, ,

MANZANAS vs PERAS

El enemigo es pequeño y rosa, el insaciable adipocito, que no tiene más objetivo que crecer y crecer, guardar y guardar, acumular y acumular, por si, por si...

Es común a todos y a todas, y esta vez no es una concesión a la igualdad de género en el léxico, sino una realidad, hombres y mujeres tendemos a acumular grasa, pero de nuevo, no igual, de ahí lo de las manzanas y las peras, que no es una referencia a la gran Ana Botella, pero casi.

Ellos acumulan grasa en el pecho y la barriga, y ellas desde las caderas hacia abajo, cuerpos distintos, problemas distintos, pero sobre todo diferentes modos de enfrentar la realidad.

Nosotras comenzaremos a mirar, primero de soslayo, después con detenimiento, cada anuncio, calibrando si el precio y la promesa compensan o no, si seremos constantes esta vez o nos rendiremos a los siete días y la celulitis seguirá campando a sus anchas, pensando si con aquel pareo se nos ve bien, y que total, si pierdo unos pocos kilos, tampoco me gusta tanto la playa...mientras ellos (salvo excepciones, que las hay) simplemente se molestarán un poco al comprobar que la ropa del año pasado no les queda bien, y se apuntarán (qué remedio) a la dieta de lechuga y pechuga a la plancha que de repente se instaura en su casa.

Lo peor es que por debajo de la piel, de la grasa localizada, de las cremas que te das o no,  suele haber una mujer que se siente mal porque aunque no quiera asumirlo, mira con envidia las piernas imposibles de las modelos, sintiéndose (un poco al menos) insegura frente al espejo, y un hombre que no dedica un segundo a este tema.


¿quién es más sabi@? 

36 comentarios :

  1. Si lo que se busca es salud, el que se cuida. Si lo que se busca es solo la estética de unos cuerpos imposibles, el que se contenta con su cuerpo y se enorgullece de sus curvas.

    Te lo dice uno que ha perdido casi 20 kilos por culpa de una rodilla debilucha, y que dijo adiós a su 'barriguita' de toda una vida (con pena).

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué crueles sois las mujeres con vosotras mismas!

    ResponderEliminar
  3. Hay que saber cuidarse, por salud.
    para que esa grasa acumulada, no se convierta en colecterol y demás ítems negativos, que sin desearlo nos lleve a un infarto o a tener graves problemas con nuestro esqueleto.
    Pero la realidad es que nosotras, las mujeres, siempre queremos estar perfectas, lucir divinas y seguir manteniendo la misma talla de cuando éramos jóvenes. Aunque claro esta, la ropa no nos sienta igual... ¿Por qué será?

    Los hombres, sin embargo, -no quiero generalizar, porque los hay que se cuidan mucho, incluso más que alguna mujer, es decir con más obsesión- salvo que sea por prescripción médica, ante unos resultados negativos, ni lo piensan.

    beso, guapa

    ResponderEliminar
  4. Las revistas y la television nos imponen un modelo de belleza que es casi enfermizo llegar a conseguirlo...

    No se quien es mas sabio, pero el que vive mas feliz es el que no se preocupa por el tema en cuestion.
    BESOS

    ResponderEliminar
  5. Soy una hermosa ¨pera ¨, y me gustaría ser un simple esparrago ...pero cada uno es como es .
    Llevo toda la vida luchando contra los kilos ; los ultimos 15 kg los perdi el año pasado , tendría que perder 5 más , pero no estoy por la labor .
    Asi , que a disfrutar de la playa , sin complejos , que la vida es corta !


    Besos desde Málaga.

    ResponderEliminar
  6. "El corazón que ríe"



    Tu vida es tu vida

    no dejes que sea golpeada contra la húmeda sumisión

    mantente alerta

    hay salidas

    hay una luz en algún lugar

    puede que no sea mucha luz pero

    vence a la oscuridad

    mantente alerta

    los dioses te ofrecerán oportunidades

    conócelas

    tómalas

    no puedes vencer a la muerte pero

    puedes vencer a la muerte en la vida, a veces

    y mientras más a menudo aprendas a hacerlo

    más luz habrá

    tu vida es tu vida

    conócela mientras la tengas

    tú eres maravilloso

    los dioses esperan para deleitarse

    en ti.

    (Charles Bukowski)



    ¡¡QUE TENGAS UNA PRECIOSA SEMANA!!

    Gracias por tus agradables visitas a mi blog

    Abrazos y besos de tu amiga

    ~Charo Bustos Cruz~

    ResponderEliminar
  7. Hola Pilar. Sos inteligente, tenés una facilidad para describir situaciones, informás con una simpleza que maravilla.
    Este relato, por cierto, es uno de esos que uno no puede perderse ni un verso. Tu blog es precioso y lo que escribís en él es aun más maravilloso. Te felicito porque siempre estás bien informada y tenés a la palabra como arma fundamental de la cultura.
    Te mando un beso y que tengas un hermoso comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  8. A mí las dietas me parecen de lo más triste. Salvo que sea estrictamente necesario me niego a llevar a cabo semejante tormento. Pienso que hay aceptar el paso del tiempo y que inevitablemente una no se va a ver igual con 30 que con 50. Mientras se mantenga un peso prudencial creo que no hay que obsesionarse con la faccidez ni con la celulitis. Es ley de vida, y si a ellos no les preocupa ¿por qué tenemos nosotras que flagelarnos con tonterías? jeje.

    Besos Pilar.

    ResponderEliminar
  9. Yo de este tema podría hablar mucho, pero sería la "rara". Somos lo que comemos, no haré ningún apunte más.

    ResponderEliminar
  10. Pues yo acumulo como ellos...

    Anosotras nos preocupa nuestra apariencia y SU interior, por eso van tan tranquilos....

    ResponderEliminar
  11. Sin lugar a dudas los hombres, que tienen muchas menos neuras y tonterias de las que tenemos las mujeres, y como consecuencia son mucho mas felices.

    ResponderEliminar
  12. !Hola pilar!
    Pienso q algunos hombres no les preocupa su físico y en cambio nosotras nos exigimos demasiado.

    Hay q quererse y gustarse con lo q nos ha dotado la naturaleza,pero si por salud o estética tenemos q hacer un pequeño esfuerzo para mejorar, yo lo haria,de hecho, lo hago.
    Y yo soy de la perita jajajaja
    Un besito Pilar

    ResponderEliminar
  13. yo soy más patata que otra cosa.

    ResponderEliminar
  14. Supongo que el más sabio es el que sabe aceptarse tal y como es.
    Complicado, porque el que está flaco quiere más curva, el que tiene curvas quiere menos, el de pelo rizado lo quiere liso, y el liso... pues rizado. Porque nos gusta torturarnos, si!! Y porque aunque adelgacemos y lleguemos a ese punto de estar “de muerte” siempre falla algo... Y a los hombres también les pasa... no nos engañemos!!

    ResponderEliminar
  15. No soy ni pera, ni manzana. No sé en qué categoría frutal estoy, creo que en todo esto debe siempre primar la salud y el cariño propio. Jamás dejar de querernos y respetarnos.
    Un beso Pilar.

    ResponderEliminar
  16. Que te crees tú que a los tíos no nos importa, jajajaja, lo que pasa que tampoco vamos a morirnos de la angustia, que eso aumenta el estrés y se come más, jajajaja. Además, la obesidad tipo pera o tipo manzana se asocia con los sexos, pero no son exclusivas, hay mujeres tipo manzana y hombres tipo pera, es que los adipocitos son muy suyos y eso de hacer divisiones frutales es lo que tiene, que te lia la cabeza, y sino pregúntale a Ana Botella que yo aún no sé si soy una manzana, una pera, o un pomelo.

    ResponderEliminar
  17. Te equivocas, con lo de que los hombres no dedicamos ni un solo segundo a este tema de la guía Michelin.

    Cada vez somos más los que sentimos ante el espejo, exactamente lo mismo que vos, My Lady.

    ...Y es que, a quien no le gusta (se siente más seguro) con una figura que no sea, cuando mucho, difícil de ver.

    Tooooodos estamos bajo el influjo de l@s top-model.

    Un cuerpo y rostro de lujo (de cine, de vicio) seduce e incluso produce un enamoramiento falaz/imaginario... a bote pronto.
    Pero después, después… una vez catado el body en cuestión y cumplido el deseo primario (ya sabes : el deseo, una vez satisfecho, deja de ser deseo), es realmente la belleza interior (sin topicazos) la que verdaderamente engancha y enamora con solidez.



    Te besa, este molde del logotipo de Michelín,

    H.

    ResponderEliminar
  18. ellos son más sabios!! si no hay problema de salud lo peor es amargarse!!

    ResponderEliminar
  19. Para mí es más sabio quien sabe aceptarse y quererse, a pesar de cuidarse y no llegar a los cánones estéticos que la publicidad actual marca. Publicidad que hace mucho daño a jovencitas/os creándoles trastornos alimentarios que conducen, entre otros, a la anorexia.
    Cuidado al cuerpo, sí, pero culto a la mente sobre todo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Lo más importante es aceptarse un@ tal cual es y quererse, adipocitos y años incluidos, y a partir de ahí cuidar el cuerpo y la mente.
    Núnca he hecho dieta, pero trato de compensar mis "excesos" y hacer una dieta sana y equilibrada. Sé que no volveré al cuerpo de jovencita, pero tampóco me importa; a cada edad lo suyo.

    En cuanto a los hombres ¿te has fijado cuánto se parecen fisicamente los matrimonios que llevan muchos años juntos? ¡La mujer les controla! Si ella es obesa. él también y si ella está en su peso, él también.

    Un beso

    ResponderEliminar
  21. En casa somos mazanas y peras, pero al leer el título del post, me vino a la cabeza el recuerdo de toda una concejala de Madrid, esposa que fue de un presidente de Gobierno, refiriéndose a que no se podían juntar peras con manzanas, todo esto para hacer una metáfora sobre los matrimonios gays.

    Saludos
    Emilio

    ResponderEliminar
  22. Ellos. Pasar una semana en el cerebro de un hombre, yo creo que sería como unas vacaciones... y no lo digo para ofender al hombre al contrario, que machacarnos tanto a nosotras mismas no es para estar orgullosa...
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Bueno ya he vuelto y he pasado un rato estupendo leyendo lo atrasado, aunque aún me queda.
    Un beso
    Nela

    ResponderEliminar
  24. Creo que compiten mucho entre ustedes, deberían relajarse un poco.
    Buena reflexión.
    Un abrazo Pilar!!

    ResponderEliminar
  25. Pilar: me temo que no es cuestión de sabiduría sino de imposiciones sociales. En el primer mundo se ha impuesto el modelo de mujer delgada y hombre inteligente (je,je) y pringamos como bobas.
    En Mauritania, por ejemplo, lo que prima son las mujeres gordas, cuanto más gordas más atractivas a los ojos de los hombres. Y miran con desprecio a las flacas. A veces he pensado en trasladarme, no creas. Pero el conocimiento me ha pillado un poco tarde, justo cuando he aprendido a estar cómoda con mi apariencia. Se ve que eres demasiado joven aún.

    ResponderEliminar
  26. Canoso ; ¿ y si buscamos el termino medio?
    Valdomicer ; qué gran verdad!!!
    Mascab ; como dice Valdomicer, nos hacemos daño nosotras mismas.
    MEME; seguro que es así, pero ¿es posible?
    Annick ; sin complejos!!!
    Charo Bustos Cruz ; gracias por el regalo.
    Pablo; me ruborizas, gracias guapo.
    FAYNA ; porque nos engañaron? porque nos dejamos engañar? porque sería fantástico estar siempre estupendas?
    marikosan ; la rara? me dejas con la intriga ;)
    Tita ; y es mejor o peor? Besos guapa.
    Sandra; puede ser, pero no me cambiaría, je,je.
    viridiana ; si la clave, como siempre debe estar en el término medio. Besos
    DDmx ; jardinera o chip? Un beso
    MENINA ; a algunos seguro, a otros, pa' mi que les da lo mismo.
    Taty Cascada ; quererse, sin duda.
    Z ; te estaba esperando ahí, Besos
    hEto ; me quedo con la belleza interior, pero, es que lo quiero todo, pero que no engorde, please.
    Uma; te lo recordaré.
    Marisa; Cuidado al cuerpo, sí, pero culto a la mente sobre todo. Bien dicho
    Carmen ;tienes razón, ella controla.
    Emilio Manuel ; pobre Ana Botella, si era por explicarlo ;)
    Claire ; ese es el problema, nos hacemos daño
    Nela ; gracias guapa.
    caly ; toda la razón, hemos comprado una película muy mala y no nos damos cuenta.
    La de la tiza; me voy acercando a la sabiduría, kilo a kilo, año a año ;) Todas a Mauritania

    ResponderEliminar
  27. A buenas horas llego yo a decir la mía.

    ¿Quién es más sabio? Ya lo han dicho por ahí arriba, creo: el que cuida de su salud sin obsesionarse. Yo estuve una temporada siguiendo dieta, porque había subido mucho de peso (después de los dos embarazos), y subir los 21 escalones hasta el rellano de mi primer piso me costaba la vida: llegaba a casa sofocada, sin aliento y sin sentir las piernas. ¡Yo, que había hecho deporte siempre! Y por eso me puse manos a la obra: bajar de peso para sentirme mejor de salud, pero sin obsesionarme.

    Besos, Pilar.

    ResponderEliminar
  28. Soy la rara, no como harinas blancas, no tomo lácteos, no grasas saturadas, no carne. Si muchos cereales integrales, y cuando digo cereales me refiero al arroz, mijo, avena, trigo sarraceno.... siempre cocinados, no de paquete de kellogs. Pero yo no lo hago por estar más o menos delgada, busco la salud, y sobre todo que mi hijo comience la vida con una buena base alimenticia. Importante además mover el cuerpo, no digo que haya que machacarse en el gym, basta con caminar todos los días.

    ResponderEliminar
  29. A mi de pronto no me importo mas...asi soy,asi mirenme, que joder!
    Claro que antes de sentir eso, intente con cremas y aparatos,y lo que se pudo se hizo, y hasta aqui llego mi amor.
    Me veo muy bien y me siento mejor, y esos imbeciles pocitos no me quitaran la autoestima.
    O acaso como dices, los barrigones se preocupan un poco?
    a disfrutar de la playa, el mar, y sentirse libres...que al fin de cuentas la belleza que dura es la del alma, y tu si que eres bella por ese lado,que es el unico que conozco...seguro tendras tu belleza fisica tambien.
    Besos!!!!

    ResponderEliminar
  30. Ninguno de los dos! Malo es compararse con modelos de medidas imposibles, pero tampoco es bueno dejarse y no cuidarse.
    Algún día puede que unos y otros encontremos un equilibrio.

    ResponderEliminar
  31. Ebony; cada uno llega exactamente a su hora, y estás en tu casa. En la media la virtud, claro, pero reconocerás que no siempre lo vemos tan claro, sobre todo comprando bañadores ;)
    Marikosan; rara no, especial. Y siempre amable. Me voy a dar un paseo, andando o volando con este cierzo.
    Fedora; gracias por el subidón de autoestima.
    superamatxu; eso es, los barrigones, que se cuiden que es más gustoso verlos guapos ;)

    ResponderEliminar
  32. Me acabas de tocar la fibra... sobre todo por que ya no como de casi na, jamas habia hecho una dieta y no puedo seguir viendome el flotador alrededor de mi cuerpo en invierno y verano, me cuido pero no se va y al fin he sucumbido a la dieta Dukan, ya veremos como termina esto porque lo estoy llevando fatal, pero mu malamente y aun no veo resultados, llevo 3 dias pero entre ellos una comida familiar y un cumpleaños, el sabado otro cumple y no se si podre soportar otro ágape sin probar bocado y bebiendo limon granizado. hayyyy que pena.

    ResponderEliminar
  33. Cierto, Pilar. A la hora de comprar bañadores, no lo veo yo tampoco tan claro... y cuando miro a la monitora de fitness que me da la clase de bodypump... tampoco!

    Besos!

    ResponderEliminar
  34. @eva-escort madrid Vamos tú puedes ;)
    Ebony; hay que mirar para otro lado, o no mirar, je,je.

    ResponderEliminar
  35. Perdón: Nunca pensé en el daño y no era a seso a lo que me refería. Hablé de crueldad, y no aludía a lo crueles que podéis ser unas con otras, sino a lo crueles que podéis llegar a ser con vosotras mimas.
    Os torturáis para caber en una prenda de ropa que lleva la etiqueta por dentro.

    ResponderEliminar
  36. @Valdomicer Nada que perdonar, tus palabras nunca hacen daño. Y tienes razón somos malas con nosotras mismas, y amplio el concepto, también con las demás, seguro que nos fijamos mucho más que vosotros en si aquella tiene celulitis o no.
    Un beso.

    ResponderEliminar