,

ATRAPADA POR ELLA

Maraña de manos, cacofonía de voces, deslumbre de faros absurdamente brillantes que no iluminan nada. Frío en los pies y ardor en las mejillas. Contemplo la imagen desde arriba, como si ese cuerpo que apenas ofrece ya resistencia al  viento, que curiosamente no mece sus cabellos, fuese del de una extraña, pero ni por un instante dejo de saber que no es sino la que me espera al otro lado del espejo.

Quieta tan solo en apariencia, su mente gira sin destino mientras contempla con los ojos bien cerrados los futuros resultados de las decisiones que no tomará, descarta palabras, poses, tonos, actitudes, quisiera impregnarse de la frialdad del mármol, ralentizar sus latidos y abrir los ojos a una decisión que haya tomado el destino. 

Quiero decirle que no existe una respuesta correcta, no todos los acertijos pueden resolverse con la matemática certeza que anhela. Pero sé que no puede escucharme. Trato de sacarla de su absurda lucha, grito palabras huecas que no rompen el silencio, lucho contra la distancia que nos separa y cuando me doy cuenta, soy yo la atrapada en una ceguera que no me atrevo a romper.

Morfeo sigue paseando por mis noches.

24 comentarios :

  1. Hermosa entrada, me alucina porque es verdad que todos pensamos que los otros tienen el problema y cuando nos damos cuenta somos nosotras mismas las que lo tenemos.

    Y esas decisiones son a conciencia o no, pero no hay arrepentimiento porque el arrepentimiento no debería existir para algunos casos.

    ResponderEliminar
  2. Escucha a Morfeo y no te fíes de lo que ves en el espejo. Puedo asegurar que es un gran fullero, jugando a despistar mucho más que tu amigo Morfeo.

    Decide tú, pero sin escucharles a ellos.

    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  3. Con los ojos bien cerrados se ven mejor las cosas. Incluso el mármol. El mármol impone respeto a la hora de confirmar sus latidos. Y mira que 'respeto' es palabra gastada y cutre. Snif.

    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡QUE NO ES MORFEOOOOOO!!!!!!!!! ¡¡¡QUE ES SU PAAAAAAAADREEEEEEEEEE!!!

    ResponderEliminar
  4. antes que nada, por fin consegui apagar el ruidito ese que me pone locaaa!!!!
    En la otra casa unos vecinos tenian eso, creo que se dice de buena suerte, pero a mi me desconcentra!
    Listo!
    Que sucede?
    Dos caminos y una decision?
    Te creo lo suficientemente inteligente e intuitiva para saber elegir lo mejor, lo mas conveniente y acertado.
    No se por que,me suena que sos una mujer a la que los dilemas no le alteran muy seguido el sueño...de que indole sera el dichoso dilema?
    Que intriga...
    Se que lo haras bien.
    Besos y segui tu intuicion!!!

    ResponderEliminar
  5. Que buena entrada Pilar, cada palabra una reflexión!!
    Un abrazo amiga blogera!!

    ResponderEliminar
  6. Hermoso relato. Sutil, pausado, y vuelven las olas del mar a traer a Morfeo para que visite tus noches.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. A miotad de semana siempre nos ponemos reflxivos y meditabundo, eso es antes de fin de semana n el cual nadie para. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Algunos espejos son capaces de reflejar lo que el ojo humano es incapaz de ver.
    Precioso texto, Pilar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Vaya! Nena te has superao, me ha gustado mucho, es una entrada echa con el corazón.


    Un besazo preciosa.

    ResponderEliminar
  10. muy bonita la forma de contarlo, pero el sueño debe haber sido bastante inquietante!
    besos

    ResponderEliminar
  11. el eterno dilema de las encrucijadas. Varios caminos, sin saber cual será el más acertado. Y siempre la duda de qué habría pasado si se hubiese elegido otro diferente.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. No sé si Morfeo o la almohada tienen la respuestas, a veces de tanto pensar nos obnubilamos. Es mejor confiar en nuestro instinto, en nuestro natural sentido de la equidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Seguro que al otro lado del espejo hay una respuesta. Tu Morfeo es muy enigmático, y tus sueños una delicia para saborear recien despierta.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. ¿Cuándo somos nosotros realmente: en la vigilia, en el sueño, a la luz del día? ¿Quiénes somos en verdad?

    ResponderEliminar
  15. saludos, tanto tiempo sin pasar por aqui, recien vengo a actualizar mi blog, en verdad ahora mi inspiracion anda quizas cuantos metros bajo tierra, espero hacer que llegue a las nubes asi publicar mas seguido.
    me gusta su texto como todos estan buenisimos, sigue publicando y yo esperare pasar y leer algo.
    dejo saludos

    ResponderEliminar
  16. El día que atrevemos a mirarnos con sinceridad descubrimos tantas cosas, que a veces es más fácil volver de forma immediata a la ceguera previa.

    ResponderEliminar
  17. Dicen que al filo de la media noche es cuando se dicen las cosas mas maravillosas...quiza morfeo estaba esperando a escucharte.
    Me ha gustado tu relato,gracias.

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola Pilar! creo que hoy voy a recordarte la frase de tu perfil:
    "Vivir con la mente y los sentidos despiertos"...
    El espejo invierte las cosas, imita nuestros movimientos, pero sólo refleja lo que ve por eso tenemos que intentar vernos con cariño.
    Besitos

    ResponderEliminar
  19. Una entrada llena de angustia, la vi como en una cárcel, ¿quién no se ha sentido más de una vez así o muchas...?
    Besos y buen fin de semana Pilar.

    ResponderEliminar
  20. JO-DER!!. Ufff...

    Preciosas letras silenciosas que han invadido lo más profundo de mis entrañas.

    Chapeau!!, nena.
    Me ha encantao.



    Un besazo, coraçao

    ResponderEliminar
  21. Comentarios rescatadossábado, 14 mayo, 2011

    Blogger La de la tiza dijo...

    Al blogger se le ha ido la olla, querida Pilar.

    viernes, 13 mayo, 2011

    Blogger rodericus2009 dijo...

    Saludos Pilár

    viernes, 13 mayo, 2011

    ResponderEliminar
  22. No se que pasó con el blogger, pero mis comentarios no llegaron. Era mas o menos así: "Esto el un poema, querida amiga! Sos una Diosa para describis sentimientos. Besote!!"

    ResponderEliminar
  23. Es precioso el texto Pilar...

    ResponderEliminar
  24. Me ha gustado leerlo, pero no estoy seguro que a ti te ocurriera lo mismo al vivirlo o soñarlo.

    besotes

    ResponderEliminar