...

Quizás sus manos puedan borrar, caricia a caricia las abiertas cicatrices, quizás sus palabras se conviertan en bálsamo que alivie el dolor ardiente y seco, quizás el tiempo aminore el trepidante ritmo de las imágenes que la asaltan cuando cierra los ojos. Quizás llegue una noche que no asuste, una llamada que no altere, un silencio que no hiele la sangre, y pueda volver a abandonarse en sus brazos, quizás.

Mientras, contempla el abismo, apenas sujeta por un amor traicionado y una confianza rota.

21 comentarios :

  1. A veces es más dolorosa la incertidumbre que siembra la duda, que la propia traición que se presiente y no se confirma.

    Celos, inseguridad? dónde nace la duda? por qué dejamos que a veces nos corroa?

    Mejor abrimos la ventana y miramos el nuevo día. Siempre hay esperanzas mientras tengamos vida.

    Besos, guapa y dile a Morfeo que te deje descansar!

    ResponderEliminar
  2. Y que situación más terrible es estar así, esperando que el tiempo cure lo incurable.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Es un quizás que no sabemos si mañana pasará a ser un tal vez o un hecho.
    La confianza rota es lo peor, ya que te quedas sin identidad.

    Un saludo y preciosa entrada.

    ResponderEliminar
  4. Bellisimo, quizas... su alma vuelva a creer. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Creo que cuando miras el abismo, únicamente debes mantener el equilibrio, no hay nada más que te sujete.

    ResponderEliminar
  6. Pues sí, como dice el dicho "no me duele que me hayas traicionado, me duele que no podré volver a confiar en tí". Existen hasta libros dedicados a superar una infidelidad. El que traiciona no lo hace normalmente con maldad, es que a su cuerpo ya le apetece buscar un horizonte nuevo pero el traicionado... bueno, ese sí que se lleva lo peor. Contra estos males no se me ocurren defensas. Sólo el remedio difícil de dejar pasar el tiempo hasta que ya no importe.

    ResponderEliminar
  7. Si no hay confianza, es difícil que el amor dure, las dudas son lo peor.
    El texto precioso como de constumbre


    Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. La mancha de una mora con otra mora se quita no??. Pues eso creo que esta haciendo ella.

    Besito.

    ResponderEliminar
  9. Lo peor que puede ocurrir entre dos no es la traición misma, sino la pérdida de confianza derivada de ella.
    Pero no confiar en alguien no debe significar no confiar en nadie...

    Buena semana, Pilar.

    ResponderEliminar
  10. Por desgracia cuando la confianza se pierde ya no hay nada que hacer....amor?...bonita palabra,no se bien que significa.

    ResponderEliminar
  11. Quizás pueda, por ahora lo sigo contemplando...Gracias, bsos.

    ResponderEliminar
  12. Mientras sueña con los quizás, hay una realidad, un abismo en el que puede caer.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Hoy dejas un escrito duro, se perdona pero, ¿se puede olvidar?...
    Siempre dije que en algunas ocasiones es mejor vivir en la ignorancia que tu mano izquierda no sepa lo que hace la derecha, de lo contrario la duda corroe hasta la ilusión más fuerte.
    Sabiduría antigua:
    "Mala cosa es tener un lobo cogido por las orejas, pues no sabes cómo soltarlo ni cómo continuar aguantándolo"
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Puedes ser bueno o malo a los ojos de alguien, puedes ser mejor o peor persona.
    Pero lo peor de todo es que duden de ti. La duda hace que se te cierren puertas, que se te cierre el amor y desde luego que pierdas la confianza de la gente.
    Es mejor ser inocente o culpable antes que dudoso.

    ResponderEliminar
  15. Quizas, quizas, quizas...

    Quizas algunos besos

    ResponderEliminar
  16. El eterno dilema, puede olvidarse aquello que se perdona, puede rehacerse lo derruído.

    Gracias por vuestras visitas y vuestras palabras, a tod@s.

    ResponderEliminar
  17. Nueva Luna; pues pinta mal. Un saludo

    ResponderEliminar
  18. Quizas...
    Lo importante es que siga en pie.

    Anne

    ResponderEliminar