AL AGUA, CISNES

Ví por primera vez a Esther Williams en aquella Escuela de Sirenas, en el cine de verano que había en el patio de vecinos de la casa de mis abuelos en Málaga, (de pie y calladita, para que no me descubrieran los mayores) y no he podido olvidarla.


De cría me encantaba hacer el ridículo monadas en el agua, entornaba los ojos y hacía cabriolas sintiéndome grácil y elegante (en el agua se pesa menos), giraba, daba volteretas y sacaba las manos haciendo gestitos a medio camino entre una bailarina de flamenco y el manco de los piratas.

Con la edad, me ha crecido la vergüenza (vale, otras cosas también), y me limito a saltar con cierta gracia, nadar con pausa y flotar en medio de la piscina tratando de librarme de los niños con pelotas o los jovencitos que las tocan.

Claro que lo compenso disfrutando del impecable espectáculo de la selección española de natación sincronizada, que ha crecido con imágenes de Genma Mengual y su particular Universidad de Sirenas;

19 comentarios :

  1. ¡Yo hacía el pino! ¡Y volteretas! Moooooooola.

    Ahora simplemente voy a misa.

    Deseo que no perdamos nunca la capacidad de hacer el ridículo.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo, nadar poquito. Lo justo para flotar y no hundirme en aguas tranquilas de piscina. En el mar, en cuanto no hago píe me entra el yuyu.

    Y de lo de saltar de cabeza...mejor de pié, a ser posible -ya he aprendido-, sin taparme la nariz.

    Es lo que soy: un poco ridícula!

    Beso, guapa1

    ResponderEliminar
  3. No te preocupes, que eso nos ha pasado a todos. Aunque hayamos pasado ya la edad "de merecer".
    Un besino.

    ResponderEliminar
  4. Si, a ellas les queda tan bonito...
    Yo con flotar un poco, ya estoy contenta.

    ResponderEliminar
  5. Ay, Pilar! Creo que eso lo hemos hecho todas, con más o menos gracia.

    A mí lo que me llama muchísimo la atención es que aguanten tantísimo tiempo bajo el agua! Yo, como floto poco(cosas de la raza), cualquier cosa de éstas me llama la atención poderosamente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Yo también soy un sireno, me muevo en el agua como un silfido, me ha costado algunos años, pero vamos, muevo brazos, muevo pies y la cabeza de un lao pa otro, mas o menos como Esther Williams pero en tio.

    Un abrazo.

    PE./ Ayer vi en el canal+ "Las chicas de la cruz roja", como últimamente has comentado alguna peli, ¿que te parece esta?, me gustaría saber que punta le sacas, ya que puntas tiene a mogollón.

    ResponderEliminar
  7. Pues yo con agua me vuelvo también de lo más sireno. No es que haga espectáculos acuáticos pero una vez estoy en el mar o en la piscina me resulta casi imposible salir de ese medio. Creo que debería vivir en un batiscafo para ser feliz. Y sería un lugar muy tranquilo y pacífico.

    ResponderEliminar
  8. Qué feliz era yo cuando hacía "monadas" en el agua....
    Por cierto, que feliz me despido, que ¡me voy de vacaciones!. Te deseo que disfrutes mucho de este veranito y que haya mucha piscina.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  9. Uyyyyyyy Pilar!!! Qué hermoso recuerdo me traés! Vi esa peli montones de veces, y soñé con ser Esther Williams, con danzar en el agua al compás de la música. Será por eso que hoy me gusta tanto el Acuagim!jeje.Bsos

    ResponderEliminar
  10. Siempre hay que ser un gran nadador en la vida y aprovechar la ola...

    Un beso, Pilar.

    ResponderEliminar
  11. preciosa introduccion! la verdad es que Gemma ha dejado buen relevo ¿no?
    besos

    ResponderEliminar
  12. A mi me encanta el agua y cuando estoy en ella me siento como pez en su abitad pero sin branquias ni escamas,,, aunque mi madre de pequeña me solía decir que como no saliera ya del agua al final me saldrían.
    Una pasada lo de estas chicas.
    BESOS MIL

    ResponderEliminar
  13. Con la edad, me ha crecido la vergüenza


    Ya somos 2 :) jajajaaj me encanto tu entrada he visto el video , espectacular

    Un beso mi linda y buena amiga

    ResponderEliminar
  14. Aaaaaa y mil gracias por ese abrazo que me dejaste , lo senti ,tu calor de amistad llego hasta Mexico con ese abrazo

    Besoss Bella

    ResponderEliminar
  15. ¿Estás queriendo decirnos que estás de vacaciones sin herir nuestra sensibilidad?
    A mí me gusta el agua sin excesos y nunca he sido una entusiasta de la Willians. ¡Qué tiempos cuando nos parecían modernas sus pelis!
    Hale, querida, a disfrutar.

    ResponderEliminar
  16. Hola Pilar, yo me conformaría en meterme en remojo en la acequia que pasa por nuestro convento, a otra casa no puedo ni debo aspirar jaja!! pero los demás, !floten y naden lo que puedan, que la vida es corta.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  17. Larisa; tranquila, no parece que se nos pase.

    Mascab, riducula de secano, para variar ;)

    Valdomicer, mal de much@s...epidemia

    LaLolaSh, cada uno en su poder, disfrutando.

    Ebony, las sirenas respiran bajo el agua.

    Emilio Manuel, sireno, me tomo nota y prometo comentarla.

    Houellebecq, me haces un hueco?

    Claire, felices vacaciones!!!

    Nueva Luna, eran tan elegantes ¿verdad?

    Marisa, estamos esperando el Gran Miercoles.

    Uma, sin duda una gran cosecha.

    MEME, hola, deditos arrugados ;)

    Patricia 333, un beso transatlántico.

    Contando los sesenta, todavía no, pero están ahí, casi las toco...

    Monja de Clausura Orden de Predicadores; pues un remojón en la acequia no he probado pero en la alberca, con las ranas, sí. Un beso con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  18. Claro! jajajaj, en Madrid, NO HAY PLAYA!!! jajajaj

    -no me tiro de cabeza por el problema con mis cervicales y porque mis hijas y mi chico andan siempre pendientes para impedírmelo, pero no se lo cuentes a nadie-

    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  19. Recuperate, Pilar, esos mimos te los mereces.
    Me encanta leerte, pero siempre es antes la persona.

    Un enorme beso

    ResponderEliminar