, , , ,

RAYOS

Me aferro la levedad de un fin de semana que nació en primavera y se despide con lluvia, me alegro por una vez de esa indolencia que me atrapa cuando no andan los niños por casa, resistí tirada en el sofá la llamada de los armarios asfixiados de lanas que reclamaban tejidos ligeros, y hoy no haré el ridiculo con mis piernas blancuchas, luciendo carne de pollo.


Me prendo el rayo de sol, el tacto de las flores que despuntan en mi reducido jardín de macetas, la sonrisa de la gente paseando, la brisa que agitaba las cortinas, y no abro la prensa hasta que la realidad cotidiana se apodera del fin de semana, uniformes, almuerzos, cenas, y refunfuñes para irse a la cama.

El mundo sigue girando, la gente sufre a manos de hombres poderosos y crueles que por encima del color de su piel solo desean obediencia y dinero, Costa de Marfil se desangra sin que pidamos a la ONU una intervención, claro que la de Libia va camino de convertirse en un problema sobre un problema, sin que dejen de sufrir los mismos; la empresa Tepco, sigue ahorrando en medios y su ineficacia inunda el mar de Japón, lástima que el mar no sea una piscina que se puede cerrar.

La derecha clama por elecciones anticipadas, como si fuese la primera vez que un presidente anuncia que no va a presentarse a un tercer mandato, y cuando casi cierro la prensa, tras la ofensa de páginas y páginas dedicadas a las actas y las falacias de unos asesinos que siguen queriendo torcerle la mano a un pueblo que se levanta cada día para trabajar, prosperar y vivir, codo con codo, en paz, alguien ha venido a salvarme.

Es curioso, ayer cerraba mi entrada hablando de los mayores, y hoy un veterano consigue emocionarme, no con su dulzura, sus fuerzas ya abatidas, el caminar cansado, sus sueños reflejados en pupilas cubiertas por blancas cataratas o el blanco de su, ya ralo, cabello, sino con su rabia y su empuje, José Luis Sampedro, tras prologar "Indignaos" de su amigo Hessel, vuelve a la carga con "Reacciona" y cierra el círculo con el prólogo del francés. 

Son 9,50€ y promete, así he tomado aliento, para comenzar esta semana con ganas, porque lo que buscan es que nos quedemos quietos, que todo nos dé lo mismo, que nos convenzamos de que nada puede cambiar, y me niego, otro mundo es mejor y lo quiero, para mí, para mis hijos, para los que ahora tienen derechos que antes no tenían, para los que precisan una sanidad pública, una educación pública, un sistema que pueda protegerles cuando el dios mercado vuelva a reclamar sangre. Seguro que no es la panacea, pero me sentiré mejor leyéndolo y quizás no sea la única que tras indignarse encuentre un modo útil de reaccionar.

21 comentarios :

  1. Sé que otro mundo es mejor. Pero hoy que no cuenten conmigo. Japón casi que pasó de moda. Y Libia, tres cuartos. A los humanos se nos olvidan las cosas. Hacemos daño, hay sangre, pero se nos olvida.

    Bisbal no sabría situar Costa de Marfil en un mapa.

    (Bueno, tampoco sabría situar Burgos, admito que me he pasado).

    Como ves, mi fe en el ser humano es firme a la par que estúpida.

    Estaría bien que hoy repusieran 'La noria'.

    Por lo demás, Rubalcaba y vámonos.

    Abrazos tristes.

    ResponderEliminar
  2. Magnífica tu cronica, me encanta por lo real que es y que nos afecta a todos en montones de cosas.
    Desde luego, no está nada bien, tantas guerras, y las que quedan, pues por primera vez el mundo musulman se han atrevido a levantarse ante sus lideres crueles y corruptos.
    En fin, no se en que acabará todo esto.

    Un abrazo

    Pilar

    ResponderEliminar
  3. Los mercados siempre reclaman sangre, Pilar, cotidianamente, sistemáticamente.

    Es buen consejo ese, reaccionar..., es buen consejo. Movamos un poco los grilletes, a ver si suenan.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Mañana mismo estaba pensando ir a por el Indignaos. Ya me traeré la segunda parte, no sea cosa que me enfríe.

    Abrazos Pilar. Qué bien lo enganchas todo.

    ResponderEliminar
  5. Otro mundo es mejor, yo lo quiero para irme tranquilo.

    ResponderEliminar
  6. En esta noche lluviosa, caen gotas frías que me refrescan el alma con tus palabras.
    Un beso Pilar.

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que el golpe de estado deberíamos darlo en las urnas, votando a otro partido, el de Rosa Díez por ejemplo. Habrá a quién le guste y a quien no, pero asi quitaríamos del medio a esta cuadrilla de asesinos y ladrones.

    ResponderEliminar
  8. a mí tb ha conseguido emocionarme,revolverme,...tenemos que luchar contra la desesperanza que nos acecha.

    magnífico post,Pilar.

    ResponderEliminar
  9. Tesoro que quieres que te diga, no se la verdad

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  10. yo soy una luchadora incansable y no me dejo vencer por el q dice q nada cambiara, claro q cambiara y el mundo sera diferente, llamenme ilusa, prefiero eso a conformista, y yo seguro aportare mi granito de arena, precios post pilar

    ResponderEliminar
  11. Hija, te he leido como si estuviera viendo el telediario de las 15.00 hrs. Tan cierto como la vida misma, y tan lamentable este mundo.

    Sampedro ni me gusta ni me disgusta, he leido un par de libros suyos, y no sé, no puedo decir que me hayan disgustado, pero tampoco lo contrario. Tengo dudas al respecto.

    feliz semana guapa.

    ResponderEliminar
  12. Yo sigo con mis rutinas, tranquila, disciplinada y parece que el mundo ahí fuera se está desmoronando. Cuánto horror. Si no es la naturaleza la que cae sobre los pueblos, es la mano del hombre, maldad en estado puro... Pensar en la sangría de Costa de Marfil me asusta mucho.. bueno, pensar en todo lo que está pasando, la verdad...
    En fin, sigo con mis rutinas, creyendo en la posibilidad de un mundo mejor, sí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hola Pilar, buen blog, y buena entrada. Que tengas un buen día =)




    http://dibujosdegerardogc.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  14. Bravo Pilar! te ayudo a sostener ésa bandera! yo también quiero un mundo mejor para mis hijas, para todos... en el que no sigamos perdiendo los derechos sociales adquiridos en los últimos 100 años. Para que la lucha, sacrificio e incluso muerte de los hombres y mujeres que soñaban con dejarnos un mundo mejor al suyo, y lo consiguieron, no se pierdan hoy por la paralización de los humanos actuales; tan dados a dejarse llevar por unos políticos débiles y corruptos y que se dejan a doctrinar por una televisión basura cuyo mensaje es FO...y riéte mucho y piensa poco!
    Estoy contigo, a tu lado, apoyándote en la sostenibilidad y mejoras -por Dios-, de los Derechos Humanos y sociales.
    Por la vida futura de nuestros hijos, por lo que nos queda de la nuestra...por todos:REACCIONEMOS E INDIGNÉMOS!!

    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  15. me prometo día tras día que me tengo que leer indignez-vous...

    ResponderEliminar
  16. Un lunes realmente aprovechado. Tus pensamientos y reflexiones son más que coherencia y sentimiento.
    Me alegra leer que alguien reflexiona sobre el injusto abandono por parte de la ONU de Costa de Marfil (con Libia sí se actúa pero con esta pobre gente...). Me ha reconfortado leerte porque sabes leer el mundo que te rodea.

    Un beso desde el ocaso del lunes.

    ResponderEliminar
  17. Soy una luchadora incansable, además de obsesiva soñadora, tal vez el mundo no cambie mañana, ni en un lustro. Es posible lo más seguro, que se necesiten décadas y generaciones para observar cambios reales. Mientras el hombre tenga sed de guerras, de poder, de dinero, seguiremos observando por tv como el lado A se abalanza hacia el lado B...Mientras tanto, le hablo a mis hijos, son nuestro futuro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Me parece muy interesante tu texto, y ese libro pinta bien la verdad, y estoy totalmente de acuerdo con el primer comentario de esta entrada, se nos olvida todo lo que pasa muy pronto!
    muah!

    ResponderEliminar
  19. Un escalofrio me recorre el cuerpo cuando asisto, preocupada, a tantas malas noticias, a tantas malas acciones, a tantos pasos atrás.
    Y comento con mi marido la pasividad, la desidia,la apatía, el conformismo con que las sociedades asistimos a tanta ignominia.
    Y leo en la prensa que alguien ha escrito un libro con el título de "Indignaos" y pienso, ¡por fín alguien se ha puesto en marcha! ¿Le seguiremos los demás o nos podrá la comodidad de verlo todo por la tele y pensar que ya se resolverá?

    Buenas noches, Pilar

    ResponderEliminar
  20. Debe haber una opción B... u otra margarita que diga Si en otras manos... o alguien que eleve la voz sin gritar... o un motivo más... u otro cambio de hora que ponga en orden este mucho...

    Reaccionemos, pues.

    AbrazoS siempre al alma.

    ResponderEliminar
  21. Larisa; abrazos de vuelta con una pizca de sonrisa maliciosa ;)
    Mª Pilar; gracias por tus visitas y tus siempre amables palabras.
    ACAPU; vamos un poco de ánimo que es lunes. Besos
    Tita; Indignaos te gustará, del otro te cuento enseguida.
    DDmx; mejor quedate y lo disfrutamos.
    Pablo; gracias.
    marikosan; no te creas que Rosa Diez me gusta mucho, pero sin duda en las urnas es donde se manifiesta la voluntad de un pueblo, con calma y democracia. Le daremos vuelta a los candidatos cuando se acerque la cosa ¿vale?
    filo; pues a ello, que cada mano suma. Un beso
    ODRY; ni tú ni nadie, pero vamos a buscarla entre tod@s.
    maría; los ilusos nos mantienen con esperanza.
    Sandra; Me gusta más Sampedro como economísta que como novelista, pero su persona me merece una gran respeto, por su integridad y su constancia, pero sin duda nadie puede gustar a tod@s. Un beso
    Claire; no todo el mundo tiene que ir a las barricadas (metafóricas) estar en casa, seguir confiando y mantener la calma y la ilusión, también suma.
    Gerardo G. C.; bienvenido.
    Mascab; a por ello. Un beso.
    Incomprendido... (si uds. me lo permiten) pues cinco euros y una hora te solventan el tema ;)
    Marisa; me reconfortas.
    Taty Cascada; pues que bien que somos much@s.
    poetadebotella; no dejemos que se nos olvide lo importante.
    Carmen; mantenerse despierto y vivo es la primera premisa.
    Sonia; me apunto a no gritar, no puedo con los gritos.

    ResponderEliminar