, así que tengo otro mes de vida...)

    ResponderEliminar
  9. Cada cual a su ritmo pero con constancia.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  10. Hola, Pilar:

    Yo sólo sé lo que veo y no me creo que los hombres casados mantengan relaciones sexuales una vez al mes, entre otras cosas porque con lo morbosos que son, no creo que sean capaces de aguantarse tanto.

    Yo he estado casada y a mí no me va tener a mi marido a pan y agua, porque si él está así... ¿cómo estaré yo? Si él ya no quiere mantener relaciones sexuales conmigo... malo, muy malo, porque yo también tengo ojos en la cara y necesidades insatisfechas.

    De verdad, que me parece que la gente no es muy sincera cuando contesta las encuestas. Ahora que estoy divorciada me sorprende la cantidad de hombres en pareja que ponen los cuernos a sus mujeres y novias (no digo que todos, pero sí que hay muchos) y esos hombres son de todas las edades (no sólo los jóvenes).

    Así que, que sigan tranquilos, que si les da un infarto será por otros motivos y no por los sexuales.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. jajajajajaja, es de risa el estudio, es como decir pues por meterla donde no debes, te fastidias.

    Seguramente que en el tema de la infidelidad tendrá mucho que ver el aumento de nerviosismo por la situación. En este estudio me falta un dato a aportar importante, que esto pasa a partir de los 40, y es consecuencia de una mala alimentación, sobre todo alta en grasas saturadas y azúcares que van obstruyendo las venas y arterias.

    ResponderEliminar
  12. Ufff. gracias al cielo que soy asexual.

    ResponderEliminar
  13. jajaja por eso yo me hice asexual también, como DDmx, porque para fornicar poco y mal, mejor no hacerlo, jajajajajaja. Bueno, seguiré sustituyendo sexo por surf que empiezan por la misma letra... XD

    ResponderEliminar
  14. Veo lógica en el estudio, si no acostumbramos a nuestro cuerpo a un determinado ejercicio en forma periódica, es normal que colapsemos si de repente lo exigimos. Ahora lo de la infidelidad, lo veo por parte del infiel, como el deseo de sentirse el mejor amante del mundo, e intenta ir más allá de los orgasmos necesarios para probarle a su amante, lo macho o hembra que pueden ser, obvio que al excederse el corazón reaccione...Como todo en la vida, mesura.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Me mondo! Así que el infarto se dá más en hombres infieles que practican sexo con alguien distinto a su pareja habitual?

    Pues lo veo normal. sobre todo si el hombre está allá por la cuarentena, superando de la mitad hacia arriba la década y de pronto, cambia hábitos a la hora de practicar sexo, pasando de uno-dos a la semana a los extras fuera de casa. si a esto le añades que ya que lo hace fuera, no va a ser con una pareja de la misma edad que la que tiene en casa, entonces se buscan a una jovencita que les hace pegar saltitos en la cama, les obliga a tomar viagra para mantenerse en aquello de poder no una, sino hasta tres veces en cada encuentro y... claro! luego vienen los infartos! cómo podria ser de otra manera?

    Es que quieren darse el atracón fuerte antes de que les pillen, o de que los estimulantes para mantener el tipo los dejen en una caja de pino...

    Una entrada divertida, que da para mucha más charla en la terracita...

    ResponderEliminar
  16. Todo el mundo sabe que hacer el amor dentro del matrimonio está amparado por la gracia divina y el hecho de tener todo el papeleo en regla hace que el destino tenga miramientos contigo y nos salve del temido infarto-post-ejaculatio ( vaya palabreja me acabo de inventar, jiji)
    Me ha encantado el estudio.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. JAjaja los infieles lo tienen mal, pobrecitos mios.

    ResponderEliminar
  18. Lo sabía. Sabía que era bueno lo de caminar. Aunque fuera de forma instintiva. Es que soy caminante profesional y mal no me va.
    Lo de sufrir ataques al corazón por ser infiel también tiene lógica. El contínuo miedo a que te pillen debe ser un asesino para el corazón.

    ResponderEliminar
  19. jaja Pilar tendia q haber puesto mas jas, y yo q no me gusta caminar, q hagooo???

    ResponderEliminar
  20. No podemos generalizar, que lo que sucede en una region de los EEUU sea valedero para todo el mundo. Como el caso del tabaco, donde dicen que el humo daña a los vecinos, los que dicen olvidan el smog de sus ciudades, sus alimentos enlatados, sus carnes congeladas; siendo completamente diferente aca donde el aire es puro, comemos alimentos frescos y carne recien faeneada y conocemos a ancianos fumadores y a sus esposas que estan requetesanos.

    Alla comen comida chatarra y el stress de una ciudad en constante movimiento. En cambio aca es el paraiso.


    Besos

    ResponderEliminar
  21. Yo el otro día escuchaba en la tele que según las estadísticas se dan más infartos en hombres que en mujeres. Nosotras morimos más por otras causas... lo que dices de andar 40 min al día es estupendo y más acompañado de la Dieta Mediterránea.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. que fuerte! fidelidad al poder!!
    jejeje debe ser que lo prohibido les pone más de lo normal !!

    ResponderEliminar
  23. Siempre he pensado que los mejores resultados se obtienen a base de constancia.
    Constancia para caminar, constancia para el sexo, y puede que hasta constancia para la infidelidad, porque hay que gente que lleva muchos años practicando la infidelidad y siguen tan fresc@s.

    ResponderEliminar
  24. Me gustó el comentario de Larisa. Ta bueno. Pues bien, que no quede por estudios el que la gente se muera de esta manera. Nos moriremos todos de alguna manera u otro digo yo, no? No es que haya que procurar morirse, pero, joder, de tanto evitarlo no lo sacamos del cabezón y si eso no ayuda a morir de alguna manera por el efecto psicológico... pues no sé, creo que debemos seguir haciendo un esfuerzo para que crezcan más las poblaciones y el planeta se caiga de tanto peso y que así no haya pa nadie.

    Un abrazo y me has hecho pensar con tu post. Me gusta que cuando leo algo, esto me haga pensar, me haga encender el motorcito que llevo en el centro del subconsciente...aunque a veces creo que se enciende y es un falso aviso. :)

    Andri

    ResponderEliminar
  25. Lo leí en la prensa.
    En fin, quizás morir con una bella amante sea una muerte hermosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Estas cosas hay que tomarlas en su justa dimensión pero yo, por si cuela, se lo he contado a mi chico, para que esté informado, más que nada.
    Ahora bien, se necesita estar aburrido para ponerte a investigar sobre una cosa así. Que estas cosas, mejor hacerlas que explicarlas, me parece a mi. El andar, también.

    ResponderEliminar
  27. Entonces, a ver si me aclaro: "Hacer deporte y practicar sexo de forma esporádica aumenta el riesgo de infarto"?. Menos mal que yo nunca hago deporte.
    ;D
    Besos Pilar. Gracias por pasarte siempre por mi kelly!

    ResponderEliminar
  28. Yo pienso, que a lo que se refiere el Dtr. Zamorano, es que si haces el amor con una pareja que no es la tuya, al producirse una infidelidad, se puede producir el infarto.
    Yop leí en una ocasión un libri que no recuerdo a su autor pero si el nombre :"La infidelidad, mata", y los argumentos eran precisamente el miedo que se pasaba al pensar el ser descubierto.
    El estudio es curioso, y me imagino que tiene su razón, es como ponerse ha hacer artes marciales sin haber tenido un periodo de entrenamiento.
    Yo hago Taichi, y antes de empezar, tenemos un entrenamiento de 20 minutos.

    Un abrazo

    Pilar

    ResponderEliminar
  29. Ya veo que hay temas que os sacan de la cueva (besos Houellebecq, que gusto leerte) y os animan los deditos sobre el teclado.
    En resumen, practicad, que todo son beneficios, je, je.

    ResponderEliminar
  30. A mí me gusta hacerlo como mínimo 40 minutos al día.

    También me gusta caminar 40 minutos al día.

    A la cuarta palabra de la primera frase añádale usted "ría".

    Haya salud ;)

    ResponderEliminar
  31. Que peligro de estudio... ¿y que hago si no sé si podré caminar mañana? ¿salgo o no salgo a caminar hoy?

    Besos

    ResponderEliminar
  32. Tiene lógica: si realizas un ejercicio de forma esporádica, en vez de actividad resulta ser un esfuerzo.
    En mi rancho dicen que el compromiso y la constancia siempre pagan; después de leer lo que comentas sobre este estudio yo diría que hasta saludables son.

    Saludos

    ResponderEliminar
  33. @Ximo Segarra "ACAPU" lo que son tres letritas de nada ¿eh? Un beso
    @Canoso Mejor ir que no ir...
    @Gil Tomar el amor con constancia y compromiso, parece una buena idea, además de saludable. Bienvenido.

    ResponderEliminar