,

ARENA EN LA BOCA

Leí ayer una "mini entrevista" a Luis Rojas Marcos, que vivió de lleno el 11-S como responsable de los hospitales públicos, con respecto al impacto social causado por la muerte de Osama Bin Laden, le preguntaban cual era la explicación de la curiosa mezcla de júbilo y reflexión que se percibe de Nueva York, y esta es su respuesta:



"No cabe duda de que la venganza o la necesidad justicia son sentimientos muy humanos, que tienen la intensidad de la pasión. Para muchas personas, su muerte representa la conclusión de un capítulo muy largo. Es como una inyección de realismo de lo que supone la revancha. Aunque como decía Martin Luther King, el ojo por ojo y el diente por diente pueden dejarnos ciegos."

"La sociedad tiene una necesidad de castigar al culpable del delito, y eso no ha disminuido con el paso de los años. Quizás lo haya hecho respecto a la crueldad del mismo. Por eso, al cumplirse la necesidad de satisfacer el sentimiento de la justicia eso ayudará a muchos a cerrar las cuentas, habrá como una especie de regocijo. La justicia no es tan limpia como nos gustaría."

Son las palabras de un hombre que siempre me ha parecido sabio y de todas las escuchadas o leídas desde el anuncio de Obama, las que más me consuelan, porque no lamento la muerte de este terrorista, pero me siento huérfana de justicia, me sabe a venganza.

24 comentarios :

  1. Pilar, como te decía ayer, sobre éste tema, sigo sin verlo claro. Y hoy al escuchar más noticias, todavía lo veo má opaco...No sé, pero no me acaba de encajar.
    Me contestaba que tal vez fuesen las demostraciones de alegría por la muerte en norteamérica, lo que no me encajaba, indudablemente, ésto es una maldad insana. Pero hay algo más...la próxima vez que oiga/vea el periódico o el telediario, me pondré la gafas para ver mejor y descubrir qué es eso que me pincha como una espiga en una uña...

    Por lo demás, muy de admirar el análisis de Luis Rojas Marcos y, por supuesto el tuyo, que comparto.

    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  2. A mí tampoco me cuadran muchas cosas. Y como dice mi santo, nadie debería alegrarse de la muerte de nadie, por muy hdp que sea.

    No debemos olvidar tampoco que en los USA siguen aplicando la pena capital en muchos estados, y eso...cuadra bastante con lo que vimos ayer.

    Abrazos Pilar

    ResponderEliminar
  3. Es lo que opino ante esto, que está bien, pero que eso no les libra de todo el mal que hay ahí fuera, que han matado a uno y está merecido? sí, pero eso no les va a devolver los momentos de angustia ni las pérdidas de las personas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. "...Cuando se mata a un hombre legalmente, se comete un crimen mucho mayor que el que cometió el mismo reo. El viajero a quien apuñalan unos forajidos en el bosque tiene esperanzas de salvarse hasta el último momento. Se han dado casos de hombres con la garganta seccionada que no perdían la esperanza de huir, o que pedían que se les perdonase la vida. Y esa última esperanza que hace diez veces más fácil morir, desaparece a causa de esa sentencia irremisible: saber que debes morir. La mayor agonía estriba entonces en el hecho de que sabes que vas a morir, y ninguna tortura peor que esa..."

    De 'El idiota'. Fedor Dostoievski.

    (P.D: Lo de arrojar el cadáver de Bin Laden al mar tiene, además, unas consecuencias homeopáticas aterradoras)

    ResponderEliminar
  5. Me quedo con la frase : "La justicia no es tan limpia como nos gustaria".

    La muerte de este desgraciado no aliviará a los familiares de las victimas del dolor que causa la ausencia de un ser querido, ni podrá borrar el horror que los testigos del 11-S sentimos aquél dia.

    La venganza es un plato de sabor amargo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Vivimos en un circo, esta ha sido una función más.

    ResponderEliminar
  7. Las personas que han perdido a un familiar por culpa de este hombre no les va a doler menos, epro siemrpe queda la satisfacción de que se ha hecho justicia.

    Yo si me alegro de su muerte, un asesino sanguinario como este no puede vivir, no puede.

    ResponderEliminar
  8. Tus últimas palabras, es lo que yo siento de todo esto que se está publicando sobre la muerte de este terrorista: "me siento huérfano, me sabe a venganza".

    Tampoco podíamos esperar menos de un país todopoderoso al que nadie se atreve ni a toserle, en donde se venden armas como caramelos,donde la pena de muerte está a la orden del día.

    Y se nos llena la boca de libertad, democracia y justicia, menudo cachondeo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Pues si que tiene sentido todo lo que dice!Es un consuelo.

    ResponderEliminar
  10. Nuetras venganza, puede llevar a la venganza de una venganza. Esto no tiene fin.

    ResponderEliminar
  11. No sé qué decir Pilar.
    La venganza es casi instintiva en el humano, es difícil desprederse de ella, hace falta casi ser un ángel.
    No creo que nada cambie, habrá otros Obamas (uno detrás de otro),pero supongo que muchas personas se habrán sentido mejor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Muy bien dicho
    Yo hize un post sobre ese tema pero claro no tengo su autoridad en la materia
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Razón tenía Luther King, vamos camino de quedarnos ciegos. Ciegos de no saber ver y decir que la pena de muerte es degradante pero la pena de muerte sin proceso es asesinato. No hay asesinatos legales, el crimen siempre es crimen. Aunque sea crimen de Estado.
    El Imperio siempre tiene la razón pero es obligación de los hombres decir cuándo el rey está desnudo. Obama ha traicionado los principios de la humanidad que aspira a avanzar.

    ResponderEliminar
  14. Gran escritor, Rojas Marcos, y gran psicólogo de la vida: "La justicia no es tan limpia como nos gustaría".
    Completamente de acuerdo con sus palabras.
    Un abrazo, Pilar.

    ResponderEliminar
  15. Mascab; me sentí extraña desde el principio me gusta ver que no soy taaaaan rara.;)
    Tita; estoy con tu santo, creo.
    teologiadeS; nada devuelve al que se fué.
    Larisa, gracias por el fragmento, me preocupa lo del mar ;(
    Andri Alba; pues gracias.
    rodericus2009; sin duda muy amargo
    marikosan; esta es la de cine negro ¿no?
    Sandra; puede que asñi sea, pero no termino de sentirlo bien.
    Emilio Manuel; huerfanos de valores.
    Uma; quizñas lo sea.
    DDmx; sangre llama a sangre.
    Ojosnegros; tanto como un ángel...
    Cruela; con la tuya basta. Un beso
    La de la tiza; ciegos.
    Marisa; triste en todo caso, esa especie de frío.

    ResponderEliminar
  16. Hola Pilar!... para mi simplemente no resiste análisis que un Nobel de la Paz (jaaaa!) sea quien lidere, defienda y se vanaglorie de la muerte de una persona, sea quien sea esa persona. En este caso la oposición Demócrata/Terrorista es tan ilusoria como la antigua Humanitas/Barbaritas- Bárbaros y Civilizados.
    Pobre humanidad, pobre de nosotros intentando ser felices en medio de la locura del poder y la violencia.
    ¡Nos queda el arte y la fraternidad bloguera!
    Todo mi cariño para ti, gracias por tu presencia en mi blog!

    ResponderEliminar
  17. Ah!, aprovecho para invitarte a:
    http://www.laplumaafilada.com
    sección Lengua Virtual!

    ResponderEliminar
  18. Es que es un venganza Pilar... Y sí, era un asesino, pero asesinos fueron los que le mataron también.

    Precisamente hoy he hecho una viñeta (la publicaré dentro de un rato en mi blog) sobre el tema con la frase de Martin Luther, no recordaba quién la dijo (gracias por recordármelo, creo que la inlcuiré en el post) como eje.

    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Estoy de acuerdo en que el ojo por ojo...nos puede dejar ciegos...además como le decía a una persona que decía que sentía alegría por lo ocurrido porque se había hecho justicia...esto no consuela a quienes han perdido seres queridos....esto no los trae de nuevo...y alegrarse por la muerte de un ser humano aunque sea un asesino...te diré que no es muy sano y habla bastante mal de la especie humana....en fin...mucho para pensar....besoooss

    ResponderEliminar
  20. Yo tampoco creo en la ley del talión, Pilar, es demasiado peligrosa, pero también me sentí aliviado al oir que este terrorista estaba muerte, aún a sabiendas que pronto otro lo sucederá en idéntica crueldad...

    ResponderEliminar
  21. La venganza supongo que sigue dando más satisfacción y como bien dice Rojas Marcos no deja de ser humano, sin embargo, no podemos dejar de un lado los principio éticos sobre los que se sustenta la sociedad como la justicia, y la justicia no equivale a ponerse a la altura del otro y decidir sobre su vida o muerte, ojo por ojo y diente por diente ¡me da miedo esa frase! cuanta sangre habremos derramado bajo ese lema

    ResponderEliminar
  22. Eva Magallanes; "Nobel de la Paz" cuanto que decir...
    Ximo Segarra "ACAPU", seguro que lo bordas, un beso
    Marita "el ojo por ojo...nos puede dejar ciegos"
    Canoso; dificil equilibrio entre la ley del talión y el alivio. ¿verdad?
    Rebeca; "la justicia no equivale a ponerse a la altura del otro", no se puede decir más claro.

    ResponderEliminar
  23. Tooootalmente de acuerdo!... me dejas "anodadada"...
    Besitos

    ResponderEliminar