, ,

DESPUÉS


Tras el grito, queda el silencio.
Tras la multitud, la soledad.
Tras la gente, las personas.
Tras la rabia, el miedo y el dolor.


No ando sobrada de optimismo y me cuesta resistir el impulso de encerrarme en el caparazón a esperar que escampe, quizás sea el desencanto de ver como tanta pasión, tanta razón, tanta rabia justificada y sobre todo tanta fuerza se estrellan una y otra vez contra la sorda barrera de la avaricia de unos y el miedo de muchos.

19 comentarios :

  1. Las flaquezas preceden a una embestida aun mayor. Tras gastar energia de forma tan descomunal, es normal quedar abatido.

    Tengo fé en que todos juntos algo puede cambiar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Nena, un poco de optimismo hoy que ya vendrán mañana a bajarnos el ánimo.

    ResponderEliminar
  3. Por lo menos después no es solo el silencio, es el silencio de las personas que antes gritaban y ahora hacen a los demás cambiar sus ideas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. En algún momento se abrirá una brecha y ...

    ResponderEliminar
  5. Animos Pilar, necesitamos muchos ánimos. Es mala época para los cambios, llega el verano, y cada uno a lo suyo.

    ResponderEliminar
  6. Con lo que cae, hay motivo de estar como Pilar; pero se acerca el verano, faltan horas, mientras uno se va al campo, piscina, playa o a donde mejor me venga estaré un tanto anestesiado y pensaré lo justo. ¿No se van de vacaciones los políticos ¿porqué yo no?,como la prensa, durante los meses de verano me dedicaré a ver "serpientes de verano"

    ResponderEliminar
  7. no no no Pilar... aguantemos que seguro que se logra ;D

    ResponderEliminar
  8. Déjame aliviarte con mi optimismo. Veo a mucha gente con buenas razones y comportamiento ejemplar e inteligencia en este asunto. Veo pequeñas batallas perdidas pero la posibilidad de ganar en el cómputo global. Aunque no se gane todo lo esperado ni se tarde poco.Aunque entiendo que tu inteligencia se resista al optimismo. Los problemas son tan grandes que parecen más grandes que nosotros. Aún así...

    ResponderEliminar
  9. Tras el grito queda el silencio, sí, pero un silencio repleto de palabras, opiniones, protestas y derechos de expresión liberados. Algo es algo...

    ResponderEliminar
  10. Aunque uno no ande sobrado de optimismo, hay que hacer un esfuerzo por no perderlo del todo, Pilar. Todo en la vida puede girar de un momento a otro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Si perdemos el optimisto y la esperanza, apaga y vámonos :S

    ResponderEliminar
  12. Qué razón y que bien contado, como siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Lo peor de todo es el miedo, contra la avaricia se puede luchar, pero el miedo es libre y contra eso....

    ResponderEliminar
  14. No se debe perder la fe. Los cambios se logran cuando la confianza, la palabra, la valentía, el compromiso no se extravía en la simpleza de un par de batallas. La guerra se gana con esfuerzo y constancia.
    Un beso Pilar.

    ResponderEliminar
  15. Gracias por el empujón, me hacía falta, pero ya remonto.

    Besos a tod@s, y gracias a Mosiés por ser el 250!!!!

    ResponderEliminar
  16. Pero tenemos que seguir adelante, Pilar, o se va todo al traste. y no vale pensar que sigan los demás, tenemos que seguir todos.

    Besos de ánimo y buena.

    ResponderEliminar
  17. Pilar, cuando un@ está un poco "asíasá" es difícil ver las cosas con cierto optimismo, pero con esa cerrazón ya contamos, ya lo sabemos, ya conocemos lo hp que llegan a ser los que más tienen. Pero, como el mar, no hay que cesar... esto que se empieza a mover no es una ola sola, son muchas olas...

    Un beso

    ResponderEliminar
  18. No hay que rendirse nunca cuando se cree tener la razón. Nos dejaran heridos en nuestra rabia durante el verano, pero el otoño renaceremos más ardientes, con más rabia y más pasión. No nos vencerán Pilar, nunca nadie nos vencerá... Al menos nuestras mentes son libres...¿o no???

    Besos, guapa!!

    ResponderEliminar
  19. Te comprendo, pero lo mejor que podemos es apaciguarnos y esperar confiados.

    Abrazos amiga

    ResponderEliminar