A PUERTA HELADA

Jornada completa, reunión hasta tarde, a medio empijamar suena la puerta, abre uno de los chicos:


- ¡Mamá...

- Buenas noches (una chica bajita, con carpeta, y tarjeta identificativa de empresa de GASPEPITO al cuello, me mira de arriba a bajo, vale estoy en pijama, pero es mono...)

- Menos mal, ya he venido cuatro veces y nunca están (tono molesto y ausencia de sonrisa)

- Perdone (¿porqué me disculpo?, aborrezco estos gestos complusivos)

-Traígame la factura del gas, tengo que comprobar qué tarifa le están aplicando...(tono empeorado y aire de "ya estás tardando")

- Mire es que no sé dónde están...

- Pues búscala, si no, no puedo hacer nada (gesto en la cabeza, de "vamos, vamos")

- Perdone pero ahora...(ya es bastante tarde y tengo cosas que hacer, estarán el despacho...pero ...levanto la vista, me fijo en la tarjeta y caigo...yo no tengo el Gas con esos Perdona pero, si no no tengo el contrato del gas con esa compañía...

- Claro, es para ver que te cobran y hacerte mejor oferta, o ¿es que no quieres pagar menos??? (Subida de tono y última frase con cara de "eres boda del todo")

- Mira... pues no lo sé, pero ahora estoy muy ocupada, adiós.

Y yo que pensaba que el marketing telefónico era agresivo.
Hoy la entrada de política la escibre UMA-MÁ, no dejes de leerla AQUÍ

25 comentarios :

  1. A la mala educación, como al enemigo, Ni agua! portazo en la cara se habría merecido la tal señorita bajita!

    Y pretenderán hacer muchas ventas con ésos modos!

    De marketing la enseñaron poco a la pobre. Igual es que había estudiado para bióloga!

    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  2. Es tremendo el acoso telefónico por parte de un montón de compañías para conseguir captarte como cliente. Y no te digo nada con los que llaman a tu puerta y encima con esos modales...
    ¿Quién se han creído que son para abordarnos de esa manera? Dan ganas de darles con la puerta en las narices sin contemplaciones ¡grrrrrrr!

    Un beso, Pilar.

    ResponderEliminar
  3. Madre mía, y yo pensando que estabas de coña...
    A mi me hablan así, en ese tono imperativo, en la puerta de mi casa, y yo en pijama...y el cuento habría acabo de otra manera.jajaja.

    ResponderEliminar
  4. Hostia, Pilar!! :
    ...¿Y no la diste una patada en la boca?.

    ResponderEliminar
  5. Parece que ahora las empresas han dado la orden a sus comerciales de que ser bordes y visitar a los clientes cuando están cenando, hacen que seamos menos reacios a cambiar de compañía suministradora. Lo que no se dan cuenta es que si antes molestaban, ahora ni te cuento.

    ResponderEliminar
  6. Hace un tiempo me presenté a una oferta de trabajo en ese plan, sólo que por la calle, de negocio en negocio, y la técnica que empleaban era la misma. Como imaginarás, sigo buscando trabajo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Yo directamente ni abro la puerta.
    Además hay mucho timo con estas cosas. Vamos, que no me fío ni de mi padre.
    Si quiero mejorar mis contratos con las compañías ya me encargaré yo y a la hora que me venga bien que para eso soy la clienta y siempre tengo razón. ¡Faltaría más!

    ResponderEliminar
  8. No te he dicho nada del cambio de look. Ya he leído por ahí que estás en proceso de renovación otoñal aderezada con un pelín de crisis de ideas. Lo de las ideas no se te nota nada y lo del cambio de look a mí me gusta: Tonos más claros y pensamiento más humorístico y optimista. Es necesario.

    ResponderEliminar
  9. Pilar llevas toda la razón, me pregunto si es que no dan unas mínimas normas de técnicas de ventas a aquellas personas que van de puerta en puerta; es cierto que es un trabajo duro, que recibes muchos improperios, que estás mal pagado, normalmente son contratados como autónomos, pero por favor, un poquito de educación.
    Mi táctica cuando recibo a un comercial agresivo en la puerta de casa en cerrársela en las narices, por teléfono cuelgo sin más, aunque ya se que al dia siguiente se repetirá la historia a la peor hora posible.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Una buena patada en la boca y dejan de molestar, créame.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  11. Primero vienen los de una compañía tres días después los dela otra te ofrecen mejores condiciones durante tres meses ,.....y así , así son las cosas,
    ¡menos mal que no todos son tan "arrogantes " como el que tú nos describes pero si que son y usan la agresividad Algunos incluso son unos completos...
    Un Beso

    ResponderEliminar
  12. Recuerdo cuando me llamaba casi a diario para que renueva un anuncio en las páginas rojas que nunca había puesto, cuando les decía que no iba a proporcionarles ningún dato casi me insultaban... al final hize lo mismo con ellos... y de verdad que la mala educación y el morro son despreciable en grado sumo

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Yo creo que están asqueados de que la gente les cierre la puerta y volcan sus frustraciones con un tono agresivo.
    Igual piensan que con ese tono te acojonan y cedes al quasi-chantaje emocional que producen en las personas...
    Con algunas es posible que funcione, pero ya te digo que a mi me viene uno con esos aires y le mando al karajo mas rápido que corriendo...

    Si es que... hay que ser palurdos para intentar vender algo con esa falta de tacto...
    Habrá una escuela especial para este tipo de comercial??
    hmmm pensaré en ello..

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  14. A mi también me vinieron la semana pasada con el mismo cuento. Me tienen arta los del gas y la luz con tanta petición de factura!!! Yo ahora les digo: Lo siento, pero soy la chica que limpia y los dueños no están en casa!!! A tomar viento fresco por ahí!!! Que cuando quiera informarme de algo ya me moveré yo!!! Un besote

    ResponderEliminar
  15. Avanzadas habilidades comerciales. HQJ (Hay que joderse!)

    ResponderEliminar
  16. Pilar, estamos invadidos de pillines , que nos quieren robar hasta la buena voluntad, en casa han intentado también una treta de propaganda que no hemos solicitado y no nos los podemos quitar de encima ni con abogado.
    Gracias por gustarte mi trabajo, es lo que llevo dentro
    Con ternura te dejo un beso
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  17. Me pongo en el lugar de la petisa, yendo de puerta en puerta al principio con una sonrisa y recibir a cambio caras furiosas y al final la pobre esta que no aguanta nada y toca tu puerta...

    La vida me ha enseñado a mirar por ambos lados del lente.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Yo es que soy mucho menos educada, no abro la puerta, directamente, porque ya he tenido malas experiencias. Además es que si me oyen me da igual, sé que hacen su trabajo, pero yo estoy en la intimidad de mi casa.

    ResponderEliminar
  19. Hola Pilar, ahora a la vuelta de vacaciones nos están invadiendo mucha gente como esta, que lo primero que deben aprender es eso educación pero en fin de donde no hay no se puede sacar, desde que tuve una mala experiencia ya ni abro la puerta, si yo quiero algo ya me las arreglare que gratis nadie da nada, en todos sitios están.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Eso da una idea de cómo está el panorama laboral.
    Por sistema, hay que tener cuidado de a quién y cuándo se abre la puerta, en pijama y en traje de coctail.
    Dicho lo anterior, yo he aprovechado una de esas contraofertas vía telefónica para sacar un supermóvil by de face. (Me lo cobrarán en tarifa, sospecho)

    ResponderEliminar
  21. A mis papis (que ya están entraditos en la 3ª edad) me los quisieron engatusar con eso. La que tuve que liar después para revocar el lindo contratito de marras obtenido con mentiras y malas artes.

    Pero no me engaño, estos comerciales son así porque estas grandes compañías son todavía peores, los quieren así. Por eso está el patio como está y el paro anda ya por ni te cuento...

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Excelente Pilar, un adiós a tiempo y si más, jaja. Me encanta la remodelación de tu casa La amatista, piedra de la transformación, color de la transmutación, besines!!!

    ResponderEliminar
  23. Encima que vienen a tu casa a horas intempestivas se permiten el lujo de ser desagradables. Yo la hubiera puesto en su sitio de peores formas, estoy segura.

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Estos modales se generalizan en los comerciales, cuando realmente hay gente muy educada. dudo que estas formas sirvan de algo.

    ResponderEliminar
  25. Hola a tod@s, da mucha rabia que se cuelen en tu casa de malos modos, pero no dejo de pensar que seguramente de poder elegir estas personas se dedicarían a otra cosa y ...que mal rollo.

    besos

    ResponderEliminar