, , ,

DE TECHING

O en castellano, de desintoxicación de la tecnología, hemos pasado el fin de semana, no era parte del plan, y no ha sido falta de conectividad del pequeño hotel donde nos hemos refugiado para realizar la difícil pero ineludible tarea, de meter en cajas una vida que ya no es; pero a veces las cosas suceden y hay que dejarse llevar.


Buceando entre el pasado, los recuerdos se han sentado a nuestro lado, de la mano de ropa de otros tiempos, libros que poblaron largas tardes de veranos de siesta obligada, niños y jóvenes nos han sonreído desde las congeladas imágenes enmarcadas, facturas en pesetas, teléfonos de seis cifras, toallas playeras propias de Cuéntame, tanta vida que al final, las sonrisas han vencido a las lágrimas.

Y tras la inmersión en el pasado, en aquella vida real, de cartas y telegramas, el alma le pide al cuerpo, piel, calma, personas.

10 comentarios :

  1. Ay. Ay que me gusta el planazo, maifren.

    'Cuéntame' llegará al futuro antes que nosotros. Jaté en la evolución natural de la serie. A ese ritmo, se ponen en el 2050 en un par de temporadas.

    Ay, las pesetas. Me eriza pensar que ahora mismo están fornicando zagales que no saben qué es pagar en pesetas. Semos mayores. Snif.

    Sigo mandando cartas desas con sellos. Sí, soy yo.

    Basta. Me voy a la fiesta que da Nacho Polo.

    Bicos criminales.

    ResponderEliminar
  2. Ay Pilar! no sé si entender que lo estas pasando un rato mal o si es solo un trabalenguas tu post.

    "una vida que ya no es..." si alguien te falta lo siento, siento que estés pasando por éste momento. Si una relación querida se ha terminado, también lo siento.

    Pero en ambos casos te animo a seguir mirando hacia el horizonte y llenando tu vida de buenos instantes...no sé, igual estoy haciendo el tonto y hoy no he sabido interpretar tu sutil ironía...

    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  3. Larisa; ha sido una combinación de sentimientos más que intensa, lejos de todo lo que no es real.

    Mascab; nos ha tocado "recoger" la antigua casa de vacaciones familiar, y ha sido duro, pero con un regusto dulce. Gracias por el cariño. Besos

    ResponderEliminar
  4. Cuesta mucho revivir los viejos tiempos, máxime cuando los vives en aquellos lugares donde todo parecia encajar en ese momento... aunque ahora visto desde la perspectiva de estos nuevos momentos tan rápidos, tan informatizados.. tan mecanizados...parece demasiado antiguo...
    Cierto que siempre te hace sonreir verte en perspectiva... aunque como bien dices... despues de las sonrisas llegan las lágrimas de nostalgia...
    Que buenos tiempos donde primaban las personas... y los hechos...sin tanta tecnologia sustitutiva.

    Un besazo guapa.

    ResponderEliminar
  5. profundas letras nos regalas hoy dulce amiga, cuajadas de añoranza y belleza, un besin de esta amiga que te desea feliz inicio de semana princesa

    ResponderEliminar
  6. q bonita entrada pilar, y q emotiva

    ResponderEliminar
  7. En éste caso, te comprendo.
    Me sucedió igualmente cuando deshicimos la casa de mi abuela para venderla porque ella, se trasladaba a su residencia... Fue durísimo y lloré durante mucho tiempo. Tanto me lastimaba tirar algunas cosas que llené mi trastero de recuerdos...y mis estantes de libros antiguos de mi abuelo.

    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  8. Si al final las sonrisas vencieron a las lágrimas no estuvo mal, en mi última experiencia parecida fue al revés y no es nada apasionante, te lo aseguro.

    besos

    ResponderEliminar
  9. Gala(tea); gracias por tu visita, la nostalgia es un dolor dulce que hay que vigilar ;)

    OZNA-OZNA , gracias por tus buenos desos.

    maría, gracias por estar.

    Mascab, es duro, sin duda (libros que no me caben, me traje, claro)

    Canoso; al final hay que mirar adelante y rescatar lo bueno. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Esos momentos agridulces con que la viada nos sorprende de vez en cuando. Lo importante es que has disfrutado de ese pasado en este presente y que te ha hecho aflorar sentimientos de todo tipo. Precioso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar