,

¿QUIEN SABE?

En ocasiones la vida te hace un giño y el día que se presentaba eterno y avanzaba empeorando por momentos se cierra con un broche ameno y fácil, ligero como una pompa de jabón.

21 comentarios :

  1. Quién sabe. Me encanta tu entrada, porque no puedes llevar más razón. No hay líneas equilibradas siempre tienen alti-bajos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Me alegro mucho de que al final se enderezara el día. Eso está muy bien.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¿me presta un ratito tus gafas de ver el mundo con optimismo? Es que no encuentro las mías.
    En algún sitio deben estar.
    Un besino.

    ResponderEliminar
  4. Ay, Dios mío, qué cosa más boniiiita! Ay, eso tiene venir a tu blog, que una puede encontrar tantas cosas, muy variado. Esta entrada me ha fascinado.

    Gracias Pilar por estar. Eres un pedacito de cielo.

    Andri

    ResponderEliminar
  5. Es la magia de la vida, por eso es tan hermosa. Nunca nos deja de sorprender, allí radica su belleza.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Siempre la vida nos hace un guiño, subite a esa pompa de jabón a disfrutar!

    ResponderEliminar
  7. Como dice Serrat, " De vez en cuando la vida, afina con el pincél ".

    Esos escasos momentos, valen por toda una vida.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Aunque cada día tienen su afán...a veces la vida te da sorpresas...y cuando menos lo esperas te regala palabras y sonrisas...
    besos.

    ResponderEliminar
  9. la del vestidito azuljueves, 26 mayo, 2011

    Pompa de jabón para mí también... La magia de la conversación compartida. ER lo que tiene.
    ¿cuándo repetimos?

    ResponderEliminar
  10. Exactamente así. Los guiños de la vida y esas pompas de jabón, tan sutiles, nos inspiran y nos animan.
    Un abrazo desde Bs. Aires

    ResponderEliminar
  11. Como decía ese, pero al revés... siempre positivo... nunca negativo....

    ResponderEliminar
  12. También es importante saber apreciar ese guiño, que en ocasiones estamos tan a lo nuestro que no vemos más allá...
    ¡Qué bonitas son las pompas de jabón!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  13. (...)yo amo los mundos sutiles,
    ingravidos y gentiles
    como pompas de jabon.

    Así es la vida, Pilar, ya nos lo dijo Machado...

    Un beso, guapa!

    ResponderEliminar
  14. Hermoso...
    Hay días y días,quién sabe
    Son tan impredecibles...

    Te envío mi abrazo.
    Dani..

    ResponderEliminar
  15. Casi todos los días se nos cruza alguna pompa de jabón pero no somos capaces de verla de tan abstraídos como estamos en otros asuntos.

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola Pilar! efectivamente hay días que uno piensa:"mejor hubiera sido quedar en cama" y me alegro mucho que de alguna forma llegara un poquito de esa magia que nos hace sonreír...
    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Os deseo el placer sencillo de las pompas de jabón, besos

    ResponderEliminar
  18. ¡Un broche ameno y fácil! Gracias por darnos palabras de optimismo. Me encantó.
    Ya arreglé lo de los comentarios! Gracias de nuevo!
    Un besote

    ResponderEliminar
  19. Esos días es mejor dejarse llevar y no preguntarse razones ni porqués, ya vendrán otros en los que el disfrute se nos antoje complicado.

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Me gustan las pompas, escribí sobre ellas. Me gustan los días que acaban bien. Me gusta lo que escribes. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar